Cargando...
La última entrevista que dio a El Observador fue en mayo de 2020, a meses de asumir el ministerio.

Nacional > Entrevista

Larrañaga y su mirada sobre la seguridad: la última entrevista que dio a El Observador

A casi tres meses de haber asumido como ministro, Larrañaga habló con El Observador sobre sus primeros pasos como secretario de Estado y sus planes a futuro

Tiempo de lectura: -'

22 de mayo de 2021 a las 20:32

Esta entrevista fue publicada originalmente el 20 de mayo de 2020. 

Por Natalia Roba y Joaquín Silva

Ya era de noche, y la larga jornada de Jorge Larrañaga estaba terminando, pero cuando vio un patrullero casi “camuflado” estacionado en las canteras del Parque Rodó no se contuvo. “Dé la vuelta”, le ordenó al chofer. Los policías no podían creer que el ministro del Interior en persona se acercara por la oscuridad y les preguntara: “¿Qué están haciendo, compañeros?

Larrañaga empieza a trabajar tan temprano que fue capaz de llamar por teléfono a las cuatro y media de la madrugada al jefe de Policía de Florida, Ruben Saavedra. Ese día se despertó antes de la cuenta y no se percató de que era plena madrugada porque siempre se levanta antes del amanecer. “Al otro día lo llamé por teléfono y le dije que me perdonara”, contó el ministro.

En entrevista con El Observador, Larrañaga dijo que le planteó al presidente su intención de promover una iniciativa para habilitar los allanamientos nocturnos –como promovía en el plebiscito Vivir sin miedo– y defendió el gasto de $ 484.000 por el cambio de diseño de los patrulleros durante la emergencia sanitaria, porque entiende que es “un mensaje a la población y a la delincuencia”. Además, dijo que es “tirado de los pelos” comparar el gasto con la encuesta que iba a realizar el Mides por el mismo monto.

¿Qué logros ha tenido el Ministerio del Interior desde que asumió?
Avanzar, reconocimiento de la gente que tenemos una mayor presencia policial, resultados en materia de lo que nosotros creemos que es la cadencia de los delitos, que obviamente vamos a dar para la primera semana de julio el primer semestre de este año. No vamos a andar en más discusiones sobre el tema de las cifras y fundamentalmente una muy fuerte conexión de los mandos ministeriales con la policía. Estamos convencidos de que en el pensamiento de la policía siente el respaldo para poder trabajar y esto se está viendo en operativos y en el trabajo del Ministerio del Interior.
 
Hubo una redistribución y se volcó más policías a la calle, ¿no?
Sí. Hubo una disposición de poner el PADO bajo la órbita de las jefaturas de policía, y  también las instrucciones directas a los jefes de tener tres componentes: dar la cara, reorganizar cada jefatura en cada departamento y tener resultados. Y eso es lo que venimos monitoreando permanentemente en trabajos que obviamente están con la interferencia de la epidemia. No obstante lo cual, nos sentimos satisfechos con los logros que se vienen alcanzando. Para nosotros fue todo un tema la extradición del narcotraficante mexicano (Gerardo González Valencia), que se alcanzó  en poco tiempo luego de trabajar incluso a partir de la reapertura de la feria judicial.
 
Si no se lo extraditaba ¿se podía haber escapado él también?
Esa es una especulación.

La última entrevista que dio a El Observador fue en mayo de 2020, a meses de asumir el ministerio.


 
Pero ustedes tenían información de que había un plan de fuga.
Eso es reservado. Siempre hay posibilidad de una fuga. Tanto es así que está el caso de Rocco Morabito.

