Nacional > Batalla del Río de la Plata

El águila del Graf Spee (todavía) no se vende: el gobierno apelará fallo

La Justicia había resuelto en primera instancia a favor de los permisarios privados, los hermanos Echegaray 

Tiempo de lectura: -'

25 de junio de 2019 a las 13:54

El gobierno decidió apelar el fallo judicial que lo obligaba a vender el águila y el telémetro Admiral Graf Spee en un plazo de 90 días luego de que la sentencia quedara firme. Así lo anunció a El Observador Ruben López, funcionario del Ministerio de Defensa y asesor del ministro José Bayardi en estos asuntos. Con esta decisión del Poder Ejecutivo, la venta quedará en suspenso hasta tanto se expida la Justicia en segunda instancia.

El ministro Bayardi tomó cartas en el asunto luego de recibir la noticia del revés judicial. El viernes pasado, mantuvo reuniones con su equipo técnico y solicitó un informe por escrito para evaluar los pasos a seguir. Luego de analizar al detalle las características del fallo de la jueza Gabriela Rodríguez Marichal, el Poder Ejecutivo tomó la decisión de apelar. Si no lo hacía, el Estado debía concretar la venta del águila del Graff Spee y repartir las ganancias obtenidas con los permisarios privados, los hermanos Alfredo y Felipe Echegaray. Del total producido, el 50% quedaría en manos estatales y el 50% restante iría para los privados.

¿Cómo comenzó esta historia? En diciembre de 1939, poco después de comenzada la Segunda Guerra Mundial el Admiral Graf Spee - una embarcación alemana muy temida por sus enemigos - mantuvo un enfrentamiento con la flota británica cerca del Río de la Plata y buscó refugio en el puerto de Montevideo para reparar las averías sufridas durante el enfrentamiento. 

El mundo entero fijó su atención en lo que pasaba en el puerto de Montevideo y la diplomacia del gobierno colorado encabezado por Alfredo Baldomir fue puesta a prueba con la llegada del acorazado y su posterior destrucción a manos de los propios nazis en aguas uruguayas. Lentamente, aquella emblemática nave nazi se hundió en el Río de la Plata, ante los curiosos ojos de los montevideanos. El Graf Spee llevaba un imponente águila de bronce, de dos metros de alto y casi tres de largo y unos 350 kilos de peso. Luego de permanecer 67 años en el fondo del mar, esa pieza cargada de simbolismo por los horrores del nazismo fue extraída el 10 de febrero de 2006.   

Cuatro años antes, en 2002, los hermanos Echegaray solicitaron ante el Estado un permiso de búsqueda, el cual fue firmado entre las partes el 3 de junio de 2003. El espíritu de aquella búsqueda estaba basado en la ley 14.343 de 1975, cuyo objetivo era limpiar los canales de navegación del Río de la Plata. Un artículo de aquella norma (el número 15) determinó que habría un trato diferencial para aquellas embarcaciones que pudieran tener un trasfondo histórico. 

El 3 de noviembre de 2004, los Echegaray y el Estado firmaron un contrato de rescate, que estableció que del total producido, el 50% será para los permisarios y el 50% restante para el Estado. 

¿Por qué los permisarios y el Estado llegaron a tribunales? Lo hicieron porque tenían visiones opuestas sobre lo sucedido. Los Echegaray iniciaron el juicio porque sostienen que el Estado uruguayo incumplió el contrato, en tanto no hizo nada para vender el águila del Graf Spee, lo cual les impedía tener el resarcimiento económico acordado. Pero el Estado opina exactamente lo contrario. López dijo a El Observador que fueron los Echegaray quienes incumplieron el contrato, ya que el acuerdo entre las partes establecía que el barco debía ser retirado en su totalidad de las aguas del Plata, algo que no sucedió. 

“Ellos dicen que incumplimos porque no vendimos el águila. Nosotros decimos que ellos incumplieron porque no sacaron el barco del canal de navegación y sigue siendo un obstáculo. Ese es el espíritu de la ley 14.343. La ley se creó para eso, para limpiar los canales de navegación”, sostuvo López. 

A su vez, el funcionario de Defensa sostuvo que la jueza le dio “parcialmente” la razón a los demandantes. “La jueza dispuso la venta, pero eso no obliga al Estado a llevarla a remate, como solicitaban los permisarios. Por eso le da la razón parcialmente”, afirmó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...