Economía y Empresas > NEGOCIACIÓN

Gremio lácteo rechaza crisis y busca evitar pautas salariales más bajas

También plantearán en los Consejos de Salarios la reducción de la jornada laboral

Tiempo de lectura: -'

04 de abril de 2018 a las 05:00

La industria láctea ya tiene el convenio colectivo vencido y debe comenzar a discutir los nuevos ajustes salariales para este año y el próximo. Luego de momentos complejos por el que atravesaron algunas empresas, el sindicato sostiene que el sector está en recuperación y pretende en la negociación alejarse del grupo que tiene las pautas salariales más bajas establecidas por el Poder Ejecutivo. Además, entre otras reivindicaciones, apuesta a la reducción de la jornada laboral como elemento para mantener el empleo.

Para estos Consejos de Salarios el gobierno repitió la fórmula de la anterior ronda y pasó a un sistema de ajustes nomínales dejando atrás la indexación salarial. Además, estableció tres grandes grupos de negociación con ajustes diferenciales: uno definido como en problemas, otro medio y un tercero dinámico.

El de los inconvenientes tiene para el primer año un aumento salarial nominal de 6,5% y de 6% para el segundo. El medio de 7,5% y 7% respectivamente y el último de 8,5% y 8%.

La industria láctea atravesó en los últimos años problemas de competitividad con la pérdida de mercados y el cierre de las industrias Ecolat y de Schreiber Foods en 2015, que implicaron la pérdida de 600 empleos directos entre ambas. Los últimos casos de dificultades, aunque no llegaron a bajar la cortina, son los de Pili, Coleme, Calcar y Claldy, algunas de las cuales el BROU accedió a dar un año de gracia para amortizar préstamos a principios de este año para evitar un "ahogo" de liquidez. Pili, por ejemplo, envió el pasado mes a 41 de sus 120 trabajadores a seguro de paro parcial ante la falta de materia prima para industrializar. Sin embargo, los gremios del sector entienden que la industria cambió de fase y comenzó a repuntar.

Lea también Sindicatos lácteos esperan por auxilio a Pili

El dirigente de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) Heber Figuerola informó a El Observador que la convocatoria para la primera reunión tripartita ya con los lineamientos sobre la mesa fue citada para este lunes. Y para ese primer encuentro la federación ya llevará algunos planteos principales.

Uno de ellos es evitar que la industria láctea caiga en el sector en problemas donde se ubican los menores ajustes. "Más allá del caso de algunas empresas que no desconocemos, la industria láctea está remontando bastante bien y va en crecimiento; entonces la idea es ir al sector medio", dijo el dirigente.

Adelantó que la FTIL no prevé una negociación fácil, ya que en primeras reuniones que mantuvo con representantes empresariales previamente a conocer los lineamientos salariales no hubo acuerdo en los puntos colocados sobre la mesa de diálogo.

Reducción de jornada laboral

Una de las aspiraciones sindicales en diferentes sectores que lleva ya varias rondas salariales es la de la reducción de la jornada laboral y la FTIL insistirá con este planteo en los Consejos de Salarios. "Uno de los objetivos es el mantenimiento del empleo y un eje principal para eso es la reducción de la jornada laboral", sostuvo Figuerola. Añadió que el mecanismo será modificar el régimen de trabajo en las diferentes empresas del sector. "Es pasar a menos de ocho horas no necesariamente significa ir directo a las seis horas, aunque tal vez se pueda hacer algo transitorio de esa forma", explicó.

Otras convocatorias

A su vez, el Ministerio de Trabajo (MTSS) citó para esta semana al resto de los grupos de la actividad privada que ya tienen convenios colectivos vencidos entre diciembre y marzo. Allí están, entre otros, los bancos, las tarjetas de créditos y fideicomisos, el grupo de tejidos de punto, el transporte urbano y suburbano, las zonas francas y el grupo madre del sector rural.

Además, para este martes está convocado el Consejo Superior de Negociación Colectiva del sector público donde los sindicatos de la administración central y los entes expondrán sus reivindicaciones para la próxima Rendición de Cuentas, última de este gobierno.

Comentarios