Cargando...
Algunos países nórdicos ya dieron por finalizadas las restricciones por el covid-19

Nacional > PANDEMIA

Gobierno seguirá aislando contactos cuando termine la emergencia sanitaria

Al levantar la emergencia sanitaria, quedarán sin efecto todas las medidas de restricción que tomó el gobierno para contener la pandemia, aunque podrá mantener algunas con una nueva normativa

Tiempo de lectura: -'

02 de octubre de 2021 a las 05:00

Pasar la página, volver a la normalidad, poner fin a la pandemia, convivir con el virus y que el covid-19 persista en brotes puntuales. Esos supuestos forman parte del debate que empiezan a manejar los científicos en Uruguay y en otros países del mundo sobre si la circulación del virus sigue siendo una emergencia sanitaria o si la llegada de las vacunas será la forma de mantener el control de una pandemia que se va convirtiendo en una endemia. 

En Suecia, Dinamarca y Noruega ya optaron por poner fin a las restricciones por el covid-19. Días atrás, la primera ministra noruega, Erna Solberg, declaró a la prensa: "La versión corta es la siguiente: ahora podemos vivir con normalidad". En Uruguay, con siete de cada 10 personas vacunadas con dos dosis, el Poder Ejecutivo encamina el fin de la emergencia sanitaria que decretó el 13 de marzo de 2020.

La decisión la tomará el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, actuando en Consejo de Ministros. El mandatario expuso su postura a mediados de setiembre: "Soy de la teoría de cuanto antes ir derogando la emergencia sanitaria. Porque se le otorga facultades al gobierno que no me parece lógico que las tenga por mucho tiempo", dijo. El decreto 93/020 que declaró la emergencia vino acompañado de una serie de medidas que se fueron eliminando o flexibilizando en los últimos meses, por ejemplo, la suspensión de los espectáculos públicos que en este momento están habilitados con restricciones y aforo, volvió el público a los estadios y la recepción gradual de turistas extranjeros. La norma también le otorgó otras potestades generales al Ejecutivo como "disponer el cierre de todos aquellos lugares de acceso público", como ocurrió con el cierre de los shoppings. 

El catedrático de Derecho Constitucional, Martín Risso, explicó que al levantar la emergencia sanitaria, el gobierno deja sin efecto todas las medidas que estableció en esa normativa, como prohibir actividades, por ejemplo. "Volvemos a como estábamos antes del decreto. Hay que esperar a ver el nuevo, es posible que no se derogue todo sino en parte", agregó. El profesor de Derecho Público de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República (Udelar), Pablo Schiavi, coincidió con esta visión. Según explicó, la situación epidemiológica del país "no justifica" continuar bajo un estado de emergencia sanitaria, sin embargo, el gobierno podrá mediante una nueva normativa mantener algunas medidas.

Esto implica que el Poder Ejecutivo podrá levantar la emergencia sanitaria y, por lo tanto, hacer caer todas las medidas que tomó el 13 de marzo o tomar un camino intermedio que será poner fin a la emergencia pero manteniendo algunas disposiciones. En este sentido, fuentes del Ministerio de Salud Pública (MSP) aseguraron a El Observador que se continuará aislando a las personas que hayan estado en contacto con una paciente con un resultado positivo de covid-19, así como también con el rastreo y testeo de los casos. El decreto de marzo de 2020 estableció que en caso de incumplir una cuarentena, el MSP podrá realizar una denuncia penal.

A su vez, la financiación de los tests de diagnóstico mediante PCR que el MSP transfiere a los prestadores de salud también se mantendrá para quienes tengan la indicación de realizárselo.

"A la luz de la emergencia sanitaria fue que el Poder Ejecutivo dispuso que los trabajadores mayores de 65 años se fueran para su casa, también impuso la no presencialidad en la enseñanza, cerró los cines y los shoppings, pero todo eso fue al amparo de la emergencia sanitaria; sin emergencia no lo puede hacer. Para prohibir espectáculos públicos va a requerir una ley", explicó a El Observador el abogado constitucionalista Ruben Correa Freitas.

El factor de la circulación de delta para la vuelta a la normalidad

"Estamos viendo el tema de la delta y alguna otra cosa más que anda en la vuelta. Pero sería lógico que en los espacios públicos, en cualquier momento, podamos andar sin tapabocas", dijo el presidente Lacalle Pou sobre el cese de la emergencia. Pese a que el uso del tapabocas en los espacios públicos no es obligatorio, hasta el momento es una recomendación que el MSP está revisando por estas horas. Sin embargo, restará definir si con el cese de la emergencia también vendrá acompañada la no obligatoriedad del uso del tapabocas en espacios cerrados.

En ese sentido, el virólogo y prorector de la Udelar, Juan Cristina, dijo a El Observador que, según su opinión, esa restricción debería continuar, junto con las medidas de rastreo, testeo y seguimiento de contactos de personas positivas de covid-19, para mantener a raya a la variante delta que aún no tuvo una explosión de casos como sí ocurrió en Israel y en el Reino Unido. "La pandemia no terminó", sentenció el experto. "Si bien ahora nosotros estamos en una buena situación, desde todo punto de vista, no debemos olvidar que nosotros no somos la región, que es bastante desastrosa (...) y hay que aprovechar este tiempo, pero no con la idea de que esto terminó, porque la pandemia no terminó en el mundo", argumentó.

Por otro lado, el país tienen aún un desafío por delante que es la recepción de turistas extranjeros durante la temporada de verano. El 1 de setiembre las fronteras se abrieron para los propietarios extranjeros y sus familiares que estén completamente inmunizados y el 1 de noviembre se abrirán para todos los extranjeros vacunados y que presenten un test PCR negativo. En este sentido, el virólogo consideró que las medidas de rastreo, testeo y aislamiento serán claves para seguir conteniendo a la diseminación de la variante delta. "Cuando hay gente que ingresa al país, depende mucho de que se cumplan los controles que se piden. El tema no es que ingrese (la variante) sino que no lo haga de una manera que no se pueda detectar, rastrear y contener el brote, que fue lo que pasó con la cepa P1", señaló.

Para los expertos la mayor amenaza de la cepa delta, que ya sorteó dos brotes intrahospitalarios (en el Hospital de Clínicas y en el Hospital Vilardebó), es para las personas que no se vacunaron o que están parcialmente inoculadas. "Sabemos que esas personas tienen un problema, van a tener complicaciones con esta cepa", explicó Cristina, debido a que si bien todas las personas se pueden contagiar, esos pacientes tienen probabilidad más alta de cursar la enfermedad de forma grave o de fallecer.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...