Espectáculos y Cultura > URUGUAY ES MÚSICA

La industria musical plantea un "pase verde" alternativo al gobierno y reclama la reapertura inmediata de los shows

La asociación Uruguay es música reclamó no haber sido involucrada en la prueba piloto del "pase responsable" realizada el fin de semana y llamó la atención sobre la situación del sector

El colectivo Uruguay es música dio este lunes su primera conferencia de prensa

Tiempo de lectura: -'

07 de junio de 2021 a las 18:04

La industria musical uruguaya reclamó este lunes medidas para el sector, exigió una reapertura inmediata para los espectáculos en vivo, y planteó un sistema alternativo al del "pase responsable" probado por el gobierno nacional el pasado fin de semana en el Auditorio Adela Reta con una presentación del Ballet Nacional del Sodre. 

El colectivo Uruguay es Música (ahora también establecido como asociación civil), integrado por representantes de artistas, gestores de salas, productores y gestores culturales, realizó este lunes 7 en La Trastienda su primera conferencia de prensa en trece meses de existencia para realizar sus planteos y expresar su visión sobre la experiencia del pase responsable. 

En la conferencia participaron la presidenta del colectivo, la cantante, productora y promotora Lea Bensasson, Danilo Astori Sueiro, organizador de espectáculos, representante de artistas y responsable de La Trastienda, la productora y promotora de espectáculos Verónica Piana, y el manager y productor Leonardo Quiroga, responsable de la sala y el festival Medio y Medio de Punta Ballena. "Nadie nos informó y nadie nos invitó", dijo Bensasson sobre la experiencia del pasado sábado.

El colectivo también reclamó por la falta de actividad que han producido algunas de las mesas de trabajo que se han establecido con las autoridades departamentales y nacionales, planteando como excepciones el diálogo con la Intendencia de Montevideo en cuanto a exoneraciones impositivas y la reglamentación de los espectáculos, y con la agencia gubernamental Uruguay XXI, con la que están trabajando en una plataforma de exportación de la música uruguaya.

"Se nos acaba el tiempo y la paciencia, estamos hace un año sin ingresos y sin poder dedicarnos a la actividad de toda nuestra vida. Pedimos empatía, que se pongan en nuestro lugar, necesitamos volver a trabajar, y hacerlo de una forma que respete la libertad de las personas", planteó la presidenta del colectivo.

Lea Bensasson, presidenta de Uruguay es música

"En la música hay un plazo en el medio desde la suspensión de actividades hasta que efectivamente se regresa, un tiempo de planificación, de difusión, de venta de entradas, no es un shopping que prendés la luz del local y al otro día vendes las remeras. Además necesitamos el contacto presencial y eso con la gente solo se genera en los conciertos. Es un servicio necesario y que está faltando, que lo pide el público y los artistas. No queremos contribuir a estas cuestiones de grietas y discusiones que siempre terminan en la política. Somos trabajadores que quieren volver a trabajar, que lo necesitamos", explicó Bensasson al respecto de la reactivación de los espectáculos, al mismo tiempo que llamó la atención sobre la insuficiencia de los apoyos económicos planteados por el gobierno hasta ahora para los trabajadores del área, incluyendo artistas y técnicos.

Un método alternativo

Quiroga explicó que Uruguay es música entiende que "no toca que digamos quienes pueden entrar a los espectáculos", pero que la intención del colectivo es que se plantee una reactivación inmediata de los espectáculos, bajo los mismos protocolos que estaban vigentes en diciembre de 2020, cuando volvieron a suspenderse los eventos públicos ante el agravamiento de la situación sanitaria, con un 30% de aforo en los locales, el público con tapabocas mientras circula por las salas y distribuido en sillas y mesas.

Además de la reactivación inmediata del sector, el reclamo más inmediato, se planteó un mecanismo alternativo de aplicación del pase que permita al público volver a los espectáculos para aplicar cuando la situación sanitaria lo permita, en comparación al practicado el sábado, en el que cada asistente fue sometido antes de ingresar a la sala a un test de antígenos para descartar la presencia del virus.

Quiroga explicó que este sistema divide al público en tres estatus: los primeros son aquellos que ya adquirieron la inmunidad a través de la vacunación. El planteo de Uruguay es música es que ese público pueda ingresar a los eventos presentando su certificado de vacunación, sin realizarse el test, dentro de un plazo de seis meses luego de adquirida la inmunidad. 

