Personajes > En aislamiento

La reina Isabel y el duque de Edimburgo celebraron su 73 aniversario de casados

La Casa Real publicó una fotografía de Isabel y Felipe en su residencia del castillo de Windsor, en donde se encuentran recluidos por la pandemia

Tiempo de lectura: -'

20 de noviembre de 2020 a las 17:25

El 20 de noviembre de 1947, dos años después del fin de la segunda guerra mundial y cinco antes de su coronación como reina de Inglaterra, Isabel Windsor se casó con el duque Felipe de Edimburgo. 73 años después, el aniversario –que ya pasó las bodas de titanio y araña las de brillantes– los encuentra separados de su familia y asilados por la pandemia de covid 19 que azota al mundo. La reina, de 94 años, y el duque, de 99, se tomaron sin embargo una foto alusiva en la que se muestran sonrientes y juntos frente a una tarjeta de felicitaciones de parte de sus bisnietos en el castillo de Windsor, su residencia temporal por la pandemia.

"La Reina y el Duque de Edimburgo observan una carta de aniversario hecha por el príncipe Jorge, la princesa Carlota y el príncipe Luis, junto al resto de todas las otras cartas que les llegaron con buenos deseos y felicitaciones para celebrar su 73 aniversario de casados", dice el mensaje publicado por la cuenta de Twitter de la familia real junto a la fotografía. 

La por entonces heredera al trono de Jorge VI de Inglaterra tenía 21 años cuando se casó con Felipe, cinco años mayor, en la mítica Abadía de Westminster de Londres, donde también sería coronada como soberana de la Commonwealth. 

Ambos se vieron por primera vez en la boda que unió, en 1934, a la prima del duque, Marina de Grecia, y al tío de la reina Isabel, el duque de Kent. Allí la por entonces princesa Isabel tenía apenas 8 años, y los registros de la monarquía establecen que la relación recién comenzó a foguearse varios años después, cuando a partir de los 13 años Isabel empezó a tener una correspondencia frecuente con el príncipe de Grecia y Dinamarca.

La boda real, celebrada el 20 de noviembre, estuvo encabezada por el arzobispo de Canterbury y el de York. Hubo ocho damas de honor que acompañaron a Isabel y según datos de la época asistieron más de dos mil invitados, además de que la radio de la BBC transmitió en vivo la ceremonia. Luego de los festejos, el por aquel entonces primer ministro británico Winston Churchill describió a la boda como "un toque de color en el duro camino que debemos recorrer", haciendo referencia a la reconstrucción del país y la población tras el enfrentamiento bélico mundial.

Su matrimonio no estuvo exento de problemas y de altibajos –como lo muestra, por ejemplo, la serie de Netflix The Crown–, pero ha tenido muchos menos sobresaltos que los de sus descendientes, incluido su hijo Carlos y sus nietos, los príncipes Guillermo y Enrique.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...