Nacional > Justicia

Frente Amplio y Unidad Popular presentarán denuncia penal por espionaje militar en democracia

Tras la actuación de la comisión investigadora, llevarán el tema a la Justicia

Tiempo de lectura: -'

16 de agosto de 2018 a las 16:14

El Frente Amplio resolvió llevar a la Justicia penal las actuaciones de la Comisión Investigadora sobre espionaje militar en democracia, según informó a El Observador el diputado oficialista y presidente de ese cuerpo parlamentario Gerardo Núñez (Partido Comunista).La acción será acompañada por Unidad Popular, un partido de izquierda radical.

La idea es trasladar todas las actuaciones de la comisión para que la Justicia investigue las actuaciones de espionaje ilegal, explicó el diputado.

La próxima semana se presentarán los informes de la comisión que serán discutidos en comisión el 29 de agosto. Luego, serán discutidos en el plenario de la Cámara de Diputados en setiembre y tras esa instancia se procederá a llevar el tema a la Justicia.

Unidad Popular ya decidió que acompañará esta decisión, según dijo a El Observador el diputado Eduardo Rubio. En tanto, el Partido Independiente decidirá si acompaña esta iniciativa una vez que estén los informes parlamentarios, según explicó Iván Posada. "El pase a la Justicia es de orden ante la constatación de hechos de apariencia delictiva", adelantó el diputado.

La comisión investigadora se instaló luego de que varios legisladores recibieran distintos documentos del denominado archivo Berrutti (en referencia a la exministra de Defensa frenteamplista Azucena Berrutti entre 2005 y 2008).


La Justicia allanó el viernes 2 de octubre de 2015 por orden de la jueza penal Beatriz Larrieu la casa del coronel fallecido Elmar Castiglioni. En la vivienda se encontraron unas 60 cajas con información sobre la dictadura. El allanamiento, según informó la Fiscalía en ese entonces, se realizó en el marco de una causa que investiga el homicidio de Fernando Miranda, un escribano y militante del Partido Comunista y padre del actual presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, que fue secuestrado el 30 de noviembre de 1975 por la dictadura uruguaya (1973-1985).

De acuerdo a una investigación de contrainteligencia realizada en 2007 por orden de Berruti, Castiglioni robó parte de los archivos de Inteligencia del Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA) y del Servicio de Información de Defensa (SID) y los guardó en su casa, informó el portal Sudestada. El material encontrado en el domicilio de Castiglioni es la parte que faltaba del archivo de inteligencia militar hallado durante la gestión de Berrutti, según la exministra.

A partir de esa información, que fue divulgada por el semanario Brecha, se realizó la denuncia y se instaló la comisión investigadora que logró acceder a todo el archivo Berrutti. Los legisladores analizaron un archivo con más de 3 millones de hojas. Esos documentos reportaban acciones de espionaje militar entre 1985 y 2001 que se fueron confirmado durante el trabajo de la comisión.

Los que reconocieron el espionaje


El ex ministro del Interior, el frentamplista José Díaz (2005 – 2007), aseguró que tenía conocimiento del espionaje militar y policial en democracia y que al asumir su mandato, en la primera administración de Tabaré Vázquez, realizó algunos cambios para que se terminaran esas prácticas.

"Se tenía que terminar con la persecución, el seguimiento a las organizaciones obreras, estudiantiles y a los partidos políticos", dijo Díaz en rueda de prensa tras comparecer ante la comisión investigadora que trabaja sobre este tema.

El exministro explicó que la Dirección de Inteligencia de la Policía se tenía que dedicar a combatir el delito organizado y de cuello blanco y agregó que ante la comisión contó el trabajo que hizo para cambiar esas rutinas.

Por su parte, el expresidente Julio María Sanguinetti afirmó que hubo episodios de espionaje durante sus mandatos pero negó rotundamente que hayan sido ordenados por la Presidencia o algún ministerio cuando él estaba al mando del Poder Ejecutivo.

Según Sanguinetti, quienes estuvieron detrás del espionaje fueron "organizaciones que adentro del Estado venían de la dictadura y sobrevivieron". "Enemigos de la Democracia. Como también hubo enemigos de la democracia en el terreno de los que fueron llamados guerrilleros. Lo importante es que la democracia se afirmó", sostuvo.

Según sostuvo el diputado Nuñez, militares que comparecieron ante la comisión también reconocieron las acciones de espionaje. El grupo de trabajo sesionó con reserva de las versiones taquigráficas.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...