Nacional > Seguridad Social

Las AFAP, un incómodo dilema para la izquierda

A 22 años de la reforma que creó el régimen mixto, algunos sectores frenteamplistas piden eliminar las administradoras de ahorro; otros creen que son indispensables

Tiempo de lectura: -'

17 de diciembre de 2017 a las 05:00

Las administradoras de fondos de ahorro previsional (AFAP), creadas por la reforma de 1996, volvieron a formar parte del debate este jueves durante la votación en Diputados del proyecto de ley para resarcir a los cincuentones. Aunque el problema de esa población, según los expertos en la materia, no tiene su origen en el régimen de AFAP, el Frente Amplio aprovechó la ocasión para incluir en el proyecto un tope a las comisiones que cobran esas empresas, en consonancia con su aspiración de "eliminar el lucro en la seguridad social", tal cual apunta su programa de gobierno.

Desde la creación de las AFAP, buena parte de la izquierda y los movimientos sociales se han opuesto al sistema mixto por entender que alimenta el lucro privado a costa de menores jubilaciones para los trabajadores. Veintidós años después de esa reforma, algunos discursos permanecen incambiados, mientras que otros asumen que el sistema mixto llegó para quedarse.

AFAP sí, AFAP no

En el Frente Amplio las aguas están divididas, con las dos principales corrientes –mujiquismo y astorismo– con posiciones dispares respecto a las AFAP, en particular las privadas. Según explicó a El Observador la senadora del MPP Ivonne Passada, la agrupación que lidera el expresidente José Mujica entiende que es necesario "eliminar" el pilar de ahorro individual para que el sistema vuelva a su origen, buscando la forma de que sea "sustentable".

Durante la sesión del jueves, el diputado del MPP Óscar Groba acompañó esa línea y dijo que la reforma de 1996 fue "la crónica de una muerte anunciada" al crear "ese engendro que son las AFAP". Según afirmó, el Frente Amplio "siempre advirtió" que la creación del pilar de ahorro individual "era un disparate" y significaba "ingresar el mercantilismo a la seguridad social solidaria".

Su compañero de sector Alejandro Sánchez explicó que solo en 2016 las AFAP "han logrado acumular una friolera de US$ 88 millones" por concepto de comisiones, a pesar de que "el trabajo de recaudación lo hace el BPS".

Mientras que el MPP aboga por un sistema enteramente solidario, el ministro de Economía, Danilo Astori, y su sector Asamblea Uruguay (AU) defienden el régimen mixto. El diputado Alfredo Asti (AU) dijo que su sector "siempre apoyó el régimen mixto" por más que al momento de discutirse la reforma el entonces senador Astori había propuesto que no hubiera AFAP privadas.

"A esta altura que ya está consolidada su existencia, y que 60% de los afiliados están en las privadas, no pretendemos eliminarlas. Lo que sí, dado que es obligación optar, creemos que la dispersión de las comisiones debe ser regulada", señaló. Por ese motivo, dijo Asti, el astorismo acompañó la propuesta del Ir de incluir el tope a las diferencias entre las comisiones. "Si hay modificaciones tendrá que ser sobre el régimen mixto. En todo caso, evitando que el lucro sea excesivo", agregó.

Las diferencias en la bancada oficialista tienen lugar también en el Poder Ejecutivo. Astori reivindicó esta semana la reforma de 1996 y señaló que sin ella, el sistema "habría colapsado", según declaró a Subrayado.

En cambio, el ministro de Seguridad Social, Ernesto Murro, tiene una visión crítica del funcionamiento de las AFAP y celebró el tope a sus comisiones ya que "son de las que tienen las mayores ganancias como sociedades anónimas en América Latina".

El sentir del ministro de Trabajo está reflejado en el movimiento sindical y las agrupaciones de jubilados. Hugo Bai, asesor de los representantes de los trabajadores en el BPS e integrante del Instituto Cuesta Duarte, dijo a El Observador que las AFAP "han sido más un problema que un beneficio para el sistema uruguayo", por lo cual "hay que discutir la necesidad de que tengan que existir empresas ganando ese dinero en el contexto de recursos escasos de la seguridad social". Según agregó, un sistema sin cuentas de ahorro individuales "puede ser sostenible" en la medida que "esté financiado".

Fuera del Frente Amplio, el otro partido con representación parlamentaria que arremete contra las AFAP es la izquierdista Unidad Popular. El diputado Eduardo Rubio dijo que la seguridad social "se ha ido torpedeando con el régimen mixto" y por eso llamó a "dinamitar" el sistema de AFAP.

Reformas distintas a cada lado del río

Al mismo tiempo que la Cámara de Diputados discutía el proyecto de ley sobre los cincuentones, el Congreso argentino suspendía –por disturbios entre la Policía y los manifestantes– la sesión en la que iba a votarse una reforma de ajuste al sistema de seguridad social. La ley en debate modifica el cálculo jubilatorio y el gobierno argentino la considera imprescindible para paliar el creciente déficit fiscal.

US$ 88

millones recaudaron en 2016 las AFAP por concepto de comisiones. De aprobarse en el Senado el tope incluido por el Frente Amplio, las tres AFAP privadas deberán reducir hasta 45% sus comisiones.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...