¿Por qué demoró tanto la investigación administrativa de esa fuga? 
Lo que pasa es que hubo dos investigaciones. Una de Asuntos Internos y otra de la Subdirección de la Policía Nacional. Después que nosotros asumimos, le expresamos a fiscalía que íbamos a hacer copia de los dos expedientes, y le íbamos a trasladar esos antecedentes. Eso se hizo. Paralelamente, Asuntos Internos está revisando la investigación administrativa que se había llevado adelante en la Subdirección de la Policía Nacional. Y nuevos testimonios, nuevas actuaciones que tenemos, también se van a volcar inmediatamente a fiscalía. Respecto a los tiempos, soy respetuoso del accionar de la fiscalía y de la justicia en general. Es un tema que no me corresponde a mí contestar.

Volviendo al patrullaje, ¿ha tenido logros concretos el uso de los helicópteros para el apoyo del patrullaje diario?
Sin duda, la presencia del helicóptero tiene incidencia en el movimiento de los delincuentes.
 
¿Qué incidencia tiene?
Genera prevención y disuade. Uno comprende que a veces puede molestar el ruido, tomamos en cuenta esa situación, pero en forma nocturna y con foco ha colaborado en persecuciones exitosas porque desde arriba iluminando se sabe exactamente por dónde van los delincuentes que huyen y eso se comunica directamente con el Centro de Comando Unificado para darle directamente información a los patrulleros que persiguen.
 
En enero dijo a Búsqueda que no iba a estar “acuciado” por las cifras y que le dieran un año para hablar de delitos, pero sin embargo a los dos meses usted mismo difundió cifras. ¿No cree que se apuró?
No, yo tiré cifras porque se tiraron. Ahora vamos a anunciar cifras en los primeros 10 días de julio en forma oficial. 
Lo que dijimos en su momento, y eso es así, es que si comparamos los dos primeros meses nuestros con los dos últimos meses de la anterior administración habían disminuido los delitos.
 
Pero científicamente comparar dos meses con dos meses...
Eso de científicamente... ¿Qué es científicamente? 
 
Las estadísticas se publican cada seis meses, un año...
No, no, no. ¿Por qué? ¿Porque alguien dice que eso es científico? No. Todo es posible de comparar. ¿Dónde está el código científico?

La última entrevista que dio a El Observador fue en mayo de 2020, a meses de asumir el ministerio.


 
Así hacen la estadísticas el propio Observatorio Criminológico del ministerio.
Puedo comparar los dos primeros meses contra los dos meses anteriores, y tiene su valor , lo que establece una meseta o un descenso. Es opinable. Nosotros vamos a dar las cifras del primer semestre y después vamos a dar a fin de año las cifras de los delitos porque acá no corremos una carrera contra nadie. Lo que tenemos es una carrera contra la delincuencia, porque también se habla y se dice de (el efecto) la pandemia, pero los delincuentes no pararon de delinquir por la pandemia.
 
Bueno, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, dijo este jueves que los delitos descendieron por esa razón.
Los delincuentes no estuvieron en cuarentena, vamos a entendernos.

Pero Díaz dijo que...
Usted no me insista con Díaz. Usted siga el hilo de lo que yo estoy conversando. Lo que estoy diciendo es que los delincuentes no hicieron cuarentena. Los delincuentes no razonaron “hay pandemia, no delinco”. No. Nosotros sabemos perfectamente bien que el accionar criminal siguió intensamente, y además, en la jerga policial, recogimos un pensamiento que es muy gráfico: se la están dando entre ellos. Entonces, yo no voy a hacer comentarios en función de las declaraciones del fiscal de Corte. Yo respeto al fiscal de Corte, pero no sé qué cifras pueden citarse de otros países con respecto a una especie de descenso de la delincuencia. Acá en Uruguay no creo que los delincuentes empezaran a tener movilidad responsable en su accionar delincuencial. 
 
¿Y lo de se “la están dando entre ellos”, no es el famoso “ajuste de cuentas” que tanto se le reprochó al ministro Eduardo Bonomi al ser una manera de justificar homicidios?
Yo no estoy justificando nada. Estoy simplemente relatando algo que dicen los policías. Yo creo que estamos obteniendo logros, estoy convencido de que están empezando a bajar las rapiñas y hurtos, y que vamos en el mediano plazo a tener una baja en homicidios.
 
