Mundo > cambios en la constitución

Los cubanos, más conectados, se animan a criticar tibias reformas

Este domingo se realiza una consulta sobre cambios constitucionales 

Tiempo de lectura: -'

24 de febrero de 2019 a las 05:00

Los cubanos acuden este domingo 24 a las urnas para ratificar una nueva Constitución que introduciría cambios económicos modestos mientras se mantiene el unipartidismo, en un referéndum que puede mostrar diferencias significativas por primera vez desde la Revolución de 1959.

El nuevo documento introduce cambios en la Constitución de la época de la Guerra Fría en Cuba, al reconocer la propiedad privada por primera vez, así como el papel de la inversión extranjera e Internet. (ver nota aparte)

Mientras confirma la planificación centralizada, la reforma que introducirá límites al mandato presidencial, agrega el cargo de primer ministro, reestructura el gobierno local, así como los principios fundamentales del derecho a la representación legal en el momento de las detenciones y el hábeas corpus.

La Carta Magna actual fue aprobada en 1976 con un 97,7 % de los 5,6 millones de votantes registrados. Un total de 54.000 cubanos votaron no. Gran parte de los expertos espera que la nueva versión se apruebe pero con una mayoría no tan rotunda. Hay ocho millones de votantes registrados.

“Esta vez, diría que al menos las tres cuartas partes de la población va a votar a favor de esta Constitución”, dijo Rafael Hernández, analista político cubano y editor de Temas, una revista orientada a las reformas. 

“En Cuba, nos hemos acostumbrado a la idea de que si no la aprueba el  98 %, no hay consenso. En cualquier país del mundo, un 65 % habría obtenido una victoria aplastante”, señaló.

Las autoridades cubanas organizaron un debate popular en 2018 sobre un borrador con las nuevas reformas a la Carta Magna, que incluyó algunos cambios secundarios que luego la Asamblea Nacional aprobó en diciembre pasado su versión final.

Desde entonces, el gobierno ha usado los espacios públicos, como el transporte y los medios de comunicación, para lanzar una campaña para su aprobación.

“Se defiende la soberanía, la independencia y la dignidad de las cubanas y cubanos #YoVotoSí el 24 de febrero por la Constitución”, escribió el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en su cuenta de tuit @DiazCanelB.

Si bien el gobierno ha promovido el “sí” como un voto patriótico, la fragmentada oposición apuesta por un “no”, pretendiendo un paso hacia el fin de décadas  de comunismo.

Y con una sociedad civil cada vez más audaz y más cubanos conectados a Internet, el debate público se ha vuelto más activo que en el pasado. Etiquetas como #YoVotoSi (voto sí) y #YoVotoNo (voto no) se han promovido en Twitter.

“Solo vencemos a la tiranía si todos los que queremos a una #Cuba libre y democrática damos nuestro mejor aporte (...) yo voto No”, escribió en su tuit José Daniel Ferrer, líder de la ilegal Unión Patriótica de Cuba. Algunos de sus miembros han sido detenidos temporalmente previo al referéndum.

Los cubanos que favorecen el derecho de los homosexuales se hicieron sentir con el hashtag #YoVotoNo debido a que la nueva Constitución no hace mención al matrimonio homosexual, lo que ha despertado aireadas críticas.

Un empleado de una empresa estatal dijo que las propuestas eran suficientes para obtener su apoyo. “Pero eso no significa que uno esté de acuerdo con todo. Creo que el presidente (...) debe ser elegido por el pueblo, no por una Asamblea”, dijo Alejandro Hernández, de 54 años, mientras se dirigía al trabajo.

La Iglesia Católica criticó en un documento el nuevo texto y dijo oponerse tanto a la inclinación ideológica de la nueva Carta Magna como a la negación del acceso a los medios de comunicación y educación.

También destaca que los extranjeros sí pueden invertir en la isla, aunque no los cubanos.

“Que solo en el socialismo y en el comunismo la persona alcanza su plena dignidad, es una afirmación absoluta totalmente inaceptable”, dijo el monseñor José Félix Pérez, secretario de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

 

Principios rectores
La nueva Constitución mantiene como prioridades el unipartidismo, la economía socialista, la salud y la educación universal y gratuita.
A continuación, los conceptos básicos:
Comunismo. Se mantiene al Partido Comunista como la “fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado” así como el carácter “irrevocable” del socialismo. Aunque elimina la prohibición del uso de la propiedad privada para explotar el trabajo de otros y reconoce el mercado en la vida económica, al mismo tiempo  refuerza el dominio del Estado sobre los medios de producción y la tierra, así como el papel de la planificación centralizada.  
Negocios privados. Las empresas privadas y cooperativas no agrícolas se incluyen por primera vez en el nuevo texto como actores económicos legítimos y el papel de las empresas conjuntas, así como otras formas de inversión extranjera, pasan de ser secundarios a “importantes” o “fundamentales”.
Gobierno. El presidente de la nación, que es elegido cada cinco años por la Asamblea Nacional, puede estar en funciones solo dos mandatos consecutivos y debe ser menor de 60 años de edad cuando asuma el cargo por primera vez. Se incluye el cargo de un Primer Ministro a nivel nacional para supervisar las gestiones diarias del gobierno, enfocado en la economía estatal, que será nombrado por el presidente del país.
Gobernador. Las actuales Asambleas Provinciales  son eliminadas en el nuevo texto y reemplazadas por un gobernador y vicegobernador designado por el presidente, quienes deben ser ratificados por los gobiernos municipales. 
Homosexuales. Todas las prohibiciones que existían sobre discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género y raza, quedan eliminadas. Pero no se define si se autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo.
Derechos legales. La nueva versión añade la presunción de inocencia en los casos penales y el derecho a un abogado inmediatamente después de su arresto y habeas corpus. Por primera vez, los cubanos pueden demandar al Estado por daños y negligencia. Los abogados siguen siendo empleados estatales.

 

En base a Reuters

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...