Espectáculos y Cultura > TELEVISIÓN

La "Lalimanía" llega a Uruguay con "Esperanza mía"

Canal 12 estrenó la telenovela argentina protagonizada por Lali Espósito y Mariano Martínez que en Argentina le devolvió la fe a la producción audiovisual nacional frente a la invasión turca

Tiempo de lectura: -'

11 de agosto de 2015 a las 05:00



Las imágenes muestran en cámara lenta a un mar de chicas jóvenes saltando de arriba abajo con lágrimas en sus ojos. Con la mirada dirigida al escenario, están llorando de alegría mientras elevan carteles cargados con mensajes de optimismo. "Merecías esto", "Creo en tu sonrisa", "Queen I was born to love" ("Reina a la que nací para amar"). La escena forma parte de un registro audiovisual de la gira de la actriz, cantante, modelo y sensación pop argentina Lali Espósito.

Con 23 años, Mariana "Lali" Espósito es el más reciente producto de la fábrica de estrellas surgidas bajo el ala de la empresaria Cris Morena. La actriz empezó su carrera en Rincón de luz –una serie derivada de Chiquititas– y luego en cada uno de los grandes éxitos de la televisión infantil rioplatense, incluyendo Floricienta, otro relanzamiento de Chiquititas y Casi Ángeles. Fue en ese programa en la que la actriz se despegó del resto de sus compañeros para empezar una carrera televisiva y musical que hoy la tiene en la cúspide del fanatismo infantil y adolescente.

Fenómeno en las redes sociales, Espósito reúne en su cuenta de Twitter a 3 millones de seguidores y 1,3 en Instagram. Además, abundan cientos de páginas creadas por devotos para adorarla en diferentes plataformas. Más allá de su popularidad virtual, fiel evidencia de su llegada con los jóvenes, a Espósito le faltaba una última conquista para consagrarse como la nueva estrella rioplatense, años después que Natalia Oreiro dejara el puesto y trasladara su fanatismo hacia Rusia.

La fe en un romance

Embed

Sigue #EsperanzaMiaElMusical en el Opera a full! #vacasInvierno Cc @marianom78

Una foto publicada por Lali (@laliespositoo) el


En abril de 2015 la señal argentina Canal 13 comenzó a emitir la telenovela Esperanza mía. Con Espósito y el actor Mariano Martínez como protagonistas, la telenovela debutó en el país vecino como una serie nueva con una fórmula conocida en la televisión argentina, dirigida hacia un público familiar. Desde ayer se puede ver en Uruguay a través de Canal 12, de lunes a viernes a la hora 21.15, tras la finalización de la edición central de Telemundo.

La emisión de Esperanza mía no podría llegar en mejor momento tanto para Espósito como para Canal 12. Con la pérdida de interés por Tinelli y la creciente popularidad de las telenovelas turcas en lugar de las latinoamericanas, la ficción de Pol-Ka, podría significarle a Teledoce una captura mayor de la atención de la audiencia uruguaya consumidora de ficción.

A primera vista, Esperanza mía tiene los ingredientes necesarios para lograr una receta atractiva. Sobre todo, tiene un elemento que en el género ha funcionado siempre: un romance prohibido. En la telenovela, Espósito interpreta a una joven del interior argentino que recibe asilo en un convento tras escapar de su pueblo con información que incrimina a los dueños de una fábrica contaminadora. Allí se hará pasar por monja y terminará enamorándose de un joven cura interpretado por Martínez. El flechazo es mutuo y a lo largo de 170 capítulos, la telenovela girará en torno al clásico "ida y vuelta" amoroso entre los protagonistas.

Mientras que en Uruguay arrancó ayer con el primer capítulo, en Argentina ya se han emitido más de 80. Además, sus dos protagonistas encabezan desde julio una versión musical en un teatro de la calle Corrientes. Dado que en la serie las monjas integran un coro, no es extraño que la producción haya decidido aprovechar ese talento de Espósito –quien en 2014 publicó su primer disco, A bailar – para capitalizar su éxito en las tablas.

Contra la invasión turca

Solo el tiempo y las mediciones dirán si la "Lalimanía" y el histrionismo para el espectáculo de Espósito (es imposible no tararear la canción de Esperanza mía una vez escuchada) son suficientes para atraer a los espectadores a la pantalla de Canal 12. En un principio cabe preguntarse si la disponibilidad de los capítulos enteros en YouTube a través de un canal oficial de El Trece, no conllevarán a la pérdida de una audiencia que prefiere mantenerse actualizado con la transmisión original de la señal argentina.

Desde el área de programación de Canal 12 todavía se está trabajando en cómo lidiar con ese desfase virtual que se genera entre la pantalla argentina y la uruguaya.

"La convergencia hoy por hoy hace de que el público esté en todas las pantallas. Evidentemente es una manera de sacar público de la pantalla. Hoy vamos a tener la muestra de qué incidencia tendrá. El contrato que tenemos con Canala 13 no los invalida a que puedan subir su contenido a internet", indicó el gerente de Programación de Teledoce, Eugenio Restano.

"De todas formas, los antecedentes de estos productos dirigidos a la familia han sido buenos y esta (Esperanza mía) ha sido un boom. Ojalá podamos capitalizar todo eso en nuestra pantalla", agregó.

Curiosamente, Esperanza mía no chocará de forma muy directa con las telenovelas de origen turco que Canal 4 y Canal 10 emiten actualmente con buenos resultados. Mientras que Ezel se transmite en Montecarlo entre las 20.30 y 21.15 horas, ¿Qué culpa tiene Fatmagül? comienza su emisión en Saeta a la hora 21.45 y va hasta las 22.30, cuando da comienzo Las mil y una noches. Eso quiere decir que el romance de Espósito y Martínez irá contra el de Beren Saat (Fatmagül) y sus contrapartes masculinas durante apenas media hora, en una lucha televisiva por ver quién tendrá la química más popular
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...