Tecnología > DISTINCIÓN

La historia del cubano que migró a Uruguay, creó su emprendimiento y fue premiado por Samsung

A Rainer Orellana le quedó “el bichito” de diseñar relojes inteligentes luego de participar en un concurso en 2016: hoy es su medio de vida

Tiempo de lectura: -'

11 de enero de 2021 a las 05:00

Gonzalo Martínez - Especial para Cromo

Hay relojes que no solo sirven para ver la hora. Algunos pueden medir tu actividad física, mostrar las notificaciones de tu celular, responder llamadas o mandar correos. Están de moda, aunque para muchos todavía son una novedad. Se llaman smartwatches, o simplemente, relojes inteligentes, y hay cientos de opciones, varios fabricantes y miles de diseños para las pantallas.

Detrás de ese abanico de posibilidades hay desarrolladores y uno de ellos es Rainer Orellana, que vive en Uruguay y jamás se imaginó que viviría de este pequeño gran mercado.

Tiene 37 años y un emprendimiento personal relativamente nuevo, pero que ya es exitoso: HIGH Watch Faces trabaja en el diseño de esferas de relojes inteligentes para Samsung y las opciones de su catálogo reciben unas 30.000 descargas diarias, entre modelos gratuitos y de pago. En el Galaxy Store tiene una calificación de 4.9 sobre 5 estrellas y, a fines del año pasado, Samsung lo premió como el Mejor nuevo diseñador de esferas de relojes 2020.

Este emprendedor tecnológico es cubano, pero está radicado en Uruguay junto con su familia desde hace siete años. Antes vivió en Ecuador. Ya en Montevideo trabajó como diseñador gráfico freelance y en empresas dedicadas a la creación de softwares y productos digitales.

En 2016 escuchó hablar de un concurso lanzado por Google y Fossil, que consistía en diseñar esferas para relojes inteligentes. El premio era nada menos que formar parte del catálogo de smartwatches de Fossil. Orellana participó, pero esa vez no tuvo suerte. Sin embargo, algo se encendió en él: “me quedó el bichito”, dijo a Cromo de esa oportunidad.

Enseguida siguió su instinto. En sus tiempos libres comenzó a diseñar relojes inteligentes y eso, lentamente, le fue dando la oportunidad de tener “algún ingreso extra”.

El mundo de los smartwatches le fascinó. "Empezar a diseñarlos fue un reto interesante porque era distinto a todo lo que venía haciendo antes", indicó. Ya no se trataba de desarrollar aplicaciones o sitios web. Ahora debía tener en cuenta otros elementos, tan nuevos como importantes: el formato de pantalla, los espacios reducidos, los usos de los dispositivos y la distancia de lectura, por ejemplo. 

Tiempo después de sus primeros pasos en el mundo del diseño de relojes conoció a Nicolás Castro, otro uruguayo que en 2018 fue el primer ganador de la distinción que Orellana obtuvo en 2020. Un año después comenzaron a trabajar juntos y de ahí en más, Orellana se dedicó exclusivamente al desarrollo de esferas para dispositivos Samsung. Lo hizo en Bergen, la marca de relojes de Castro, hasta los primeros días del año pasado, cuando decidió hacerse camino y crear su propio emprendimiento personal, también para el diseño de relojes de la marca surcoreana.

De ahí en más, vino el éxito. Sobre su presente con HIGH Watch Faces, Orellana dijo que "tiene sus altos y bajos", pero reconoció que el mercado "es inmenso".

"Cuando hablo de lo que hago con gente que no sabe mucho del tema, se sorprenden", señaló, y agregó que hay personas que le han dicho que "no pueden creer" que su emprendimiento le genere suficientes ingresos como para poder vivir.

Sus mayores ventas las hace con usuarios de Estados Unidos, Europa y Asia. Digitales, analógicos, una mezcla de ambos y estilos más deportivos o elegantes son ejemplos de las distintas opciones que forman el catálogo del emprendimiento de Orellana.

En diálogo con Cromo, dijo que le pone "muy feliz poder hacer eco de que los cubanos que estamos fuera de Cuba podemos llegar a ganar cosas y a cumplir metas". También sostuvo que es "muy lindo cuando uno ve esas chances de poder llevar adelante sus objetivos y planes".

El proceso de trabajo

Hay un dicho muy famoso que dice que "la calidad es mejor que la cantidad" y Orellana está convencido de que es así. Le obsesiona que sus relojes sean buenos. Dice que es una de las cosas que los usuarios más le valoran y por eso se considera un "paranoico del detalle".

Su perfeccionismo hace que el proceso de trabajo sea más lento y tenga varias fases. Nunca diseña lo primero que se le ocurre.

Primero, investiga. Busca inspiración en todo lo que sea interesante para los consumidores. Observa qué tendencias globales hay en el mercado, qué comparten los usuarios, qué se ve en redes sociales y hasta qué colores de ropa son los que más se están usando. El año pasado, por ejemplo, la mayoría de sus relojes tenían azul porque ese fue el color que identificó como tendencia. 

Luego, elige el estilo del diseño según el uso que se le pueda dar al smartwatch. Inspirados en el automovilismo, digitales con estilo de los ‘80, clásicos con acabados realistas, o hasta vibrantes y con motivos florales. "Intento identificar el estilo que voy a diseñar basado en las posibles actividades que los usuarios hacen, como salir a caminar o correr, hacer deporte extremo, o ir a una fiesta", comentó.

Después, boceta. A mano, y una y otra vez, hasta llegar a un resultado que le agrade. Es recién el primer dibujo y quizás el más básico, porque luego lleva el diseño a la computadora.

Cuando traspasa el papel a la pantalla, hace un primer layout (maqueta) en baja resolución: sin grandes detalles y en blanco y negro. Si le ve futuro, sigue diseñando y pasa a pensar en alta definición, en donde aplica colores, elige texturas y agrega profundidad.

Cuando termina, y si el resultado le convence, lo arma nuevamente en el Galaxy Watch Studio, el software para desarrolladores de relojes inteligentes de Samsung, pero antes de publicarlo lo prueba varios días, caminando, quieto en su casa, a plena luz del día o en la oscuridad de la noche.

El proceso completo de diseño le lleva entre cuatro y cinco días, aunque puede terminarlo antes si se trata de un modelo más simple. Sus relojes se publican en diferentes gamas de colores para que los usuarios puedan elegir entre diferentes tonos según sus intereses y estilos. Eso sí, todos deben satisfacer a Orellana: "tengo que quedar bien conmigo y el diseño tiene que ser bueno para Samsung", dijo a Cromo.

El premio de Samsung y las expectativas a futuro

"Es increíble, todavía estoy en shock". Esa es la expresión de Orellana sobre el premio que le otorgó Samsung como Mejor nuevo diseñador de esferas de relojes 2020 del Galaxy Store.

El evento donde obtuvo la distinción se realizó vía streaming a causa de la pandemia del covid-19, el 9 de diciembre, pero la noticia le había llegado tres meses antes a través de un correo electrónico.

"Estaba en unos días de vacaciones en Playa Hermosa y me llegó un mail de la gerente de programas de marketing para desarrolladores de Samsung, diciéndome que mi marca había sido premiada", recordó Orellana. "Es un honor, algo que me enorgullece" dijo y agregó que su primera reacción cuando se enteró fueron varios gritos de felicidad.

En noviembre recibió el trofeo de vidrio por parte de Samsung, pero el reconocimiento fue para él lo más importante: "A nivel familiar fue algo muy grande. Parte de esto es también toda la ayuda de mi esposa y de mi familia".

El premio que recibió Orellana se ha entregado en tres ocasiones y es la segunda vez que un emprendimiento uruguayo es reconocido como el mejor. Antes lo había obtenido Nicolás Castro, en 2018. "Para mí es un honor decir que represento a Cuba, pero también al Uruguay", señaló.

Entre sus planes a futuro están buscar y dar colaboraciones a otros emprendimientos nacionales, sean del rubro que sea. "Estoy pensando en las diferentes formas de colaboración y también estoy abierto a nuevas ideas", señaló.

Sobre la industria tecnológica del país, Orellana opinó que Uruguay está "muy bien parado" y que tiene un gran potencial: "yo estoy orgulloso de aportar mi granito de arena para que eso sea así", remató.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...