Los pasillos del hospital Al Shifa, repletos de heridos y paciente sin atención

Mundo > Colapso sanitario

La ONU y el ministerio de Salud de Gaza confirman la catástrofe humanitaria en hospitales

El ministerio de salud controlado por Hamás afirma que todos los hospitales del norte de la Franja están fuera de servicio y que mueren bebés de incubadora y pacientes en terapia intensiva por falta de electricidad
Tiempo de lectura: -'
13 de noviembre de 2023 a las 08:09

El viceministro de Salud del gobierno de Hamás informó este lunes que "seis bebés prematuros" y "nueve pacientes en cuidados intensivos" murieron debido a la falta de electricidad en el hospital Al Shifa, el más grande de la Franja de Gaza, debido a la falta de electricidad por el asedio.

“Todos los hospitales del norte de la Franja de Gaza están fuera de servicio", declaró Yusef Abu Rish, viceministro de Salud del gobierno de Hamás, consignó la agencia de noticias AFP.

En su reporte diario, también Naciones Unidas confirmó este lunes la muerte de tres enfermeras del hospital de Al Shifa, donde anteriormente había denunciado la muerte de dos bebés prematuros y otros diez pacientes en la instalación.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, los últimos ataques provocaron daños en la zona de atención a enfermedades cardiovasculares y en la maternidad, entre otras instalaciones del hospital en Ciudad de Gaza, la capital de la franja.

"Algunos desplazados internos, personal y pacientes han conseguido huir, pero otros siguen atrapados dentro", subraya el documento, recordando que está en riesgo la vida de 36 bebés en incubadoras y pacientes con problemas renales en diálisis.

Idéntico reporte realizó la Medialuna Roja, equivalente árabe a la Cruz Roja occidental.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud informó que “perdió todo contacto” con el hospital de Al Shifa, donde la situación es particularmente dramática.

Además de la falta de energía y suministros, está sitiado y con miles de personas en sus inmediaciones buscando refugio de los bombardeos y los combate entre las tropas israelíes y los milicianos del movimiento islamista palestino Hamás.

Israel anunció el sábado que está dispuesto a ayudar a evacuar a los bebés de las unidades de pediatría hacia un lugar más seguro, pero esta operación no se ha concretado y el hospital sigue expuesto a la ofensiva terrestre lanzada por Israel en este territorio gobernado por Hamás.

El ejército israelí también afirmó que sus soldados entregaron 300 litros de combustible para que el hospital siguiera funcionando.

El propio director del centro, Mohammad Abu Salmiya, indicó que el ejército israelí lo llamó y le informó que dejarían combustible a unos 500 metros del hospital.

"Yo les dije que, si quieren ayudar, necesitamos al menos 8.000 litros para hacer funcionar el principal generador y salvar a cientos de pacientes y heridos", relató.

Naciones Unidas señala además que el sábado un ataque aéreo destruyó la Clínica Sueca en el oeste de Ciudad de Gaza, donde se refugiaban medio millar de desplazados internos, y en la noche del sábado al domingo otro ataque mató a dos médicos y causó heridas a otros en el hospital Al Mahdi, también en la capital de la franja.

El ejército israelí alega que grupos armados operan en Al Shifa y en túneles bajo las instalaciones, algo que niega el Ministerio de Salud de Gaza, que demanda una investigación independiente de este tipo de ataques a zonas sanitarias.

Israel prometió "aniquilar" a Hamás tras el sangriento ataque lanzado por milicianos del grupo islamista en su territorio el 7 de octubre, que dejó unos 1.200 muertos, en su mayoría civiles, según las autoridades israelíes.

Según el ministerio de Salud de Hamás, unas 12.000 personas han muerto por la ofensiva israelí, mayoritariamente civiles, entre ellos casi 4.000 niños.

En su informe diario, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) informaron que un total de 44 de sus soldados murieron en la ofensiva de retaliación.

El viceministro de Salud del gobierno de Hamás había informado el domingo por la noche la muerte de cinco bebés y siete pacientes muertos en el establecimiento médico donde el sábado todavía había 39 recién nacidos prematuros, a los que las enfermeras daban masajes respiratorios a mano para mantenerlos vivos.

(Con informes de agencias)

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...