Economía y Empresas > Negociación Colectiva

Gobierno destaca resultados de ajustes nominales y alerta por el empleo

El Poder Ejecutivo señaló que la negociación pasada contribuyó a moderar la inflación y que no hubo pérdida salarial

Tiempo de lectura: -'

07 de marzo de 2018 a las 05:00

A falta de una semana para que se den a conocer los lineamientos que guiarán la séptima y mayor ronda de negociación salarial en el sector privado, el Poder Ejecutivo reunió este martes a representantes del PIT-CNT y las principales cámaras empresariales. El objetivo fue manifestar su evaluación positiva sobre los resultados de la ronda pasada que tuvieron como base ajustes nominales decrecientes. También se advirtió sobre el deterioro que presenta el mercado laboral respecto a 2015.

La delegación encabezada por el director de la Asesoría Macroeconómica del MEF Christian Daude y el ministro de Trabajo, Ernesto Murro destacó que la mayoría de los convenios (72%) siguieron los lineamientos propuestos y que entre esos acuerdos, la mayor parte (36%) optó por clasificarse como sector "medio".

También dieron cuenta que la evolución del Índice Medio de Salarios Nominal estuvo alineada a los ajustes superiores previstos para los sectores "dinámicos".

En ese sentido, el documento presentado por las carteras de Economía y de Trabajo señala que los ajustes nominales "operaron como un piso" y que existieron diversos mecanismos de negociación que hicieron que los ajustes efectivos fuesen mayores a los previstos en los lineamientos.

Además, se indica que los lineamientos "ayudaron" a no trasladar aumentos transitorios de precios a los salarios y que los aumentos nominales decrecientes "contribuyeron" a la moderación de la inflación no transable.

Por otro lado, el gobierno destacó "que se lograron importantes incrementos del salario real" y "se cumplió el compromiso de mantenimiento" para los sectores en problemas.

"El diseño previsto (ajustes nominales con correctivos a 18-24 meses, o 12 meses en algunos casos) permitió atravesar exitosamente un período de presiones inflacionarias y cumplir objetivos salariales", dice el informe divulgado este martes.

Lea también: Pese a aumento de la inflación, Bergara resaltó que hay "estabilidad de precios"

Mercado de trabajo

En el capítulo dedicado a la situación del mercado de trabajo, el gobierno señala que en los últimos años el salario real siguió creciendo liderado por el desempeño del sector privado y que acumuló un crecimiento de 58,1% entre 2005 y 2017.

En relación al Salario Mínimo Nacional (SMN) que hoy es de $ 13.430 mensuales, destaca que aunque su evolución ha sido por encima del salario medio (se multiplicó por 3,7 desde 2005) ello no incrementó la informalidad.

Por otro lado, el gobierno entiende que a pesar de la mejora de varios indicadores económicos, en particular la recuperación del crecimiento de la economía y la baja de la inflación, el mercado laboral "se ha deteriorado" respecto a la situación que existía en la ronda salarial de 2015.

En relación a la tasa de empleo, el gobierno señala que aunque cayó en los últimos 3 años, permanece "en niveles históricamente altos". De todas formas, destaca que el menor empleo se refleja en un crecimiento del desempleo, particularmente en los trabajadores con baja calificación.

"La tasa de empleo cayó y la de desempleo aumentó, en particular entre los trabajadores menos calificados. No obstante, existen señales que apuntan a que la caída de la tasa de empleo se estaría moderando", dice el documento.

"Crecimiento real"

En la reunión del Consejo Superior Tripartito que se extendió por casi una hora también hubo espacio para que el PIT-CNT y las cámaras empresariales complementaran sus propuestas ya expuestas por escrito al gobierno semanas atrás.

El director del Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT, Milton Castellano reiteró que el crecimiento de la economía se debe reflejar en los salarios. "Puede haber algún sector en problemas y habrá que atenderlo, pero ese 3,5% (por el crecimiento proyectado del PIB) en algún lado está", dijo.

Además, indicó que se debe prestar especial atención a los "salarios sumergidos", que se considera son los que están por debajo de $ 20 mil líquidos. Aquí se encuentran sectores de actividad como servicio doméstico y comercio y servicios, entre otros.

En la actualidad aproximadamente el 12,1% de los asalariados privados (unas 123 mil personas) perciben ingresos laborales inferiores a los $15.000. La central sindical también propuso llevar el SMN a $ 16.500.

En el PIT-CNT la situación del mercado laboral no se ve con dramatismo. Se considera que la desaceleración registrada en los últimos años determinó un leve deterioro del empleo y también ha llevado a un enlentecimiento en el ritmo de crecimiento del salario.

"Para nosotros la premisa de la negociación es que el salario acompañe a la inflación y que acompañe al crecimiento de la economía del país", dijo Castellano a El Observador. (...) Muchas veces se dice que si aumenta el salario va a afectar el empleo. En Uruguay la historia de los últimos años no demuestra eso", afirmó.

En el PIT-CNT la situación del mercado laboral no se ve con dramatismo. Se considera que la desaceleración registrada en los últimos años determinó un leve deterioro del empleo y también ha llevado a un enlentecimiento en el ritmo de crecimiento del salario.

Lea también: El PIT-CNT quiere aumento salarial real y tensa la previa para pautas

En silencio

En la reunión no hubo planteos de las cámaras empresariales que se limitaron a escuchar la presentación del gobierno, según dijeron a El Observador participantes del encuentro.

Las gremiales de Industria, Comercio, Construcción, Transporte y Alimentación entregaron sus propuestas al gobierno en las últimas semanas por escrito. Por ejemplo, a nivel de la industria y el comercio se sostiene que no hay espacio para aumentos por encima del IPC. También se ha manejado la posibilidad de que las formulas de ajustes incorporen la evolución del tipo de cambio, y en algunos sectores de actividad que los plazos de los acuerdos no deberían superar los 12 meses.

Evaluación

Los ministerios de Economía y de Trabajo evalúan las propuestas recibidas y tras considerar los aportes de cada una de las partes resta que se pongan de acuerdo para presentar los lineamientos la semana próxima.

"Estamos escuchando los planteos de las partes y veremos que definiciones tomamos", dijo el ministro de Trabajo, Ernesto Murro en rueda de prensa. El jerarca afirmó que independientemente de que existan distintos instrumentos como inflación pasada, inflación futura o ajustes nominales con correctivos, lo que hay que ver es el resultado final que en las seis rondas "ha sido positivo".

"Veremos cuáles son los instrumentos que se utilizan para que el país siga teniendo empleo y mejoras en los ingresos de la población, dijo Murro.

Las claves

* El Ministerio de Economía pretende repetir la experiencia de la ronda pasada con ajustes nominales decrecientes según la realidad de cada sector. También se persigue como norte la preservación del empleo.

* La central sindical aspira a que en la ronda que comienza se vuelva a un sistema de indexación salarial y a una pauta que incluya el componente asegurado de inflación más un crecimiento real que acompañe la evolución de la economía.

* Las gremiales empresariales hacen hincapié en la necesidad que las nuevas pautas contribuyan al mantenimiento del empleo e insisten en que no hay margen para crecimiento real de salario. Por ejemplo, la industria es partidaria de que haya lineamientos diferenciados en cada uno de los sectores de la actividad industrial.

Comentarios