Nacional > Narcotráfico

Imputado por amenaza a fiscal dijo que balas encontradas en su casa eran de un narco

En la vivienda del hijo del contratista Gerardo Arias se encontraron proyectiles; su abogado sostiene que enjuiciado es inocente y que no elaboró el mensaje que recibió Mónica Ferrero

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2020 a las 05:02

El hombre imputado por amenazar de muerte a la fiscal de Estupefacientes Mónica Ferrero se limitó este miércoles a responder con monosílabos cuando el juez le preguntó si entendía de lo que se lo estaba acusando. Los abogados del hombre, hijo del contratista de fútbol Gerardo Arias –también imputado esta semana por tenencia de armas, en el marco de la misma investigación–, no se opusieron a ningún planteo del fiscal Diego Pérez.

"Todo transcurrió en una armonía total, no discutimos nada. Estuvimos casi cinco días trabajado mano a mano con Pérez con total cordialidad y lealtad", dijo a El Observador Ignacio Durán, el penalista que junto con Gumer Pérez defiende a los Arias. De todos modos, los abogados reiteraron que su cliente es inocente y que no tiene responsabilidad en la amenaza a Ferrero.

El hombre de 38 años fue imputado por tenencia no autorizada de municiones y por violencia privada especialmente agravada en reiteración real, y se dispuso como medida cautelar el arresto domiciliario total y tobillera electrónica por 60 días. El primer delito se debe a que en un allanamiento realizado por efectivos de la Dirección General de Información e Inteligencia le encontraron cargadores y municiones de distintas armas, como el de una pistola Glock nueve milímetros –que es el arma de reglamento que usa la policía– y un proyectil de un rifle largo calibre 22. 

"Interrogado respecto de la tenencia del cargador como de los referidos proyectiles, expresó que fueron dejados por parte de un amigo, un conocido", dijo el fiscal durante la audiencia, a cuyo registro de audio accedió El Observador. Ese conocido, asesinado "de seis disparos frente a su casa" tiempo atrás, era una persona vinculada "con hechos delictivos y particularmente con integrantes a organizaciones dedicadas al narcotráfico", señaló el fiscal Pérez. Y, según señalaron luego fuentes judiciales, era un delincuente apodado El Colo.

El segundo delito refiere directamente al mensaje enviado desde el celular del hijo de Arias a la fiscal Ferrero, a través de la aplicación de WhatsApp, el 10 de mayo de este año sobre las 14 horas. "Hola, Mónica Ferrero. ¿Cómo le va? Espero que le vaya bien, pero de ahora en más le va a ir como usted decida...", comenzaba el texto, que fue enviado 24 horas después del atentado contra la sede de la Brigada Antidrogas, en el que fue arrojada una granada militar que generó la destrucción de cinco vehículo. De hecho, la amenaza refería a ese ataque, motivo por el cual la investigación de ambos hechos se unificó por el fiscal Pérez, y se creó una operación que se denominó Aguay.

"Estamos un poquito enojados como ve con la parte de narcóticos! Ya les dimos un pequeño susto para que vean que no les tenemos miedo", agregaba el mensaje, que fue firmado por la sigla PCU, una inscripción encontrada en varios ladrillos de cocaína incautada por la fiscalía de Ferrero. La sigla corresponde a un grupo internacional que opera desde Bolivia, contaron fuentes del caso.

Operativo de control

El número del celular desde el cual se escribió ese mensaje se conoció gracias al cruzamiento de datos de distintas fuentes, explicó Perez, como el Sistema de Administración de Interceptaciones Telefonicas, y el aporte realizado por la empresa telefónica que brindó la información. Pero además se supo que el hombre usaba ese servicio cuando el 13 de agosto de 2020 participó en un operativo de "control de conductores", ocasión en la que el indagado dio su número.

"En declaraciones prestadas en presencia de su defensa en el día hoy ante la fiscalía efectivamente reconoció que ha utilizado el mencionado abonado en distintas circunstancias, más allá de que también surge que tiene otro celular", dijo el fiscal.

Sin embargo, Durán dijo luego a El Observador que a pesar de estar de acuerdo en que Pérez avance con la investigación –por la cual hay 18 personas enjuiciadas–, su defendido sostiene que es inocente, y que no fue él quien redactó y envió el mensaje.

"No tiene nada que ver con eso ni con la organización criminal que está detrás del atentado", dijo el penalista, quien de todos modos destacó que tanto él como Gumer Pérez están "preocupados de que se llegue a la verdad" dado que la víctima "además de fiscal es una colega".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...