¿Y si el Frente Amplio pusiera un observatorio de control como fue Fundapro en su momento, cómo lo tomaría?
Que lo hagan, que lo hagan mañana, ¿cuál es el problema? Nosotros tenemos el mismo observatorio que tenía el Ministerio del Interior, con el mismo responsable y la misma conducción. Le vamos a exigir absoluta rigurosidad. Acá se habla de muchas cosas. El 13 de marzo se declaró la emergencia sanitaria, y hoy es 29 de mayo. Toco madera sin pata: no hemos tenido ningún femicidio.
 
¿Y por qué cree que pasó eso? Porque eso no depende de la eficacia policial.
Obviamente que no. Estoy relatando algo que nos alegra. El otro día conversaba con Inmujeres en plena pandemia. No salió de nosotros, pero lo tengo que redimensionar. Esta es la realidad, pero debe entenderse también que este ministerio es como estar dentro de un barril de pólvora, en donde todos se acercan con un encendedor. Y encima de eso, hemos tenido que prestar todo nuestro apoyo, respaldo y esfuerzo en materia de la pandemia. Y estamos trabajando 48/7. Por favor, entrecomillas, porque después terminan diciendo que Larrañaga inventó el día de 48 horas (se ríe).
 
¿El éxito de su gestión lo va a medir en función de las cifras? Si se disparan los delitos, ¿lo considerará un fracaso?
Mire, yo no voy a entrar en las especulaciones en las que usted me quiere hacer entrar. 
 
Bonomi decía: “Las cifras no nos acompañaron”, pero rescataba logros en otros aspectos.
Yo no soy un ministro atornillado. No estoy abulonado a este cargo. Los resultados los evaluará la gente y el presidente de la República. Y yo mismo. Este equipo del Ministerio del Interior está haciendo un esfuerzo excepcional, extraordinario. El doctor (Luis) Calabria (Director de Secretaría) se me enoja porque dos por tres le reclamo respuestas y obviamente tiene cincuenta trámites por delante. Porque repito: es el Ministerio más grande, con mayor cantidad de funcionarios, con US$ 840 millones. Ahora estamos esperando la aprobación de la ley de urgente consideración, porque ahí tenemos la dirección nacional de seguridad rural, y estamos rascando la bolsa de los recursos ver si podemos tener más dotación de vehículos. Tenemos 5.041 patrulleros, y más del 31% que está fuera de funcionamiento. 
 
¿Hablando de los vehículos, a qué se debió el cambio de estética de los patrulleros?
Porque hay todo un mensaje ahí, a la población y a la delincuencia. Estuvimos mirando y observando modelos de otros países, de cómo se plotean en otros países, y se diseñó eso porque entendemos que tiene que haber una presencia más pesada de la imagen del Ministerio del Interior. 

¿Pero qué pasó con el diseño actual?
No nos conformaba.

La última entrevista que dio a El Observador fue en mayo de 2020, a meses de asumir el ministerio.


 
En las compras estatales aparece el gasto de $ 484.000.
Corresponde al material.
 
Es el mismo monto que se iba a destinar a la encuesta del Mides y se canceló. ¿Le parece oportuno este gasto en momento de emergencia sanitaria?
Me parece que la comparación que pretende hacer no es válida.
 
Es el mismo monto y estamos en un momento de crisis.
No, pero perdóneme. Estamos hablando de patrulleros para el trabajo policial en todo el país, para la prevención de la seguridad. No es asimilable una cosa con la otra. Es una comparación traída de los pelos, que tiene el legítimo derecho a hacerla y yo a contestársela. Hay una cantidad de cosas, como el código de los patrulleros en el techo, que hacen al funcionamiento de la policía y que era requerido también por la propia policía. Esta es una iniciativa de la Jefatura de Policía de Montevideo, con el subsecretario Guillermo Maciel para impulsar este trabajo.
 
