Economía y Empresas > MERCADO DE CAPITALES

Fondos cotizados: cómo funcionan y qué ventajas ofrecen para el inversor

Su alta diversificación y los bajos costos de transacción los hace una opción atractiva para sacarle jugo a los ahorros

Tiempo de lectura: -'

29 de octubre de 2018 a las 05:03

Tienen alrededor de 25 años de existencia, pero en los últimos cinco han ido ganando mayor popularidad en el mundo. Incluso, son una opción cada vez más utilizada cuando se diseña un  portafolio con el objetivo de rentabilizar ahorros. Los Fondos Cotizados de Inversión o Exchange Traded Funds (ETF), son fondos que operan en bolsa y replican los resultados de un índice de acciones o una cartera de bonos, por ejemplo.

Estos instrumentos tienen entre sus ventajas la posibilidad de diversificar la inversión con un único producto y a bajo costo. Por ejemplo, si se quiere invertir en las grandes empresas tecnológicas de Estados Unidos, pero no se sabe qué acción elegir se puede adquirir una participación en un ETF del sector tecnológico y tener acceso a una canasta completa de acciones.

De esa forma, en vez de estar invirtiendo en una sola empresa se lo estará haciendo en varias empresas a la vez, lo que también ayuda a reducir la exposición al riesgo.

También se puede querer aprovechar el buen momento de Amazon, pero no tener el dinero suficiente para hacerse de acciones que hoy tienen un valor superior a US$ 1.600 cada una. Un ETF da esa posibilidad sin tener que desembolsar una gran cantidad de capital.

El First Nasdaq-100-Tech invierte en 37 empresas que forman parte del Nasdaq 100. El 89% son acciones estadounidenses y su precio es de unos US$ 70. Otra opción es el Technology Select Sector que tiene activos en Apple, Microsoft y Visa, entre otras y su precio actual es de unos US$ 69.

Lo mismo si alguien quisiera replicar un índice bursátil, por ejemplo, el Standard & Poor´s 500 que incluye a las 500 empresas más representativas de la bolsa de Nueva York. Para ello tendría que conformar una cartera con todas sus acciones según su ponderación. Si adquiere participación en un ETF logrará su objetivo con una sola transacción.

Los importes mínimos son reducidos por los que se puede acceder con pequeños capitales. Uno de los más populares en el mundo es el SPY y la cantidad mínima a pagar actualmente para comprar una participación es de unos US$ 268.

Cómo funciona

Las participaciones se compran y se venden en tiempo real igual que las acciones, por lo que se pueden negociar en cualquier momento del día sin tener que esperar al cierre del mercado para saber el valor de liquidación.

Para operar con estos fondos se hace igual que si se fuera a comprar acciones o bonos abriendo una cuenta con un corredor de bolsa o un broker. 

La oferta para un mismo instrumento es muy amplia por lo que es recomendable consultar con el asesor cuál es el más apropiado, tomando en cuenta su liquidez, las comisiones que se cobran y sus rendimientos, entre otros aspectos del mercado.

Además, como se replican todo tipo de activos es posible adaptarlos  a cualquier estrategia de inversión, según las características del inversor y el riesgo que se esté dispuesto a tomar. Hoy los ETF suelen incluirse como parte de la estrategia cuando se arma un paquete de inversión de US$ 10 mil o incluso hasta de US$ 5 mil.

También es bastante fácil de entender cuánto se gana o cuánto se pierde.  A grandes rasgos, si se ha invertido en un ETF del S&P 500 y este sube o baja 10% la rentabilidad será equivalente a ese movimiento, menos el costo de administración que es muy bajo en comparación a los fondos comunes de inversión. Esto porque como solo replican un índice no requiere de un administrador para maximizar su rentabilidad.

Desde financieras hasta cannabis

Otro ejemplo de ETF de renta variable es el Financial Select Sector Fund. Este fondo opera diariamente en la bolsa de Estados Unidos y replica el comportamiento de las compañías financieras que componen el S&P 500, como el JP Morgan, Bank Of América, Citigroup, Goldaman Sachs y American Express, entre otras.

Hay otros ETF que replican índices de bolsa como el Ibex 35 de España o el Dow Jones con las 30 empresas industriales de mayor capitalización en Estados Unidos.  Estos son muy fáciles de seguir si recién se está comenzando a invertir en los mercados.

También hay disponibles productos dedicados a otros sectores específicos, que van desde biotecnología o farmacéutica hasta el fútbol europeo o incluso el cannabis. El Horizons Medical Marijuana Life Science cotiza a unos US$ 19 en la bolsa de Toronto y replica el desempeño del North American Medical Marijuana, un índice que evoluciona a partir de una canasta de  empresas como Aurora Cannabis, Canopy Growth y Tilray que debutaron este año en la bolsa estadounidense.

En el viejo continente, el iShares Euro Stoxx 50 busca replicar la rentabilidad de un índice de referencia de la Eurozona, que integran las 50 compañas más importantes según su capitalización bursátil, como Telefónica, Repsol, Danone, Bayer, Siemens, Volkswagen, Ab Inbev y Unilever, entre otras.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...