Mundo > Investigación a Trump

La Casa Blanca enfrenta al Congreso al negarse a participar en un "teatro político"

"Señor presidente, no está por encima de la ley. Tendrá que rendir cuentas", respondió Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes

Tiempo de lectura: -'

09 de octubre de 2019 a las 17:17

La Casa Blanca declaró la guerra abierta este martes a la investigación de juicio político que adelanta la Cámara de Representantes contra el presidente Donald Trump, tachando el proceso de inconstitucional y negando toda cooperación futura.

El Ejecutivo "no va a participar en este ejercicio de teatro político partidista", afirmó el abogado de la Casa Blanca Pat Cipollone en una carta a la Cámara de Representantes, donde los demócratas son mayoría.

"Su investigación carece de una fundación constitucional, de cualquier pretensión de imparcialidad o incluso de la protección más elemental del debido proceso", indicó.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, respondió con fuerza, calificando la carta de "manifiestamente equivocada".

"Es simplemente otro intento ilegal de esconder los hechos de los esfuerzos descarados de la administración Trump para presionar a gobiernos extranjeros para intervenir en las elecciones de 2020", dijo en un comunicado Pelosi, quien anunció en setiembre el inicio de la investigación para el juicio político.

Y apuntó directamente a Trump: "Señor presidente, no está por encima de la ley. Tendrá que rendir cuentas", dijo, advirtiendo que "nuevos esfuerzos de esconder la verdad del abuso de poder del presidente a los estadounidenses serán vistos como nueva evidencia de obstrucción". 

Trump es acusado de intentar obtener ayuda de Ucrania para conseguir información incriminatoria sobre el exvicepresidente demócrata Joe Biden, unos de los favoritos para disputarle la reelección el año próximo. En Estados Unidos, solicitar ayuda extranjera en una elección es ilegal, con o sin incentivos.

La Casa Blanca objeta especialmente el hecho de que la Cámara Baja no haya programado un voto formal para lanzar la investigación con miras a una destitución.

En medio de la escalada ante los demócratas, este martes Trump bloqueó el testimonio del embajador de EEUU ante la Unión Europea, Gordon Sondland ante el Congreso, al que calificó de "tribunal de opereta totalmente parcial". 

Los legisladores que comandan la pesquisa calificaron la decisión como "una obstrucción de la investigación de juicio político" y este martes por la noche le enviaron una orden a Sondland exigiéndole que testifique el 16 de octubre y que presente documentos que el Departamento de Estado se niega a entregar.    

Ya hicieron múltiples citaciones, entre ellas al jefe de la diplomacia Mike Pompeo, a la Casa Blanca y al Pentágono, y les exigieron la entrega de archivos sobre el caso.

Los opositores han señalado que obstruir a la justicia fue una de las tres razones invocadas en el proceso de destitución de Richard Nixon en 1974, antes de que el presidente republicano terminara renunciando.

Pero Trump y su círculo se resisten a colaborar, acusando a los demócratas de querer perjudicarles antes de las presidenciales de noviembre de 2020.

Al expresar su apoyo a la estrategia de confrontación de Trump, Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana en el Senado, dijo que la Cámara "no había seguido los mismos procedimientos básicos que había respetado para todos los demás presidentes". 

Contraofensiva en el Senado

Sondland,  un importante donante de la campaña de Trump, es uno de los diplomáticos estadounidenses que participó en una cadena de mensajes de texto entregados al Congreso la semana pasada por el exenviado especial de Estados Unidos para Ucrania Kurt Volker.

Los intercambios, que también incluyen al abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, y a un asistente presidencial ucraniano, dejaron en evidencia los esfuerzos de Washington para presionar a Kiev para que investigara a Biden y su hijo Hunter por presunta corrupción en negocios en Ucrania.

En los mensajes se discute una eventual reunión en la Casa Blanca entre Trump y el flamante presidente ucraniano Volodimir Zelenski para abordar las posibles irregularidades de los Biden. También parece supeditarse a ese favor la entrega de ayuda militar estadounidense.

Adam Schiff, uno de los tres legisladores demócratas que conducen la pesquisa de juicio político, dijo que los investigadores creen que Sondland tiene mensajes o correos electrónicos que son "profundamente relevantes" para la pesquisa pero que el Departamento de Estado los retiene.

Los republicanos que respaldan el llamado del presidente para que Ucrania, y también China, abran investigaciones sobre los Biden con el pretexto de erradicar la corrupción, lanzaron por su parte una contraofensiva en el Senado, en el cual son mayoría. 

Lindsey Graham, un gran aliado de Trump en la Cámara Alta, anunció su intención de invitar a Giuliani a testificar sobre presuntos casos de "corrupción" en Ucrania.

"Estoy cansado de escuchar solo un lado de la historia", tuiteó Graham.

Fuente: AFP

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...