Se hizo como compra directa, así que se consideraba que era urgente el gasto.
Compra directa de materiales. Ya veo que anduvieron investigando.
 
La Institución Nacional de Derechos Humanos informó que recibió un récord de denuncias por presunto abuso policial, y sus autoridades solicitaron una reunión con usted ¿por qué no se la dio?
Mire, a la semana de entrar a este negocio ya empezaron con el abuso policial. No lo pudieron comprobar en el tema de San José. No lo pudieron comprobar con el tema del funcionario municipal, no lo pudieron comprobar en la denuncia de abuso policial con un malabarista en Garzón. Nosotros vamos a estar defendiendo al buen policía que actúa bajo la Constitución y bajo la ley. Yo soy un hombre que no tiene que dar examen de su condición democrática.
 
La fiscal Mónica Ferrero dijo que los allanamientos nocturnos facilitarían las investigaciones de narcotráfico a la hora de desarticular bocas de pasta base. ¿Va a reflotar la iniciativa que estaba como una de las cuatro medidas de la reforma Vivir sin miedo que fue derrotada en el plebiscito de noviembre? 
Yo lo he conversado con el presidente porque las acciones que se impulsen tienen que tener su aceptación. Es una antigualla (la prohibición de) los allanamientos nocturnos. Una antigüedad. La prohibición constitucional solo existe en Portugal y en Uruguay. ¿El sagrado inviolable es de noche solamente y de día el hogar no es un sagrado inviolable? Por favor. 

 ¿El presidente está afín a impulsarlo? ¿Qué le dijo?
Quedamos en analizarlo, pero nos parece que sería una herramienta fuerte. Pero además, no es una pérdida de derechos para el ciudadano, porque de última está perdiendo los derechos humanos que son atacados por la delincuencia. Porque dicen: “Ah, Larrañaga plantea lo mismo de algo sobre lo que la gente le dijo que no”. La gente le dijo que no a un paquete de cuatro medidas; quizás si lo del allanamiento se hubiera plebiscitado solo se aprobaba, porque hay gente de todos los partidos que lo apoya.
 
Ha sido enfático en cuestionar los 15 años de frenteamplismo en el Ministerio del Interior pero mantuvo a muchos jerarcas.
¿Y qué quiere, que invente policías? Se lo voy a explicar muy claro: el fracaso era de la conducción del Ministerio del Interior y ahora tenemos otra conducción. 
 
En el programa de Seguridad Ciudadana fue designado Juan Andrés Ramírez hijo. ¿No iba a ir Diego Sanjurjo a ese cargo?
No.

¿Se lo seleccionó por concurso o fue seleccionado directamente?
Fue selección directa.

Previamente había dicho que se iba a elegir a los mejores y a buscar técnicamente, ¿usted cree que reúne las condiciones técnicas para ese cargo?
Es un abogado, tiene una maestría y nos parece realmente una persona en la cual se puede confiar. Aquí hay muy pocos lugares que son de confianza y que puedan ser atractivos para particulares. 

¿Los cambios que finalmente se procesaron en la Ley de Urgente Consideración lo dejaron conforme? 
Creo que son avances. No es el 100% de lo que pretendíamos pero nos parece un texto equilibrado, con avances y con instrumentos que le van a servir al país y a la seguridad. No son instrumentos para Larrañaga. El que piense eso está pensando en cualquier cosa. Son instrumentos para la Policía, mejorar y perfeccionar su funcionamiento. Y satisfacer la demanda y el reclamo de la gente con respecto al tema de seguridad.

¿Le gusta ser ministro?
Yo era un abogado sin experiencia más que el trabajo de siete u ocho años como abogado particular en Paysandú. Pero al ocupar con 32 años la Intendencia de Paysandú me descubrí a mí mismo como una persona ejecutiva. Obviamente, esta maquinaria del Ministerio del Interior es mucho más pesada que un gobierno departamental. Pero es una carreta que estamos moviendo, vamos a reforzar las ruedas para que no se nos salga, porque va a agarrar velocidad

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...