Mientras el boleto de colectivo cuesta US$ 0,35, el del reciente subte vale US$ 0,45 por sección y US$ 0,76 con otra.

Mundo > ECUADOR

La ciudad de Quito inaugura el subterráneo luego de diez años de espera

La red subterránea cubre una ruta de 22 kilómetros, dividida en 15 estaciones, entre el norte y el sur de la capital ecuatoriana
Tiempo de lectura: -'
30 de noviembre de 2023 a las 15:39

Luego de una década de trabajos y demoras, y una inversión de US$ 2.000 millones, el municipio de Quito, la capital de Ecuador, inició la operación comercial de su subterráneo.

Víctor Hugo Villacrés, gerente de la empresa franco-española Metro, la concesionaria del medio de transporte, dijo a la agencia de noticias AFP que “es la obra más compleja en arquitectura que se inaugurará en 2023 en toda América latina. Eso no sólo tiene que ver con la magnitud de la obra, también tiene que ver con el tipo de infraestructura y la topografía de Quito”. Y agregó, estimando que se reducirán 58.000 toneladas de CO2 al año, que “el subterráneo convertirá a Quito en una ciudad más amigable en términos ambientales”.

Según un informe de la secretaría municipal de Ambiente, la capital ecuatoriana emite al año siete millones de toneladas de CO2, un 40%, producto del transporte motorizado.

Villacrés comentó que la parte más difícil de la construcción del subterráneo fue la estación de San Francisco. “Está a unos 30 metros de la superficie y es la de mayor profundidad en todo el tendido. Es la única de las 15 paradas ubicada en pleno casco colonial y se levanta sobre un terreno irregular con quebradas y que es parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad”, enumeró.

Para poder realizarla, fueron retiradas 107.695 piedras de la plaza de la iglesia franciscana, erigida en 1537, y volvieron a colocarse luego de dos años, cuando finalizaron las obras.

La red subterránea administrada por Metro cubre una ruta de 22 kilómetros entre el norte y el sur de Quito, a 2.850 metros de altura y núcleo de un Distrito Metropolitano que incluye poblados rurales a dos horas del enorme centro ciudadano.

Si bien las autoridades proponen ampliar la línea hacia otros barrios del norte de la capital, de tres millones de habitantes, el urbanista Juan Toledo dijo a AFP que ese anuncio “no es de buen augurio”. “Plantear, apenas inaugurado, que va a haber una extensión del subte, implica que la ruta creada al día de hoy no marca un hito diferente en el transporte público”.

Docente de la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE), Toledo admitió que el servicio “reduce el tiempo de traslado”, pero se preguntó si las familias tipo de los suburbios, donde predominan los barrios de clase baja, podrán pagar por viaje casi un tercio más de lo que cuesta un pasaje de autobús a cambio de ganar minutos en la movilización.

La pregunta no es ociosa. Mientras el boleto de colectivo cuesta US$ 0,35, el del reciente subte vale US$ 0,45 por sección y US$ 0,76 con otra.

Según las autoridades, las 15 estaciones subterráneas se recorren en 33 minutos. El mismo tramo en hora pico puede tomar hasta dos horas y 10 minutos en la superficie, debido a los embotellamientos habituales de Quito, donde se realizan 5,1 millones de viajes motorizados al día, de acuerdo con el observatorio Quito Como Vamos.

Franklin Castellanos, de 29 años, dijo a AFP que será uno de los primeros usuarios para poder reducir las casi dos horas de viaje que hace para ir desde Solanda (sur), donde vive, hasta el gran sector financiero (norte), donde trabaja.

“Salgo de casa a las 7.15 para poder llegar puntual a las nueve a la agencia de viajes donde trabajo. Espero ir cómodo, tranquilo y más rápido”, dijo.

Así, Castellanos será una de las 150.000 personas que se espera utilizarán a diario el subte en las primeras semanas. Una cifra que se dispara a 400.000 en los pronósticos para 2024.

La segunda meta del subte será articularlo a más redes de transporte. Por ahora solo cinco estaciones permiten conexiones.

Diego Salazar, un ingeniero comercial de 36 años que vive en el Valle de los Chillos, en las afueras, y desde donde tarad una hora y media en llegar a Quito por los embotellamientos, señaló que “como funciona en otras ciudades más grandes, el servicio debería tener conexiones directas con el transporte público periférico”.

Por su parte, Villacrés destacó que “las estaciones conectan espacios estratégicos” espacios como la Casa de la Cultura, varias universidades, el parque de La Carolina –el más grande de Quito– y el casco colonial. Y agregó que la “idea es crear un mini centro alrededor de cada estación”.

 

(Con información de AFP)

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...