Estilo de vida > DE VACACIONES

Julieta Venegas y Uruguay, más que un romance de verano

Estuvo en Maldonado y en las Llamadas en Montevideo

Tiempo de lectura: -'

11 de febrero de 2018 a las 19:50

El verano uruguayo tiene entre sus tantas particularidades una que se repite año a año: siempre hay una personalidad extremadamente conocida que se enamora del país y lo hace público. Con la explosión de las redes sociales esos romances de verano –que a veces pasan a ser casi que relaciones estables que se mantienen temporada tras temporada– pa san a formar parte de la conversación y se vuelven temas de tal relevancia que, por ejemplo, el intendente de Montevideo hace referencia al asunto.

La última enamorada de este país diminuto, con la capital más austral del continente y siempre opacado por dos gigantes es Julieta Venegas.

La cronología de las vacaciones de la cantante mexicana –que estuvo en Montevideo varias veces presentando sus espectáculos– es, más o menos, la siguiente. Las fuentes, nobleza obliga, son como no podía ser de otra manera Twitter e Instagram.

El romance empezó de forma tormentosa. El 1º de febrero, Julieta tuitea la siguiente línea: "En la aduana uruguaya nos incautaron la comida de las perras. Y las que les compramos no les gustan. Hace dos días que no comen!!". Julieta 1 - Uruguay 0.
Embed
Después la situación mejora. Julieta llega a la playa de Punta del Este, baja con el libro Solenoide, de Mircea Cărtărescu. La imagen la muestra con la mano sobre la boca y sosteniendo un lápiz, la mirada eclipsada sobre el texto, la luz bucólica de la tarde uruguaya. Al día siguiente el momento cumbre de su estadía en el territorio nacional: Julieta descubre el queso Requesón de Conaprole y su utilidad después de que el contenido se acaba. Ahora el tuitero uruguayo promedio cae rendido a sus pies. El flash es inmediato. Julieta Venegas entendió la esencia oriental al instante. Más de siete mil likes y una catarata de comentarios y retuits. El fenómeno se repite en su cuenta de Instagram. Julieta 1 - Uruguay 1. El partido se pone interesante.
Embed
Después la #encuestauruguaya y de nuevo se mete con el corazón del país. ¿Cuál es el mejor dulce de leche? Más de 9.000 personas votan. Gana Conaprole. Dice que van a probar todos.
Embed
Julieta habla en plural. Es que la creadora de canciones como Me voy y Limón y sal llegó a Uruguay junto a sus perros y a Pablo Braun, un argentino dueño de la librería Eterna Cadencia, de la editorial homónima, y que tiene un fuerte vínculo con Uruguay: es socio del uruguayo Alejandro Lagazeta en Escaramuza Libros y Café y de la librería La Lupa.

En su cuenta de Twitter, Braun hace chistes sobre su vínculo afectivo con la cantante mexicana. Sube una foto de ella tocando el acordeón y él cantando con entusiasmo. Escribe: "Ayer, poniéndole voz a una tal Julieta...". Días después escribe: "Llegué a una revista de corazón. Por mi novia, obvio. Dicen que está embarazada. Conté 11 mentiras más en la nota. Por lo menos lxs lectores de Pronto van a enterarse de Eterna y del Filba (Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires)".
Embed
Mientras, ella pregunta en sus redes sociales si el excremento de una paloma es buena suerte, sube una foto del escultura de los dedos de Punta del Este, otra del balneario Las Flores de noche, otra de una cena con tomates antiguos (por más información se pueden comprar en Escaramuza), pide ayuda para conseguir una habitación de hotel en Montevideo, agradece las recomendaciones y anuncia que va a ir a las Llamadas. Y, una vez más, se mete a buena parte del éter tuitero en el bolsillo. Video de su llegada a la capital uruguaya y la siguiente conclusión: "Debería ser obligatorio que todas las ciudades tuvieran una rambla como la de Montevideo. 35 km y con playas!!!!".
Embed

Embed

Tanto revuelo en las redes valió un tuit del intendente de Montevideo, Daniel Martínez. "Alguien descubrió la esencia de las llamadas. Bienvenida @julietav ahora te falta conocer un tablado de barrio".
Embed
En la mañana del domingo, después de diez días de estadía en territorio oriental, Julieta Venegas se tomó un barco y viajó a Buenos Aires. En sus historias de Instagram puso: "Regresando. Qué días hermosos pasamos en Uruguay". Julieta 2 - Uruguay 2. Empate y un romance en plena ebullición.

Comentarios