Tecnología > LECTURA

Imaginarius: enganchados a la lectura

Es el primer libro uruguayo con un sistema de realidad aumentada producido en el país; lo diseñó el propio autor, Marcos Vázquez, en conjunto con su hijo

Tiempo de lectura: -'

06 de enero de 2018 a las 05:00

"No es cierto que los jóvenes no lean", dijo Marcos Vázquez, programador y autor de la novela Imaginarius. Fue editada originalmente en 2009 junto a un videojuego concebido y programado por él mismo. Recientemente la reeditó con nuevas ilustraciones y una aplicación para celulares, que la convirtió en la primera novela con realidad aumentada producida en Uruguay. Con más de 6.000 ejemplares vendidos de la edición original, Vázquez ha comprobado, gracias a sus herramientas de informática, esa certeza que tiene sobre los jóvenes y la lectura.

"Imaginarius es una historia que ha transitado mucho en estos años", explicó. La novela, que tiene una secuela que se editará en 2018, narra la historia de dos adolescentes que terminan dentro del videojuego que los apasiona.

Vázquez no tenía experiencia con la realidad aumentada. Su trabajo principal como programador había estado dedicado, en los últimos años, a las aplicaciones para mensajería en instituciones educativas y medios. "Empecé a estudiar las herramientas de desarrollo (de realidad aumentada) cuando se me ocurrió que podría ser un buen complemento para el libro", relató a Cromo.

Así estuvo unos seis meses trabajando junto a su hijo, Matías, quien estudia la carrera de diseño de videojuegos. Matías se ocupó de modelar los personajes en 3D a partir de los diseños del ilustrador Martín Santana, mientras que Marcos programó la aplicación con el sistema de Vuforia (uno de los más utilizados para este tipo de proyectos).

El resultado es una aplicación que se puede encontrar con el mismo nombre del libro y que funciona tanto si se filma la tapa o una pantalla.

Cuando el lector enfoca el libro a través de la aplicación, aparecen tres de los personajes que le permiten acceder a todas las ilustraciones de Santana y a capítulos exclusivos. Este año seguirán agregando material para que la aplicación se expanda.

06cr01imaginarius3col.JPG

undefined


Dos universos

Vázquez siguió trabajando en informática aunque desde la primera edición de Imaginarius no haya parado de escribir. "Hoy en día paso mucho con el chip de escritor y me cuesta pasar al de programador. Debe ser porque me atrapa. Pero cuando ya me pongo a programar, no me cuesta. Una vez una profesora me dijo que programar tiene mucho que ver con escribir, porque también estás creando", contó.

Ya lleva publicadas cinco novelas, entre las que hay dos thrillers para adolescentes. En sus libros siempre aparece algún personaje vinculado a la tecnología, casi como un reflejo de esos dos universos que él comparte. La historia empezó, sin embargo, casi sin un plan.

"Empecé a los treinta y largos haciendo teatro con un grupo de padres. En ese grupo escribíamos las obras con mi señora. A raíz de esa experiencia fui a un taller con Roy Berocay, quien nos desafió a escribir. Y así arranqué con los primeros capítulos de Imaginarius, que se refería a un tema que me era familiar, porque con mi mujer estábamos preocupados porque uno de mis hijos pasaba horas jugando videojuegos. Roy leyó los primeros capítulos y me animó a convertirlo en un libro", se explayó.

"Una vez que descubrís el placer de leer, no importa que sigas chateando y pases tiempo en las redes; no vas a dejar la lectura", dijo Marcos Vázquez

Un par de años después, terminó la novela y encontró una editorial. "A partir de ahí no paré", agregó.

El editor Pablo Harari, de Trilce, le sugirió que hiciera un sitio web para promover el libro. Como ya había muchos libros con sus propios sitios web, a Vázquez se le ocurrió agregarle un videojuego que él mismo programó y que todavía se puede descargar. El juego, que a esta altura se ve un poco viejo, complementa la lectura, ya que para recorrer los cuatro niveles hay que responder preguntas basadas en la novela. Su objetivo para el año próximo es renovar los gráficos y cambiarle el aspecto para relanzarlo.

"Para mí estas son herramientas que hacen que la juventud se acerque a la literatura. Porque una vez que descubrís el placer de leer, no importa que sigas chateando y pases tiempo en las redes, no vas a dejar más la lectura. Por otra parte, en algunos liceos, los profesores de literatura y los de informática lo podían trabajar juntos", apuntó.

Cuando a fines de 2016 definió la reedición con Santillana, les propuso crear la aplicación, como forma de agregarle un nuevo gancho para los lectores. "Cuando yo era joven, teníamos la televisión y poca cosa más aparte de la lectura", dijo el escritor-programador de 52 años. "Hoy en día, como autor, tenés que competir con los videojuegos, los celulares y un montón de cosas. Es nuestra responsabilidad llegar a los adolescentes y atraparlos con nuestras historias. Por otro lado, creo que tampoco está mal lo que tienen estas generaciones, porque los celulares y las redes son herramientas; el tema es utilizarlas bien".
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...