Cargando...
La bicicleta que le robaron a Norita Vincent

Nacional > Turismo inseguridad

La sospecha sobre el jardinero y la bici de triatlón: robos a casas de veraneo ponen en alerta a turistas en La Barra

Tiempo de lectura: -'

15 de enero de 2022 a las 05:01

Norita (48) estaba acostada. Eran más de las ocho de la noche del 11 de enero y se sentía mal. Estaba sola: sus dos hijas habían salido a comprar bidones de agua. De repente, el ladrido de los perros la incomodó. Se levantó, bajó las escaleras y vio que la puerta de la galería estaba abierta de par en par. Y le faltaban cosas.

A medida que empezó a entender lo que había pasado, notó que ya no estaban dos carteras Gucci y Zadig & Voltaire, billeteras, su reloj Garmin de entrenamiento, airpods, cargadores, y, lo que más la entristeció: su bicicleta de alta gama que tenía desde hace dos años para competir en triatlón. El asiento era de Miami; las ruedas, importadas. El cuadro lo había comprado en Argentina. La había hecho prácticamente a medida.

Norita compite en IronMan y logró estar en el podio en el Mundial de Half IronMan de Sudáfrica 2019. Se había anotado para correr en marzo el Half IronMan de Punta del Este, y su deseo era clasificar, también, al de Nueva Zelanda. Sin la bicicleta, su plan quedó en suspenso. Si la tuviera que comprar de nuevo, tendría que invertir entre US$ 12 mil a US$ 15 mil. Por eso ofrece US$ 1.000 de recompensa para el que la devuelva.

Pese a que tanto policías como fiscales en el este habían asegurado que esta temporada estaba siendo "tranquila" y sin copamientos o delitos graves que llamaran la atención, algunos vecinos en La Barra de Maldonado empezaron a organizarse a través de grupos de Whatsapp para estar en alerta ante la seguidilla de robos de los que, a través del boca a boca, se fueron enterando.

María (cuyo nombre real prefirió no publicar), hija de Norita, contó a El Observador que llegó al balneario junto con su hermana para veranear en la casa de su mamá, que es argentina pero vive la mitad del tiempo en cada país debido al negocio que tiene en Punta del Este.

Cuando empezaron a pensar cómo se produjo el robo tan rápido –ellas se fueron de la casa por menos de media hora– vieron que, en el día, les había quedado un cabo suelto. 

Más temprano, un jardinero llegó y le pidió para entrar a la casa a cortar el pasto. María lo dejó pasar porque pensó que lo había contratado su madre. Pero cuando habló con ella se dieron cuenta de que en realidad nadie lo había llamado. "Estaba hablando con mi mamá del jardinero que vino y ella me dijo: '¿Que jardinero? Yo no contraté a ningún jardinero'. Entonces sospechamos que haya sido ese hombre, porque nadie lo contrató, nadie le pagó nada por su trabajo y él tampoco reclamó ningún pago", contó Norita. 

Unos días antes, el 3 de enero, el padre de María estaba en la playa en La Posta del Cangrejo y, desde el agua, vio como un hombre se llevaba su mochila. Salió del agua y corrió para detenerlo. En eso, otros turistas que también estaban en la playa empezaron a correr con él para intentar atraparlo. El ladrón se sintió acorralado, tiró la mochila y se escapó.

Los vecinos de la calle Los Destinos también están nerviosos por los robos; más al sacar la cuenta y notar que, en dos manzanas, ya se enteraron de siete robos en la primera quincena del año.

El 31 de diciembre a las 11 de la noche, en una de ellas rompieron dos vidrios que daban al fondo de la casa, pero escaparon apenas empezó a sonar la alarma. En otra de las casas también robaron en esta temporada. Los vecinos llamaron a la policía, que pudo detener al sospechoso gracias a las pistas que dieron quienes lo vieron. 

El 22 de diciembre, Carlos (también nombre ficticio), que es argentino pero vive en la cuadra, se quedó sin luz. Eran las cinco de la tarde. Enseguida, vidrios rotos y puertas forzadas. Otra vez, la alarma espantó a los ladrones.

A dos cuadras, el 26 de diciembre entraron a robar en otra casa, cuando los veraneantes estaban durmiendo. Se le llevaron hasta el auto. Varios de los turistas que se hospedan en esa zona de La Barra creen que hay una percepción unánime: "Nadie-hace-nada", dice uno de ellos, que no quiere ser identificado en la nota.

"Todo se dio por esta acción conjunta entre vecinos", dijo María que cuestiona la falta de presencia policial en las calles. "Me parece que la policía acá en Uruguay muy bien no funciona porque son muy lentos, es todo muy tedioso, no mandaron ninguna patrulla a la zona sabiendo que hay robos. No es una zona re segura como dice la policía", se quejó.

La bicicleta que le robaron a Norita Vincent

Más de lo mismo

El fiscal de turno en Maldonado, Sebastián Robles, comentó a El Observador días atrás que no observa “nada diferente a otros años”, y añadió que no ha tomado nota de grandes hurtos de casas que “llamen la atención” por su magnitud. Tanto efectivos policiales de a pie como vecinos del entorno de la península esteña, que tiende a ser un foco de atención de las autoridades, relatan una relativa tranquilidad en el entorno. 

En entrevista con El Observador la semana pasada, el jefe de Policía de Maldonado, Julio Pioli, afirmó que la reapertura de fronteras “obviamente” mueve la aguja en materia de seguridad a la hora de compararse con la temporada anterior, por más que consideró que “es pronto” para contrastar. Esa condición incide tanto en el público pasible de ser víctima de un delito como de aquel que arriba para tornarse en victimario. 

El jerarca indicó que “Punta del Este históricamente ha sido una plaza apreciada por delincuentes de diversos países”, y que desde la Jefatura están investigando si hubo ingresos de grupos delictivos de este tipo. “A veces son determinados hurtos cometidos con muchísimo cuidado, procurando no dejar indicios. Ese es quizás uno de los aspectos que nos llaman la atención”, afirmó. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...