Cargando...
La ausencia de la oposición se notó en el Senado

Nacional > Parlamento

Interpelación por Antel Arena: Frente Amplio no participó de "circo político" y oficialismo destacó "nuevos hallazgos"

En una interpelación promovida por su propia bancada, el presidente de Antel estimó que nunca podrá recuperar la inversión realizada

Tiempo de lectura: -'

18 de noviembre de 2021 a las 05:01

Para algunos fue una "interpelación sin oposición". Para otros una "huida al debate". Lo que no caben dudas es que la de este miércoles 17 de noviembre de 2021 fue una sesión atípica en el Senado de la República.

La coalición de gobierno llamó a sala al ministro de Industria, Omar Paganini, y al presidente de Antel, Gabriel Gurméndez, para que informaran todos los detalles de la construcción y gestión del Antel Arena, la obra que se diseñó durante la administración de Carolina Cosse al frente de la empresa y cuyo financiamiento ha sido objeto de polémica desde sus inicios hasta hoy.

Pero si ya desde un principio se auguraba un desenlace curioso, con los interpelantes defendiendo las explicaciones de los interpelados, la jornada adquirió tintes inéditos ante la decisión del Frente Amplio –en su rol de oposición– de ausentarse de sala en señal de "protesta institucional", ante un accionar que consideraron específicamente diseñado para atacar políticamente a los gobiernos de izquierda y en particular a la actual intendenta de Montevideo.

El oficialismo –que como se esperaba respaldó en pleno las actuaciones de Paganini y de Gurméndez destacando su defensa del "correcto uso de los fondos públicos y de la transparencia de la gestión"– lamentó también la actitud del Frente Amplio, al que acusaron de "rehuir el debate" en la "máxima instancia de representación democrática institucional" como es el Parlamento. 

La moción votada por la coalición al final de la sesión advirtió que el llamado a sala permitió confirmar las "múltiples y graves denuncias sobre irregularidades y desvíos" así como el "secretismo y ocultamiento" que rodearon el proceso de decisión, construcción y gestión del Antel Arena. 

La reflexión de Paganini fue que el complejo multifuncional nunca estuvo alineado en forma de negocio rentable para la empresa y que sus planes de negocios siempre fueron "irreales", con una gestión "muy insuficiente"

Gurméndez, en tanto, fue el encargado de comunicar en sala la información disponible, así como revelar los "nuevos hallazgos" a partir de la reciente auditoría encargada por el ente. 

Entre otras revelaciones, el actual presidente de Antel narró que un informe del Instituto de Derecho Constitucional que defendió en su momento la legalidad de la construcción fue elaborado sin conocimiento de todos sus integrantes. 

El senador blanco Jorge Gandini, impulsor del llamado a sala, dijo que el informe estaba firmado por el Instituto de Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República. pero que, según la nueva información recabada, en realidad fue elaborado solo por uno de los integrantes de ese instituto, Alberto Pérez Pérez, "notoriamente vinculado" al Frente Amplio, con papel membretado pero que el resto de sus colegas estuvieran notificados. 

"Fue, al igual que otros, un engaño pergeñado para inducir a la población y al Ministerio de Economía de la época de que la obra se podía hacer", señaló Gandini. "Fue un fraude más, que llevaría después a una cantidad de violaciones e irregularidades", añadió. 

Para el oficialismo la sesión permitió conocer algunos "episodios muy graves" y que forman parte de los "engaños" que se sucedieron en todo el proceso.

Otra de las actuaciones cuestionadas por Gandini fue la "auditoría express" encargada por las autoridades del Frente Amplio poco antes del cambio de gobierno. Ese estudio, argumentó, fue realizado solo sobre los estados contables del proyecto y terminó dando el visto bueno al procedimiento. El líder de Por la Patria llamó la atención sobre el hecho de que la funcionaria que realizó la auditoría fue poco después derivada a través de un pase en comisión a un cargo de particular confianza en la Intendencia de Montevideo, a instancias de Cosse. 

El senador nacionalista lamentó la ausencia del Frente Amplio en sala. "Eligió no encarar el debate y no dar la cara, eligió huir de sala, no hacerse cargo y tampoco defender a sus autoridades", dijo. Si hubieran estado presentes, indicó, podrían haber dado una explicación de los desvíos denunciados. "Evidentemente, no la tenían", sostuvo. 

