Cargando...

Nacional > DIFERENCIAS

Lacalle y autoridades educativas frenan protocolos del MSP que discriminan a niños no vacunados

El presidente dijo que "no va a aplicar" medidas que "puedan discriminar"; MEC y ANEP advirtieron además sobre dificultades operativas, mientras que Salinas defendió la resolución de su cartera

Tiempo de lectura: -'

25 de febrero de 2022 a las 05:04

El presidente de la República Luis Lacalle Pou, junto a las autoridades del Ministerio de Educación (MEC) y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), resolvió frenar la puesta en marcha de los protocolos anunciados este miércoles por el Ministerio de Salud Pública (MSP) respecto a los tiempos de cuarentenas en caso de brotes en los centros educativos, y que ahondaban la distinción entre los menores vacunados y los no vacunados contra el covid-19.

A lo largo de la jornada del jueves, Lacalle Pou mantuvo conversaciones con el ministro de Educación, Pablo Da Silveira, el presidente de ANEP, Robert Silva, y el propio ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, que despertaron cuestionamientos por “discriminación”.

Según las pautas presentadas, los menores de 18 años con dos o tres dosis de la vacuna –o que hayan cursado la infección en los últimos 60 días– no tendrían que aislarse en caso de un brote en su clase. En cambio, los menores con una sola dosis o no vacunados tendrían que aislarse ocho días, pudiendo reintegrarse antes solo si presentan un test rápido negativo. De esa forma, por ejemplo, un niño asintomático no vacunado debería encuarentenarse más de una semana, mientras que uno vacunado sí podría asistir a clases.

A la salida de la Expo Durazno, el presidente dijo que el gobierno “no quiere tener políticas que de alguna manera puedan discriminar” y que por eso “no las va a aplicar”. Además, mencionó como poco conveniente “cambiar todo lo planificado” a “pocos días” de empezar las clases.

“Quiero ser muy claro en esto, como ha pasado en toda la pandemia. Salud Pública recomendaba algunas acciones, y después el área correspondiente, en este caso respetando la autonomía de la educación, toma una decisión, que en este caso va a ser sensiblemente distinta a la recomendación del Ministerio de Salud Pública”, señaló Lacalle, quien insistió en que el MSP “no hizo un protocolo", sino que "hizo una recomendación". "Los protocolos tienen que ser aceptados por el Poder Ejecutivo”, afirmó.

Al presentar los lineamientos un día antes, las autoridades de Salud Pública habían señalado que las nuevas exigencias estaría incluidas en una ordenanza que se daría a conocer en las horas siguientes, y que se enviaría a las autoridades del Codicen "a los efectos que las consideren sus técnicos". 

De todos modos, tanto la página del MSP como la de la propia Presidencia de la República recogieron las declaraciones de Salinas como el anuncio de nuevos "protocolos". En la página de Presidencia se informó que "el MSP presentó la actualización de los protocolos de testeo y aislamiento" y que Salinas "detalló los cambios en los protocolos para contactos, docentes o estudiantes". 

En la conferencia del miércoles, Salinas afirmó: "En escolar y Secundaria no se van a cuarentenar niños y adolescentes que padecieron covid-19 en los ultimos 60 días y tampoco si tienen dos o tres vacunas según el esquema para su edad o estado de comorbilidad. Reitero, no se va a pedir el aislamiento si están con vacunación completa. Para aquellos, por el contrario, que cuenten con una dosis o no estén vacunados o hayan pasado más de 60 días, podrán reintegrarse al día octavo de la última exposición. A nivel terciario, no se va a pedir cuarentena en ningún caso, solo automonitoreo de síntomas", agregó.

Los cuestionamientos

Los equipos técnicos del Codicen recibieron el miércoles los documentos del MSP y comenzaron un análisis que, según dijeron fuentes del organismo, continuará en los próximos días. Por su parte, los consejeros del Codicen comenzaron a discutir su posible implementación y advirtieron que, además de los cuestionamientos por la discriminación a los niños no vacunados, las pautas de Salud Pública suponían "dificultades desde el punto de vista práctico", es decir, de su implementación. 

El ministro de Educación y Cultura, Pablo Da Silveira, dijo que su cartera se encontraba “conversando en estas horas” con el MSP para evitar aplicar los protocolos.

“A mí personalmente es una decisión que no me gustaría tomar. Estamos conversando en estas horas para encontrar caminos para que no sea necesario hacerlo”, dijo Da Silveira, consultado sobre las nuevas exigencias que previamente habían sido criticadas por parte de pediatras y trabajadores de la educación. 

"Estamos conversando en estas horas sobre este tema. La realidad es muy dinámica. Esperemos que para el día en que empiecen las clases podamos haber flexibilizado algunos límites a favor del buen funcionamiento de las comunidades educativas", añadió Da Silveira este jueves. 

Salinas, por su parte, dijo este jueves que las pautas del ministerio están "muy lejos" de constituir "discriminación". "Por el contrario, usted fíjese que hasta el año pasado, por un caso en una clase se cuarentenaba por 14 días a todos los niños. Y ahora en nivel de 5 años en adelante pasamos a un régimen de no cuarentena por un caso, solamente por dos o tres, inclusive. Puede ser que haya dos o tres casos y que no constituyan un brote", apuntó.  "No (hay) ningún tipo de discriminación. Tal es así, que un niño no vacunado, si padeció la enfermedad, puede concurrir a clase. Esa es la demostración de que no hay diferencia entre vacunados y no vacunados", agregó.

El ministro dijo además que las "recomendaciones" fueron realizadas "por expertos de alta dedicación y prestigio, bajo un criterio de evaluación de riesgo", y dijo que en las próximas horas saldrán a "explicar" los fundamentos. 

El pediatra Álvaro Galiana, uno de los que trabajó en la redacción de las pautas, dijo a Informativo Sarandí que a su juicio se disponía una "diferenciación" pero "no una discriminación". 

"Hay una diferencia biológica entre el individuo vacunado y no vacunado. Es una diferenciación y no una discriminación. Hay que pensar en los aspectos individuales y en los aspectos generales del centro educativo. Nadie quiere que sea un lugar donde los niños puedan infectarse. Es un tema médico que hay que tener en cuenta. Se intenta que la diferencia entre el niño vacunado y no vacunado sea la mínima, pero es verdad que el niño no vacunado podría infectar más días que el niño vacunado. El centro educativo tiene que ser un sitio seguro", argumentó.

El pediatra Sebastián González Dambrauskas opinó en cambio que la diferenciación "es una pésima noticia", a "contramano" de lo que se había expresado en noviembre. "No se entiende por qué ante una enfermedad leve, que se sabe que la vacunación no previene la infección, los estamos tratando de una manera según si están vacunados o no", argumentó.

Gustavo Giachetto, también pediatra e integrante de la Comisión Nacional Asesora de Vacunación, dijo por su parte que "el nuevo protocolo de actuación en las escuelas resulta muy complejo de justificar, entender y aplicar".

La decisión del MSP fue en un camino contrario a la recomendación inicial emitida por la Comisión Asesora de Vacunas en noviembre, cuando prestó el visto bueno a la vacunación contra el coronavirus en niños entre 5 y 11 años. El organismo enfatizó en esa fecha que el estatus vacunal "no debería suponer una limitante en este grupo etario para su acceso a cualquier actividad".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...