El segundo grupo contempla a quienes están inmunizados porque ya cursaron el covid-19, quienes tampoco tendrían que testarse y tendrían acceso a los eventos durante un plazo determinado, presentando un test serológico o confirmando que ya atravesaron la enfermedad a través de la aplicación Coronavirus UY. 

Leandro Quiroga en la conferencia del colectivo en La Trastienda

Por último, en el tercer grupo estarían quienes no se hayan vacunado aún o no quieran hacerlo, y los que aún no se han contagiado. Ese segmento del público sí tendría que someterse a un test de antígenos, que se realizaría en una farmacia y no en la puerta de la sala, tendría una validez de entre 24 y 48 horas, y que el colectivo plantea que sea subsidiado por el estado, dado que al no tener que testearse a todo el público el impacto económico para el gobierno sería menor. Señalaron que el costo de los testeos sería prohibitivo para los organizadores de los espectáculos, y que cargar el costo del test al público, que se ubica entre $ 700 y $ 1000, implicaría un sobrecosto para las entradas que dificultaría el acceso a los espectáculos para las audiencias de menor poder adquisitivo.

"Hay que tener en cuenta a todos los que quieran asistir, por su libertad y por la nuestra", comentó Quiroga.

"Planteamos esto para que se genere una mesa de trabajo más profunda, no que nos cuenten lo que van a hacer, que es algo que aun no se dio", lamentó Quiroga, que señaló también que le llamaba la atención la ausencia del colectivo en la diagramación de los pases sanitarios. "Tenemos el conocimiento práctico, después somos nosotros los que las tenemos que aplicar. Las medidas pueden ser perfectas en lo sanitario, pero inviables en la aplicación. Tiene que haber un equilibrio", dijo.

Como tercera instancia, el colectivo planteó la reactivación total y la normalización de la actividad, aunque como un escenario a futuro cuando la situación sanitaria del país lo permita. "Queremos que nuestro sector sea tratado de forma ecuánime y justa", concluyó el productor. 

"Lo importante de lo del sábado fue la voluntad de reactivación que marca. De lo otro desconocemos, no fuimos, no fuimos convocados, y del evento nos enteramos de casualidad cuando faltaban dos días. Estimo que considerarán que no será para la música, es una interrogante para nosotros", dijo luego Bensasson al respecto de la experiencia piloto del 5 de junio. 

Piana explicó que el aforo para los espectáculos sería variable de acuerdo a lo que prefieran los organizadores, ya que el pase responsable permitiría llevar la capacidad de las salas al 50%, pero quedaría abierta la posibilidad de mantener el 30% si no se desea aplicar esa modalidad. A su vez, los productores deberán llenar un formulario (que desde Uruguay es música dijeron que aún no conocen) en el que el Ministerio de Salud Pública establece un criterio de riesgo para el show según el tipo de propuesta musical, para permitir en base a ese criterio el aforo permitido.

Los argumentos del gobierno

Consultados sobre las razones esgrimidas por el gobierno para decidir que no se reactivaran los espectáculos musicales, los representantes del colectivo explicaron que más allá del panorama sanitario más grave hoy que en otros momentos del año pasado donde sí se permitieron, les dijeron que hacerlo sería "una mala señal". 

"Nos dicen que permitir los espectáculos es dar una señal de que está todo bien, y eso a nosotros nos genera dudas, porque no sabemos quien define que en la cabeza del público poder ir al club, o a un restaurant, o a la Rambla, o a un shopping, o a un free shop, es menos señal de 'viva la pepa' que un show. Si vas a un lugar donde solo se permite el 30% no es más señal que ir a un restaurant lleno de gente. Más allá de que hoy se perdió la trazabilidad, hasta ahora en los shows no se generaron casos, y se hicieron cerca de 1000 mientras estuvieron habilitados, incluso tenemos más control que otras actividades, porque tenemos los datos de cada persona que compró entrada", dijo Piana.

A eso Bensasson agregó: "es un criterio subjetivo y poco ecuánime. La música tiene que tratar de salir del ranking de injusticias, quisiera que nos movieran de ahí". 

A su vez, reclamaron la necesidad de tener horizontes claros en cuanto a la situación sanitaria, en el sentido de tener una frontera en cuanto a casos que habilite la planificación de espectáculos. "Plantear horizontes para nosotros es fundamental, lo venimos pidiendo siempre, y nos dicen solo que la situación es dinámica y no nos pueden hacer una proyección", concluyó Piana.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...