"Que el Antel Arena sea una realidad hermosa no puede tapar que se gastaron tres veces más de lo proyectado en hacerlo", señaló. "La diferencia está en algún lado y la Justicia deberá averiguar a qué bolsillo llegó", afirmó. 

Su correligionario Sergio Botana señaló por su parte que el Antel Arena carecía, directamente, de permisos de construcción. Tampoco contaba el aval para fusionar los terrenos en los que se  construyó. A partir de informes con los que dijo contar, el legislador contó que uno de los padrones le fue cedido a la intendencia por el Ministerio del Interior. El encargado del trámite, señaló, fue Alfredo Clavijo, cuya "meteórica carrera" le permitió pasar de ser teniente de la Policía en 2014 a ser director de la Guardia Republicana dos años después, y que hoy también está en comisión trabajando para Cosse en la comuna. 

FA cambió el Senado por explanada del Antel Arena

Temprano en la mañana, la bancada de senadores del Frente Amplio comunicó que no asistirían a la sesión para no participar de una "distracción política" que a juicio de la izquierda "desprestigia" tanto al Parlamento como a Antel.

En cambio, desde la oposición se convocó a una manifestación en la tarde frente al Antel Arena. "(Es) donde hay que estar", resumió la senadora del MPP Sandra Lazo. 

Su compañero de sector Charles Carrera resumió la ausencia de su bancada en la interpelación en la negativa de avalar el "circo político" ambientado por la coalición de gobierno, que a su juicio constituyó una "degradación institucional"

"Esto fue insólito" consideró el senador comunista Oscar Andrade, al referirse al hecho que el oficialismo decida "interpelarse a sí mismo" y, además, sin ningún fundamento más que apuntar políticamente a Cosse. "La gente no es boba y sabe que Cosse es una de las máximas responsables de la transformación energética y de comunicaciones que hubo en este país en las últimas décadas", expresó. 

A través de una carta enviada a la vicepresidenta Beatriz Argimón, el Frente Amplio argumentó que "por este camino se degrada la calidad de la institucionalidad democrática de la cual el Parlamento es fiel custodio". Según señalaron los senadores opositores, lo de Antel Arena es un "asunto del pasado" que fue "discutido durante años" y que dio lugar a "interpelaciones, comparecencias a diversas comisiones, auditorías y pedidos de informes con respuestas".

"Somos y seremos firmes defensores de la calidad democrática y republicana de nuestras instituciones y del Parlamento en particular en relación con las formas y los contenidos", dice la carta y recuerda que ya hubo otra "autointerpelación" con relación a la realizada por el diputado Eduardo Lust (Cabildo Abierto) a varios ministros por la inversión de UPM y también señala la comisión investigadora sobre la gestión del Ministerio de Turismo donde el diputado y exministro de Turismo, Germán Cardoso, es "investigado" y "acusador".

El costo

Según informó Gurméndez, el costo total de la obra, de US$ 120 millones, significó un desvío que superó por tres veces la estimación original sobre un proyecto que, aún terminado y en funciones, sigue perdiendo dinero.

En 2019, año de "actividad normal", el Antel Arena tuvo un déficit de US$ 1.800.000. Muy lejos, dijo, de los US$ 10 millones de rentabilidad anual proyectados. A fines de ese año, remarcó, el valor activo de la obra era de casi US$ 28 millones, apenas la cuarta parte de su costo total. 

Según Gurméndez, aún restan por pagar US$ 47 millones. "Ese es el peso que cargan todavía nuestros clientes" afirmó, luego de detallar que Antel tuvo que renegociar con los constructores para reperfilar la carga financiera. 

Para el presidente de Antel, en los 27 años que restan de administración las perspectivas de que la empresa pueda recuperar la inversión son "prácticamente imposibles". Al final de ese período, el complejo pasará a control de la Intendencia de Montevideo. 

"Las bases sobre las que se desarrolló el proyecto eran ilusas y excesivamente optimistas", señaló. Lo que queda, expresó Gurméndez, es mejorar la gestión para que las pérdidas sean las menores posibles. "Hay cosas en la que no se puede hacer magia", remató.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...