Espectáculos y Cultura > PREMIO DE NOVELA

Un drama familiar en los ojos de una niña se perfila como nuevo éxito literario

La escritora colombiana Pilar Quintana se consagró con Los abismos, una historia familiar ambientada en la ciudad de Cali en la década de 1980, e inspirada en su propia infancia

Tiempo de lectura: -'

21 de enero de 2021 a las 15:10

"Yo quería indagar en las relaciones de una niña con una mujer que tuvo frustraciones en su vida", como por ejemplo el no poder elegir entre la vida familiar y una vida orientada a los estudios y la realización profesional. Así relató Pilar Quintana, la nueva ganadora del premio Alfaguara de novela por su obra Los abismos, la forma en la que encaró la forma de contar la historia, su historia.

"Los niños entienden todo a su alrededor, pero no lo entienden como nosotros. Tuve que dedicarle mucho trabajo a esa parte, para lograr que la novela lograra contar lo que estaba pasando del punto de vista de la niña", relató la autora colombiana cuando obtuvo el galardón que llevará este drama familiar a editarse por la firma premiadora. Y además, en poco tiempo llegará a las librerías uruguayas.

Uno de los objetivos de Quintana, que además es madre de un niño de cinco años, fue indagar en los mandatos sociales que cayeron con furia sobre las mujeres de la generación de su madre, y aseguró haber encontrado un revulsivo creativo en su propia maternidad.

La novela ganadora, que Quintana terminó de escribir durante la pandemia, se ambienta en la ciudad de Cali en la década de 1980, y está inspirada por la infancia de la propia escritora, que relata este drama familiar desde la perspectiva de una niña. La novela "se adentra en la oscuridad del mundo de los adultos a través del punto de vista de una niña que, desde la memoria de su vida familiar, intenta comprender la conflictiva relación entre sus padres. Con el telón de fondo de un mundo femenino de mujeres atadas a la rueda de una noria de la que no pueden o no saben escapar, la autora ha creado una historia poderosa narrada desde una aparente ingenuidad que contrasta con la atmósfera desdichada que rodea a la protagonista. Con una prosa sutil y luminosa en la que la naturaleza nos conecta con las posibilidades simbólicas de la literatura, y los abismos son tanto los reales como los de la intimidad", dice el acta del premio.

La obra fue finalista el año pasado de los National Book Awards, uno de los grandes premios de Estados Unidos, en la categoría de literatura traducida.

“A mi me decían 'de eso no se habla', me tapaban la boca y salían letreros. Toda mi vida puse en palabras lo que no querían que dijera, porque una mujer no habla así. La literatura ha sido mi refugio, el lugar donde pude ser libre”, dijo también la escritora, que en 2007 había sido seleccionada como una de los 39 autores menores de 39 años más destacados de las letras en español. 

Exguionista de televisión, algo que asegura la ayudó a aprender a confeccionar diálogos para sus libros, la colombiana destacó la relevancia de la aparición de nuevas voces literarias femeninas, y comparó con lo que ocurría en sus comienzos como autora. "No tenía referentes mujeres escritoras contemporáneas, a veces sentía timidez para abordar ciertos temas, cuando empecé a escribir, porque me parecía que eran temas menores, como la maternidad, es importantísimo que las escritoras jóvenes tengan modelos que les muestren que no son temas menores, son las emociones y las intrigas de la mitad de la humanidad. Por ejemplo, los grises de la maternidad", aseguró. 

Quintana, que luego de recibir el premio contó que el libro le exigió múltiples reescrituras y que le costó mucho quedar satisfecha con el resultado, resaltó que la inspiración le llegó de pensar su vida en contraste con la de su madre, y la diferencia entre ambas generaciones. “Soy hija de una generación de mujeres que no pudieron decidir que hacer con su vida, que tenían que casarse y tener hijos. Mi madre quiso estudiar derecho, y mi abuelo le dijo que no podía, y creo que ese es el origen de mi novela, explorar la relación de una niña con una madre que tiene sus frustraciones”, dijo la escritora, autora de la novela La perra, ambientada en la selva del Pacífico colombiano y protagonizada por una mujer humilde y que, a falta de poder tener hijos, adopta a una cachorrita huérfana.

Miles de textos

En un año con récord de postulaciones, Quintana ganará, además de la edición de su libro, un premio monetario de US$ 175.000. La escritora se suma así a una lista de ganadores que incluye, entre otros, a los argentinos Eduardo Sacheri y Patricio Pron, a la mexicana Elena Poniatowska y al español Ray Loriga.

Este año se presentaron 2428 manuscritos inéditos al premio, de los cuales 35 fueron enviados por autores uruguayos (el premio, que se entrega desde 1998, ha sido hasta ahora esquivo para los autores nacionales). El presidente del jurado del galardón, el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, explicó que siete textos fueron elegidos como finalistas, una lista que luego se redujo a tres libros, entre los cuales al jurado le costó definirse. Al punto que hicieron el ejercicio de rankear los tres manuscritos de forma individual, dándole un puntaje a cada uno según su ubicación, y el resultado fue un triple empate, pero que comenzó a definir la selección.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...