Cargando...

Nacional > CIUDAD

IMM expropia casas abandonadas y las ofrece a quienes las ocupan

Buscan recuperar fincas y lograr que familias permanezcan en los barrios

Tiempo de lectura: -'

06 de septiembre de 2015 a las 05:00

Una de las prioridades de la nueva administración de la Intendencia de Montevideo en materia de viviendas será la recuperación de las fincas abandonadas y el realojo de aquellas familias que puedan encontrarse en situación de ocupación ilegal. Así lo afirmo a El Observador la directora de Acondicionamiento Urbano, Silvana Pissano, quien aseguró que esos inmuebles se ven como un activo para redensificar zonas como el centro de la ciudad en donde están cubiertos todos los servicios.

Los edificios abandonados hasta ahora relevados en los municipios B y C (Centro, Cordón, Parque Rodó y Aguada entre otros) son 339, lo que equivale a unas 15 manzanas que cuentan con saneamiento, electricidad y se ubican cerca de centros de salud o educación que están siendo desaprovechadas. Un 30% de esos inmuebles, según un estudio realizado en 2014 por la Facultad de Arquitectura, son pasibles de ser ocupados.

La intendencia procura entonces "dar prioridad a que se solucionen esos problemas", aseguró Pissano, que involucran no solo la subutilización del suelo urbano sino también un problema social de familias que ocupan lugares ilegalmente, con condiciones poco dignas, precarias e insalubres.

Si bien la búsqueda de soluciones para las viviendas abandonadas y ocupadas viene desde el periodo anterior, actualmente "hay una intención de destinar más recursos humanos, técnicos y financieros". "La intendencia tiene especial interés en desarrollar intervenciones sobre el suelo ya urbanizado", explicó Pissano a El Observador, en un intento de no extender las periferias y aprovechar la capacidad urbana que da la ciudad consolidada.

Para ello la intendencia trabaja en conjunto con el Ministerio de Vivienda, el Instituto del Niño y el Adolescente (INAU), la Defensoría del Vecino y los municipios B y C en la elaboración de políticas para poder volcar las viviendas nuevamente al mercado. La comuna puede hacerse de esas fincas en estado de abandono o deterioradas a través de la expropiación –se abona una "compensación" al expropiado– cuando hay un "interés público", según establece la normativa departamental, o a través del remate público. Se trata de un proceso "complejo" en el que se identifican las situaciones de abandono y ocupación; se realiza un relevamiento de las familias, se las realoja en lugares transitorios y se evalúa la viabilidad jurídica, económica y arquitectónica del reciclaje de la vivienda "para que posiblemente las familias puedan volver", agregó la directora de Acondicionamiento Urbano.

En ese sentido, Pissano aseguró que el hecho de que las familias que ocupaban y deben ser realojadas puedan volver a los mismos barrios o viviendas "es un compromiso" que se intenta reflejar en todos los programas de la comuna. "Nos parece importante mantenerlos en el lugar, sobre todo cuando hay familias que tienen a sus hijos en centros educativos cercanos", aclaró. En las viviendas recuperadas también se pueden instalar cooperativas de vivienda o familias que vivían en asentamientos y deben ser realojadas.

Para otorgar las viviendas a las familias se analizará cada caso. Si los ocupantes tienen la posibilidad de pagar cuotas para quedarse con la vivienda, se les elabora un plan. En caso de que la familia esté en una situación económica sumergida, se analiza la posibilidade de subsidiarle la vivienda totalmente. Actualmente la IMM trabaja en la solución de dos casos de ocupación, uno en un edificio de su propiedad y otro del Ministerio de Vivienda.

Fincas en cifras

339. Es la cantidad de viviendas visiblemente abandonadas en los municipios B y C según un relevamiento realizado en 2014 por la Facultad de Arquitectura. En todo Montevideo, según datos del Censo de 2011 son 2.057 las viviendas ruinosas, destruidas o inhabitables.

U$S 40.630.189. Es el total de deuda de los inmuebles abandonados si se tiene en cuenta la deuda original más las multas y los recargos acumulados. El 70% de las 339 viviendas tiene una deuda con la IMM que varía entre $ 30.000 y más de $ 100.000.

US$ 25 millones. Es el estimado del valor –según Catastro y Avalúo de la IMM– de los inmuebles visiblemente abandonados de los municipios B y C.

Herramientas. Según la normativa actual, la IMM puede adquirir las viviendas abandonadas a través de la expropiación, pagando una compensación al dueño del bien o a través de remate público. Previo a ello, se realiza una inspección de los lugares y se intima a los propietarios a acondicionar las fincas.

Área de actuación. Las políticas de la intendencia están orientadas a revivir las viviendas abandonadas de los barrios del municipio B: Cordón, Parque Rodó, Palermo, Barrio Sur, Ciudad Vieja, Centro, parte de Tres Cruces, y del municipio C: Aguada, Aires Puros, Arroyo Seco, Bella Vista, Capurro, Prado, Goes, Jacinto Vera, La Comercial, Mercado Modelo, Reducto.


Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...