Economía y Empresas > Batalla

Las cadenas de comida que dejaron de ofrecer pajitas de plástico en Uruguay

La pelea contra los sorbitos la comenzaron las multinacionales

Tiempo de lectura: -'

30 de mayo de 2019 a las 05:04

Si fue últimamente a alguna de las reconocidas cadenas de comida rápida, puede que se haya preguntado por qué ahora la bandeja se entrega con el clásico vaso con tapita de plástico y su orificio, pero sin pajita. Si quiere tomar el refresco desde el sorbito, ahora tendrá que pedirlo. 

Detrás de esto, lo que hay es una batalla que comenzó a darse a nivel mundial contra estos livianos, largos y aparentemente inofensivos tubitos de plástico. La noticia más reciente provino el 22 de mayo del otro lado del charco, cuando Buenos Aires comenzó a despedirse de las pajitas. Ese día, el gobierno porteño resolvió por seis meses prohibir a los locales gastronómicos, hoteles y quioscos ofrecer y colocar sorbitos de plástico o colocarlos a la vista de sus clientes. En un segundo paso directamente prohibirá su uso y entrega. 

En Uruguay, a diferencia de lo que sucedió con las bolsas plásticas, cuyo uso el gobierno busca reducir mediante el cobro, la pelea contra las pajitas la comenzaron las propias multinacionales. 

Desde octubre de 2018, McDonald's dejó de entregar pajitas de plástico en todos sus locales de la región, salvo que el cliente las pida expresamente. Por el momento, solo se continuarán entregando a través del delivery y automac. 

"A través de esta iniciativa, que se probó en varias partes del mundo y específicamente en América Latina en Colombia y Uruguay, se pretende evitar el consumo de casi 300 toneladas de material plástico, tomando como base los resultados que arrojó el proyecto piloto en Colombia, donde seis de cada diez clientes prefirieron tomar la bebida sin pajita", señala un comunicado de la empresa. 

Según señala, la iniciativa es un primer paso para lograr tener alternativas sustentables a las pajitas. El gigante de comida rápida sustituyó sus pajitas de plástico por unas de papel en todos sus establecimientos del Reino Unido e Irlanda desde septiembre de 2018. 

En tanto, en las zonas de despacho de todos los locales de Burger King figura desde abril un cartel que dice "¡adiós a los sorbetes!".

Al igual que en McDonald's, solo se entrega en caso de que lo pidan los clientes, mientras que el equipo cuenta con un instructivo para explicar lo dañino del uso de pajitas de plástico para el medioambiente: “Los sorbetes, pequeños y livianos, a menudo no llegan a los recipientes de reciclaje: la evidencia de esto la podemos encontrar claramente en cualquier playa. Si bien constituyen una pequeña fracción del plástico en los océanos, su tamaño las convierte en uno de los contaminantes más traicioneros, ya que se enredan en los animales marinos y son consumidas por los peces. Es hora de tomar conciencia”. 

La responsable de Marketing de Burger King Uruguay, Nohelia Correa, señaló que "aún falta mucho para generar ese cambio", ya que hay clientes que se siguen enojando. Dijo que en otros países la empresa ya trabaja con vasos y pajitas de material biodegradable. "Que toda la cadena de Burger King cuente con este tipo de materiales siempre dependerá de cada región", agregó. 

Otra de las compañías que tomó acción para reducir el uso de sorbitos es la cadena de sandwiches Subway. Sus locales cuentan desde enero de 2018 con carteles que invitan a reusar y reciclar estos materiales. Además, entregan bolsas y pajitas solo cuando son requeridas. 

Por su parte, la red de cafeterías Starbucks dejará en 2020 de usar pajitas de plástico en Uruguay y en sus más de 28 mil tiendas en todo el mundo.

Para sustituir los más de 1.000 millones de pajitas de plástico que usan anualmente, la empresa de Seattle ofrecerá una tapa reciclable diseñada por el ingeniero de la compañía Emily Alexander.

"La decisión de Starbucks de eliminar pajitas de plástico de un solo uso es un brillante ejemplo de la importante función que las empresas pueden desempeñar para frenar el oleaje del plástico oceánico", dijo a Efe Nicholas Mallos, director del programa "Mar libre de basuras" de la organización Conservación del Océano.

La tapa está hecha de plástico, pero su contenido de polipropileno puede reciclarse. Chris Milne, director de abastecimiento de envases para Starbucks dijo que la firma está "trazando una línea" para que la sigan otras empresas.

Alexander señaló que existe potencial para desarrollar y mejorar aun más la tapa, capitalizando la creciente gama de materiales compostables de plástico y otros materiales sostenibles. Los clientes que prefieran o necesiten una pajita podrán solicitar una hecha de materiales alternativos para usar con cualquier bebida fría.

Por otra parte, desde 2018 Pernod Ricard prohibió a nivel local el uso de sorbitos de plástico en sus eventos y se encuentra trabajando en alternativas sostenibles durante todo el ciclo de vida de los productos que comercializa. En ese sentido, busca alternativas al plástico mediante materiales renovables y biodegradables, como sorbitos de papel, bambú, paja natural y comestibles.

Una alternativa
Nicolás Benech y Agustín Merli aprovecharon la guerra contra el plástico para crear la marca Mambú, que ofrece pajitas de bambú. Benech los descubrió en Filipinas y en una charla con Merli decidieron importarlos para ofrecerlos en Uruguay. Hace un mes comenzaron a venderlos a su principal público: los restaurantes y locales gastronómicos. Luego, debido a las crecientes consultas de usuarios de Instagram, comenzaron a hacer envíos a consumidores finales. “En Filipinas la gente sale a tomar algo y lleva su sorbito de bambú en el bolsillo. Sería lo idea que eso pase acá”, dijo Merli. Un sorbito de Mambú puede rendir hasta mil usos, siempre y cuando se enjuague y se deje secar. Se adapta a todo tipo de bebidas, tanto calientes como frías. Cada sorbito cuesta $ 35. Al consumidor final se venden de a diez, mientras que en negocios gastronómicos la cantidad varía dependiendo de lo que demande cada cliente.
Según Merli, las cadenas de comida rápida se interesaron por el producto, aunque por el momento no se ofrece en ninguna de ellas. Según dijo, es más probable venderlas a ese público para eventos corporativos. 

Con información de EFE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...