16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
21 de junio 2022 - 15:57hs

“Con la pandemia el concepto de las oficinas cambió”, explicó Patricia Nunes, managing director (directora ejecutiva) de BASF Services Americas, en diálogo con Café & Negocios tras haber cortado la cinta inaugural del nuevo espacio de BASF en Uruguay.

Este lunes BASF Arena abrió sus puertas en el anexo de la torre 4 del World Trade Center de Montevideo.La multinacional química, que en Uruguay brinda servicios de consultoría, analítica y gestión de Recursos Humanos, cuenta con ocho pisos en el complejo, la pandemia llevó a repensar los espacios en donde se trabajo. Esta iniciativa en particular se concretó para“potenciar la creatividad de sus trabajadores” y “no perder la cultura organizacional” de la empresa, que se transmite a través del vínculo diario entre los empleados, se explayó Nunes.

En el nuevo edificio abundan diferentes clases de plantas con un sistema de riego automatizado, paneles solares que abastecen de energía a las oficinas y un sistema de iluminaria que regula por sí mismo la intensidad según la hora del día.  

El objetivo de esta inversión es que los trabajadores “puedan relacionarse entre sí y llevar lo cotidiano de los hogares a las oficinas”, apuntó Nunes. Desde que Basf aterrizó en Uruguay tuvo que apostar a la expansión de sus espacios, ya que abrió sus puertas en 2014 con 14 empleados. Hace dos años ya había subido a 400 trabajadores y hoy, a ocho años de su llegada a Montevideo, cuenta con 850 empleados. 

El proyecto que llevó adelante el estudio de arquitectos LGD se desarrolló bajo el concepto “Respirar una nueva experiencia”. El espacio cuenta con 773 metros cuadrados en total y funciona como un lugar multipropósito de trabajo y creatividad, que a la vez busca transmitir los valores y principios centrales de la compañía, indicó el arquitecto Andres Dieguez.

BASF Arena se divide en dos pisos, el de arriba busca incentivar “la creatividad y la innovación”, a través de un cowork, una sala de reuniones y un auditorio. Mientras que el de abajo, se hace foco en “la química que se genera en el equipo al integrarse e interactuar”. Allí se encuentra una sala de juegos (PlayStation, mesa de billar, futbolito) y un espacio multipropósito que también funciona como comedor, living o sala de encuentros.

El proyecto requirió una inversión de US$ 1.5 millones aproximadamente sin incluir los servicios de los arquitectos, especificó Nunes.

Pese a no tener planta de producción en el país, la multinacional tiene en Uruguay uno de tres de sus hubs internacionales desde donde ofrece servicios y se controlan las operaciones de toda América. Los otros dos hubs se encuentran en Alemania (el central), que abastece a Europa, y en Malasia, donde se controlan las dependencias asiáticas de la multinacional.     

Temas:

Café y Negocios BASF Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar