Carta Lectores > OPINIÓN

De Daniel Martínez: la tecnología para reactivar Montevideo

Tiempo de lectura: -'

08 de junio de 2020 a las 14:22

Por Daniel Martínez

Impulsamos la ciudad inteligente y hoy tenemos las condiciones para hacer de Montevideo un modelo en innovación adaptada a la nueva realidad y los desafíos que tiene la ciudadanía por delante. Contamos con la base humana y la infraestructura material y digital para hacerlo posible.

Hoy día no se pueden gestionar la ciudad y el departamento como se hacía tradicionalmente. Tenemos una enorme ventana de oportunidad para utilizar la tecnología para que la gestión sea ágil, eficiente y mejore el día a día de la gente.

El uso masivo de datos, la inteligencia artificial, el “Internet de las cosas” que ya no será sólo eso, sino que será el “internet del todo” y “en todas partes”, la robótica, las tecnologías de alimentos, de medicamentos, nuevas tecnologías agropecuarias, la biotecnología, las tecnologías blandas que transforman organizaciones, entre otras, representan una ventana de oportunidades, generando un sinfín de nuevas ocupaciones.

En lo departamental, hay experiencia: el Centro de Gestión de la Movilidad (CGM) es un ejemplo, quizás el más importante, pero no el único, de cómo traducir en gestión las capacidades que ya hemos construido. Debemos implementar un gran centro de gobernanza, cuyo antecedente es el CGM, que permita -mediante una visión que integre varias capas- conocer en tiempo real y a la vez la situación del tránsito, de la recolección de residuos, de la calidad ambiental, entre tantas variables que hacen a la convivencia y la calidad de vida.

El análisis geoespacial en tiempo real de diferentes procesos integrados es la herramienta más destacada para gestionar la ciudad en forma inteligente e integrada, dando la mejor respuesta posible para la mejor calidad de vida de la ciudadanía.

La ciudad inteligente es sostenible. En muchos lugares se está hablando de la “ciudad de los 15 minutos”, con trabajo y servicios en el entorno de la residencia y acordes a las necesidades actuales; con formas de transporte más saludables. También la economía circular y la mejora en la gestión de residuos forman parte de una visión de ciudad en la cual la tecnología tiene mucho para aportar, colaborando con las directivas que surgen de la planificación urbana y del desarrollo de los servicios. El estudio de los patrones de movilidad, la promoción del uso de bicisendas mediante apps, el reciclaje y re conversión de residuos, así como la logística de los servicios, son algunos de los aportes posibles a realizar.

Entre los muchos aspectos de la inclusión, destacamos uno que ha sido muy notorio durante el confinamiento; el de la inclusión digital, centrada en los sectores más desfavorecidos. Si bien no ha sido una responsabilidad primaria de la Intendencia, es preciso contar con una red de comunicación accesible para toda la población, así como espacios públicos con conectividad, camino que hemos recorrido en este período y que hay que profundizar. En la post pandemia, hay que considerar el acceso a internet como un derecho ciudadano básico.

Desde nuestra perspectiva podemos aportar a un Montevideo disfrutable, revalorizando y propiciando las oportunidades de encuentro mediante el uso de tecnologías apropiadas a los espacios públicos y los ámbitos culturales.

Desarrollaremos las Estaciones Montevideo Inteligente (EMI), intervención emblemática en la ciudad para el espacio público, creada y diseñada en nuestro país. Una propuesta audaz, característica de la innovación. Así como las EMI, se pueden diseñar otras intervenciones con tecnología aplicadas a los circuitos saludables y espacios públicos. Visualizamos cámaras, paneles digitales, sensores para mejorar el espacio público mediante el riego automático, identificación de residuos, datos de calidad del aire, del agua en las playas, recomendaciones ante la radiación UV, entre muchos otros ejemplos. Como lo son también el despliegue en los teatros y los museos de espacios de realidad aumentada y virtual, la generación de contenidos multimedia para el Planetario digital y la promoción de contenidos digitales creados en forma colaborativa.

La ciudad debe poner a disposición de las personas la información que les interesa.

El turismo, que es una de las actividades hoy más afectadas por la emergencia sanitaria y que es muy importante para Montevideo, también tiene su correlato en el mundo digital, donde se destacan las iniciativas denominadas turismo inteligente. El uso de análisis de datos y la inteligencia artificial para descubrir los intereses de los turistas, así como la oferta cultural son elementos básicos para su desarrollo en un futuro próximo.

La disponibilidad de datos abiertos y la difusión de su existencia a es la herramienta para que distintos actores de la sociedad puedan proponer el desarrollo de soluciones a partir de su uso.

A partir del efecto de la pandemia, las acciones de fomento de acercamiento a la tecnología son un factor inclusivo fundamental.

Con mi equipo, pensamos profundizar en actividades en el territorio que promuevan la creatividad y el pensamiento científico en niños, niñas, adolescentes y jóvenes: hackathones (metodologías de co creación), jornadas de robótica, concursos, laboratorios y talleres.

Apostamos a identificar colectivamente los problemas de la ciudad y a abrir los espacios de colaboración para descubrir las soluciones más innovadoras y creativas.

Montevideo Decide es un espacio fundamental en esta línea, que ha logrado una amplia participación ciudadana, la cual buscaremos potenciar en el futuro.

Los laboratorios de innovación pública son espacios para que distintos actores puedan discutir e intercambiar visiones sobre los problemas de la ciudad con el objetivo central de elaborar nuevas y mejores soluciones.

En un mundo bajo constantes movimientos impulsados fundamentalmente por la revolución tecnológica, sabemos que si bien hay empleos que se redefinen o desaparecen, se abren nuevas oportunidades y nuevas ocupaciones.

Las ciudades post pandemia tendrán una realidad distinta, donde el tema del empleo será prioridad. Muchas personas quedarán en la frontera o caerán en la marginalidad del mundo del trabajo. Es central la generación de empleo, ya que es una importante política social si se la proyecta de forma ambiciosa en el mediano y largo plazo.

Tomemos un caso: el cierre inminente del actual Mercado Modelo genera ese tipo de oportunidad: de desarrollo urbanístico, de vivienda, de espacio público, entre otros usos. Además, en la actual estructura será posible realizar un espacio especializado en la promoción del desarrollo audiovisual y las industrias creativas. Una plataforma que facilite el desarrollo de iniciativas, la colocación y el posterior desarrollo del producto terminado en diferentes mercados nacionales e internacionales.

Crearemos un polo con estas características que se podría llamar “Barrio Modelo” en el cual incubar al ecosistema innovador para que se puedan desarrollar y consolidar iniciativas de la nueva economía. Apostaremos entonces a ecosistemas abiertos que ofrecen una mayor diversidad de opciones y el cruce de saberes y perfiles, de actores e iniciativas.

Estamos pensando en una coordinación de iniciativas de centros de emprendedurismo e innovación, públicos y privados, asociaciones gremiales, universidades, escuelas técnicas y otras iniciativas públicas y privadas que se quieran integrar. Una matriz integrada para la innovación y la aplicación que atraerá inversión de alto valor agregado.

Nuestra convicción es que la apuesta a la inteligencia y al conocimiento, a la ciencia y a la técnica no es una cuestión menor ni una competencia secundaria de la Intendencia. Por el contrario, es una función central del gobierno departamental. Las montevideanas y los montevideanos lo sabemos, y por ello seguiremos tenazmente construyendo capacidades para seguir adelante, juntos. Sin que nadie quede atrás.

Tu opinión
Para enviarnos una carta: Web: https://www.elobservador.com.uy/servicios/carta-de-lectores Correo: Cuareim 2052, Montevideo (CP 11800), Uruguay E-mail : lectores@observador.com.uy Fax : 2924 4507
Es imprescindible que las cartas se firmen con nombre, apellido y que se proporcione número de cédula de identidad o credencial cívica. También debe constar dirección y teléfono de su autor. El Observador se reserva el derecho de resumir o extractar el contenido de las cartas y de publicar las que considere oportunas.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...