Nacional > Michelle Suárez

La "insólita" audiencia que pone contra las cuerdas a senadora trans

La senadora comunista declaró por la revisión de un caso civil en el que se la acusa de haber ejercido como abogada de las dos partes

Tiempo de lectura: -'

17 de noviembre de 2017 a las 05:00

En la sala de audiencias de la Suprema Corte de Justicia eran todas caras de asombro. "Es insólito, nunca vi algo así", murmuró el ministro Eduardo Turell mientras se retiraba de la sala. "¿Esta fue tu primera audiencia?", preguntó uno de los abogados defensores a la joven procuradora de la contraparte, que asintió con la cabeza. "En todos mis años de trabajo nunca vi algo así", le comentó.

Minutos antes, habían prestado testimonio la abogada y primera senadora transexual del país, Michelle Suárez, y su colega Rosario Sánchez por la revisión de un caso de pérdida de patria potestad.

La declaración de Sánchez, posterior a la de la senadora, agregó una "vuelta de tuerca" que ninguno de los presentes imaginaba y puso contra las cuerdas a la senadora comunista. Según informaron fuentes judiciales, la senadora podría enfrentar cargos de "indefensión"y "falsificación" de las firmas del padre involucrado en la causa de patria postestad, pero también de la abogada que supuestamente defendía a éste.

Michelle Suárez

El caso por el que fue citada viene de la justicia civil y está plagado de irregularidades y contradicciones. En el medio hay una niña de 6 años, una mujer a la que le angustia la idea de que el padre tenga contacto con la pequeña, y un hombre cuya hija no lo reconoce porque no le ve la cara hace casi cuatro años. La senadora es acusada de haber representado a las dos partes a través de firmas falsificadas, haciéndose pasar por una colega, que la acusó ayer ante la SCJ.

Todo empezó en 2014 cuando un hombre emprendió un juicio contra su expareja reclamando poder visitar a su hija. Cuando llegó el día de la primera audiencia (más de un año después), fue informado de que había perdido, con su consentimiento, la patria potestad, en un proceso que se había iniciado antes del juicio de visitas pero cuya sentencia se dictó después de que se abriera ese segundo proceso.

Extrañamente, el hombre parecía estar dispuesto a renunciar a todos los derechos sobre su hija pero, al mismo tiempo, reclamaba poder visitarla.

Expediente con extrañezas

Michelle Suárez

Michelle Suárez, quien declaró como testigo en el caso, es acusada de haber representado tanto a la mujer y el hombre en el caso de la patria potestad. Si bien la actual senadora declaró que "siempre" representó a la madre de la niña, a lo largo del proceso aparece firmando en representación del hombre e incluso recibiendo en su domicilio electrónico notificaciones de audiencias en nombre del padre y no de su representada.

Según figura en el expediente de la patria potestad, al que accedió El Observador, tanto el padre como la madre de la niña firmaron, en un principio, un escrito de demanda y contestación conjunta. Si bien las abogadas que allí figuran como representantes son Suárez y Sánchez, la actual senadora admitió que el escrito fue redactado por ella y que su colega "no estaba presente" cuando se firmó. "El escrito lo confeccioné yo. Ella (Sánchez) firmó después y acompañó el proceso", afirmó.

Pero las irregularidades no acabaron allí. En ese escrito confeccionado por Suárez figuraba un solo domicilio electrónico, por lo que la jueza pidió que se enmendara el error. Suárez redactó una nota corrigiendo ese detalle, y lo firmó junto a la firma del padre, a quien dice no haber representado. "Firmó conmigo y en presencia de un funcionario del juzgado letrado", explicó Suárez. Según contó a lo largo de su declaración, ella y Sánchez trabajaban "juntas" muy seguido y hasta aceptó que se las calificara como "socias".

Michelle Suárez

Además, la actual senadora llegó a notificarse en el juzgado por una de las partes mientras recibía electrónicamente la notificación por la otra. "Se da por contestada", dijo el presidente de la corte, Jorge Chediak, cuando Suárez evitaba admitir firmar por el padre, lo que quedaba demostrado por los hechos.

Pero si el testimonio de Suárez ya arrojaba dudas respecto a su proceder profesional, su situación quedó más comprometida cuando ingresó a sala Rosario Sánchez.

Para sorpresa de todos los presentes, la supuesta abogada del padre en el proceso de pérdida de patria potestad declaró que "nunca" estuvo enterada de ese juicio y dijo que las firmas que aparecían como suyas no habían salido de su puño.

"Anunciamos desde ya que si la pericia caligráfica (ver apunte) confirmara la veracidad de lo que dice el testigo (Sánchez) nos estamos allanando al planteo de revisión (de la patria potestad). Si los hechos son ciertos, serían inaceptables las defensas que planteamos (porque el proceso no tendría garantías)", dijo uno de los abogados defensores de la madre.

Sánchez dijo que nunca firmó. Suárez dijo que sí lo hizo. Todos esperan los resultados de la pericia para saber cuál es la verdad.

Pericias caligráficas serán determinantes

Michelle Suárez

Para determinar cuál de las dos abogadas mintió, la SCJ acordó esperar el resultado de las pericias caligráficas ya realizadas el pasado martes. Esa prueba se efectuó en el marco de la denuncia penal contra Michelle Suárez, por presunta falsificación de documento público. "Nunca falsifiqué nada", declaró ante la corte, como ya había asegurado a la prensa.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...