Nacional > INMUNIDAD

Las vacunas reducen la mortalidad por covid-19, pero ¿por qué todavía no se traduce en las cifras?

Las vacunas reducirán la mortalidad en el corto plazo, según los expertos, pero se debe bajar la movilidad para ver el efecto; "En esa carrera tenemos todas las de perder si no tomamos otras medidas", señaló inmunóloga

Hasta el momento murieron 4.816 por covid-19

Tiempo de lectura: -'

10 de junio de 2021 a las 05:04

El último estudio de efectividad de las vacunas de Pfizer y Sinovac divulgado por el Ministerio de Salud Pública (MSP) mostró resultados auspiciosos, a juicio de los expertos, sobre la posibilidad de reducir las muertes e ingresos a CTI de las personas que se vacunaron. Para ambas inyecciones, la efectividad para disminuir la muerte y las internaciones es por encima del 90% en todos los grupos de edades. ¿Por qué, entonces, el número de personas que mueren a diario no acompaña todavía estos resultados?

Para el inmunólogo Álvaro Díaz las muertes por covid-19 diarias se mantienen altas por varios factores. Por un lado, porque los números de la pandemia cuentan "una historia vieja", es decir, una situación de contagios e ingresos a CTI que tienen un retraso de al menos dos semanas por la dinámica de los contagios y la evolución de la enfermedad. Sin embargo, pese a que las vacunas "están haciendo algo de fuerza" para bajar la cantidad de decesos e internaciones, Díaz explicó que el efecto todavía no se ve de forma pronunciada porque el número de casos sigue siendo muy alto.

El físico del Grupo Interdisciplinario de Análisis de Datos de covid-19 (Guiad) Nicolas Wschebor explicó que si bien el número de contagios venía en aumento y el de muertes venía bajando, la cantidad de casos de covid-19 de los últimos días permiten proyectar que las estadísticas se invertirán y el número de contagios bajará, pero la mortalidad aumentará en los próximos días, debido a que este indicador se ve con retraso.

"En general, el número de casos acompaña al de muertes, pero eso no pasa cuando el sistema de salud está saturado" por la disminución de la atención que el personal le puede dar a los pacientes, dijo. "Algunos mueren antes de que lleguen a ser atendidos; o sea, la presión sobre el sistema de salud aumenta la letalidad", agregó el integrante del Guiad. 

Según Wschebor, los efectos negativos de la pandemia le están "ganando" a los positivos –como es la vacunación– porque si bien las vacunas pueden reducir la mortalidad, debido a que las personas cursan la infección de forma leve y no mueren, "la saturación del sistema le está ganando a la vacunación", expresó.

Por otro lado, los ingresos a CTI –marcados con línea azul en el siguiente gráfico– también mostraron una caída durante los primeros días de junio, al igual que la cifra de personas que mueren internadas, y este jueves se reportó la cantidad de egresos de CTI más alta de, al menos, los últimos 15 días. 

Otro de los factores que no permiten bajar la mortalidad, pese a que las vacunas sean efectivas para eso, es la movilidad, que causa interacciones humanas y contagios. En este sentido, Wschebor consideró que mientras la movilidad se mantenga a niveles altos, el número de muertes va a seguir por ese camino. "La vacunación se debe acompañar con reducción de la movilidad y la movilidad es el camino rápido para bajar el número de fallecidos", dijo.

Por su parte, la inmunóloga e integrante de la Comisión Nacional Asesora de Vacunación (CNAV) María Moreno explicó que el estudio de efectividad del MSP no contempla, por ejemplo, a los mayores de 80 años que completaron la inmunización a finales de mayo, por lo que hay población que "no ingresó en la estadística" y los resultados del informe del MSP son preliminares.

A su vez, en línea con lo expresado por Díaz, la inmunóloga remarcó que las vacunas por sí solas no reducirán la transmisión del virus, que es en definitiva lo que causa los contagios y las muertes. "En esta situación, lo que podemos hacer con las vacunas es proteger individualmente, porque el virus se transmite mucho más rápido que el avance del proceso de inmunización. En esa carrera tenemos todas las de perder si no tomamos otras medidas", señaló Moreno.

De todos modos, los expertos señalaron que posiblemente los indicadores de muertes e ingresos a CTI serían más elevados si no hubiese población vacunada y esas cifras acompañarían al nivel de contagios que existe. Lo esperable es que a corto plazo se reduzcan estos números y se consolide la tendencia a la baja en los indicadores de letalidad (cantidad de muertes por infectados), pero no es posible establecer un plazo debido a la alta circulación comunitaria, que actúa como fuerza opositora. "Tenemos un nivel de protección que es valioso, pero que no es tan alto como quisiéramos", resumió Díaz.

El estudio de efectividad del MSP reportó que tanto Pfizer como Sinovac tienen un alto porcentaje de posibilidad de reducir la muerte y los contagios, ambas por encima del 90%, pero aún hay un 70% de la población que no está completamente inmunizada –es decir, que no se inyectó las dos dosis de la vacuna– y, por lo tanto, aún está expuesta a los contagios y los cuadros graves que derivan en CTI o fallecimientos, explicaron los expertos.

Los consultados reiteraron que con el nivel de transmisión comunitaria del virus actual y las plataformas de vacunas disponibles –sobre todo, por Sinovac–, será "muy difícil alcanzar la inmunidad de rebaño en el corto plazo", señaló Díaz, quien consideró que el segundo informe de efectividad "muestra de manera más sólida que las dos vacunas protegen de la enfermedad severa y la muerte a los diferentes grupos de población en un nivel muy bueno, y los resultados no se degradaron por la presencia de la variante P1".

Siguiendo las explicaciones de los tres expertos, si bien las vacunas tienen alta efectividad para reducir la muerte por covid-19, el efecto todavía no se traduce en las cifras diarias de decesos debido a la alta movilidad de la población y la rapidez con la que se transmite el virus –que supera a la velocidad con la que las vacunas generan inmunidad–. A su vez, aún queda un porcentaje alto de población que no completó el esquema de vacunación y la presión en el sistema de salud afecta la atención a los pacientes, lo que aumenta la tasa de mortalidad.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...