Economía y Empresas > PUERTO

Katoen Natie suspende la venta de su terminal de contenedores

Decisión se mantendrá hasta que la ANP fije postura sobre proyecto similar que presentó naviera

Tiempo de lectura: -'

25 de enero de 2018 a las 05:00

Katoen Natie decidió suspender el proceso de venta de Terminal Cuenca del Plata –especializada en movimiento de contenedores dentro del puerto de Montevideo– que había comenzado el año pasado. La compañía tomó la resolución luego que una de las principales navieras del mundo presentara a la Administración Nacional de Puertos (ANP) una propuesta para construir un proyecto de características similares.
La multinacional belga había definido a principios de mayo de 2017 vender TCP (de la que es la accionista principal, con una participación estatal de 20%) como parte de una estrategia de enfocarse en la logística de valor agregado de alta tecnología.

Para iniciar las negociaciones designó a Goldman Sachs como consejero para el proceso de venta.
En el segundo semestre de 2017 se realizaron contactos en Europa con posibles compradores de la terminal montevideana. Uno fue el grupo Mediterranean Shipping Company (MSC), la segunda naviera más importante del mundo, detrás de Maersk.

Sin embargo, fuentes al tanto de las negociaciones informaron a El Observador que esta compañía de origen suizo había cambiado su postura y retiró su interés antes de fin de año.

La intención era que en febrero, luego de una selección, quedara conformado un grupo final con los oferentes más convenientes para Katoen Natie.

Pero en medio de eso, MSC tomó una decisión que movió el tablero. El martes 26 de diciembre presentó ante la ANP una propuesta –efectuada a través de Terminal Investment Limited (TIL) que fundó en el 2000– para construir una terminal multipropósito de contenedores en el puerto de Montevideo.

El Directorio de la ANP trató el tema en su reunión del miércoles 17 de este mes y decidió conformar una comisión de técnicos del organismo para comenzar a evaluar el planteo realizado por el grupo suizo.

Esa comisión tiene un plazo de 90 días para marcar su posición que luego elevará al Directorio.
Pero ese primer paso dado por la autoridad portuaria hizo que Katoen Natie también moviera sus piezas.

Fuentes de la ANP informaron a El Observador que la compañía belga transmitió a los directores que representan al Estado en TCP su decisión de suspender el proceso de venta de la terminal especializada.

La aparición de MSC cambia las reglas de juego para la transacción y por ese motivo fue que Katoen Natie tomó la resolución que mantendrá hasta que la ANP defina su postura final respecto al proyecto de la naviera.

Consultado por El Observador, el gerente de relaciones institucionales de Katoen Natie, Fernando Correa, confirmó la suspensión de la venta de TCP y prefirió no realizar más comentarios.

En el ámbito portuario hay diferentes visiones sobre el emprendimiento de MSC.
Algunos sostienen que puede ser positivo que la compañía busque agilizar la actividad evitando congestionamientos dentro del puerto en momentos donde maneja un mayor volumen de carga.

El último ejemplo de esa situación ocurrió en diciembre cuando varias barcazas con carga paraguaya en tránsito por Montevideo quedaron varadas más de 10 días por falta de lugar de atraque en los muelles públicos del puerto.

En contraposición, otros operadores entienden que el planteo de MSC puede tener como fin que Katoen Natie deba bajar el precio que pretende fijar para la venta de su terminal.

Pero más allá de las distintas visiones, ahora la multinacional le traslada presión a las autoridades portuarias para que fijen su posición.

Katoen Natie llegó a Uruguay en 2001 cuando ganó la licitación para construir y operar una terminal en contenedores por 30 años. Terminal Cuenca del Plata es especializada y por ello cuenta con grúas específicas –pórtico– que consiguen mayor eficiencia en el manejo de carga y descarga de contenedores.

Otra terminal de MSC

La naviera MSC ya probó suerte con terminales portuarias en la región. En diciembre de 2016, una de sus filiales, ConTug Terminals, adquirió el 39,99% de Terminal Pacífico Sur Valparaíso (TPS) y se convirtió en socio del grupo chileno Ultramar, según consignaron medio de prensa de ese país.

En Uruguay, Ultramar alcanzó un primer acuerdo con el grupo Schandy en 2007. En octubre pasado, el diario El País informó que desde este año Ultramar se quedó con la totalidad del paquete accionario de Schandy.
De esa manera, Montecon –que forma parte del grupo Schandy, opera en las áreas públicas del puerto y es el principal competidor de TCP en movimiento de contenedores– también pasó completamente a manos del grupo chileno.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...