Economía y Empresas > Actividad

Industriales advirtieron por pérdida de puestos de trabajo y alta conflictividad

También reiteraron críticas por altos costos productivos y  pérdida de la rentabilidad

Tiempo de lectura: -'

20 de noviembre de 2018 a las 05:00

La Cámara de Industria (CIU) reiteró la necesidad de mejorar la competitividad de las empresas, tener menor carga impositiva y cambiar el actual sistema de relaciones laborales.

Durante la conmemoración del Día de la Industria, el presidente de la cámara, Gabriel Murara, se refirió a los principales aspectos que aquejan el sector.

Marcó que no se puede disimular “el frágil momento que atraviesa gran parte de la industria nacional” que impacta principalmente en las fuentes de trabajo. “Cuando la industria declina, las oportunidades también se resienten, aspectos que se hace más evidente en ciudades del interior, donde las empresas industriales son las principales generadoras de empleos de calidad y alta remuneración”, dijo.

Recordó que muchas empresas que participaron del Día de la Industria años atrás actualmente debieron bajar la cortina. “Con ellas se perdieron capacidades imposibles de ser medidas, fuentes de trabajo, de recaudación para el Estado, y eventuales exportadores”, expuso Murara.

En otro orden, señaló que el ambiente de negocios se deterioró significativamente en los últimos años. “Lo peor es que no hay perspectivas de cambio”, lamentó.

El presidente de la CIU también indicó que se necesita una menor carga fiscal, menores aranceles para exportar, un marco laboral que minimice la conflictividad. Las relaciones laborales fue otro de los elementos que manejó Murara en su discurso.

“El crecimiento del país tiene otro obstáculo que es necesario superar: su sistema de relaciones laborales”, afirmó. Allí, enumeró dos aspectos: mejorar la legislación y el funcionamiento de las normas vigentes en la práctica.  “Los hechos han demostrado que las soluciones legisladas han sido imperfectas, ineficientes e incompletas; directa o indirectamente, han impedido el fortalecimiento y desarrollo de las relaciones laborales maduras”, afirmó.

A su vez, dijo que todos los empresarios desean prosperar conjuntamente con los trabajadores, sin tener que vivir en un conflicto permanente.  “Hay que cambiar las reglas de juego durante los conflictos, para que se parezcan a las de cualquier país del mundo; lo de Uruguay es casi único”, sostuvo.

Luego, se refirió al proceso de deterioro de rentabilidad de atraviesan las empresas. “Viene siendo persistente y no tiene perspectiva de cambio en el corto plazo, lo que trae aparejado que muchas empresas  estén con resultados negativos”, expresó Murara.

Por último, mostró su negativa en aceptar que en Uruguay ya no haya lugar para la industria manufacturera. “El gobierno tiene que hacer su parte, porque hoy traslada costos que son impensables de compensar con las mejoras de competitividad”, dijo. Entre esos costos, resaltó los energéticos, los impositivos y los burocráticos  

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...