The Sótano > Héroes

Los héroes que el mundo necesita

Otro acto de profesionalismo y heroísmo encima de un avión, esta vez en Rusia, ha pasado a integrar la selecta lista de “noticias del año”

Tiempo de lectura: -'

19 de agosto de 2019 a las 08:02

La primera noticia reconfortante del año de 2009 tuvo que ver con el acto de perfecto profesionalismo de un piloto de aviación, Chesley ‘Sully’ Sullenberger, quien en la fría tarde del 15 de enero les salvó la vida a los 155 ocupantes de un Airbus de US Airways, al amerizar la nave sobre las aguas del río Hudson en Nueva York. De pronto, en un tiempo que pareció más corto del que vivieron los ocupantes durante los minutos de que duró el aterrizaje de emergencia, el mundo volvió a creer en héroes cotidianos y en la seguridad del transporte aerocomercial.

Siete años después el vuelo 1549 tuvo destino cinematográfico. El 2 de septiembre de 2016 se estrenó la película Sully, dirigida por Clint Eastwood y con Tom Hanks como protagonista, la cual se convirtió en un inmediato éxito de taquilla. Con un costo total de US$ 60 millones, fue la primera película en la historia en filmarse con cámaras IMAX. El filme tiene varios núcleos narrativos que llevan a la historia en diferentes direcciones, pero básicamente es el relato en plan autobiográfico de la vida del capitán de avión, Chesley Sullenberger, conocido por el sobrenombre de “Sully”, y sobre todo del que seguramente fue el día más inspirado de su vida, cuando estuvo al control del Airbus A320-214, con 155 personas a bordo.

A pesar de los momentos previos al amerizaje, Sullenberger manejó la situación con notable profesionalismo y con calma admirable. No hubo muertos ni heridos. Todo el mundo lo consideró héroe, incluso el presidente Barack Obama, pero Sullenberger dijo que solo había hecho su trabajo, uno para el cual estaba bien preparado. La película podría haberse llamado “milagro en el Hudson”, pues de esa forma es conocido el episodio, pero productores, guionistas y director de la película prefirieron centrar la historia en la figura del capitán, hoy retirado, quien tenía una larga experiencia trabajando para US Airways, a la cual pertenecía la nave, aerolínea que tiempo después fue absorbida por American Airlines y que hoy por lo tanto ya no existe.

En abril de 2018 otra situación de emergencia y pánico se produjo encima de un avión comercial, cuando una de las turbinas del avión Boeing 737 de Southwest Airlines explotó a poco de despegar del aeropuerto de Filadelfia con destino a Dallas. Tammie Jo Shults, piloto del vuelo 1380 con 148 personas a bordo, mantuvo una pasmosa tranquilidad durante los minutos eternos que duró la situación de emergencia y la misma quedó de relieve al comunicarse con los pasajeros para informarles que todo iba a estar bien a pesar de lo ocurrido.

Parte del mensaje emitido a la torre de control decía: “Tenemos parte del avión averiado, así que vamos a tener que reducir la velocidad un poco. Tenemos algunos pasajeros heridos. […] El avión no está en llamas, pero falta una parte del fuselaje. Me informaron que hay un agujero, y que alguien cayó del avión”. En medio del caos encima del avión y del nerviosismo en tierra, Shults mantuvo la compostura completando la riesgosa operación de salvataje de la nave al realizar un aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia, cuando pasajeros y parte de la tripulación creían que el avión se iba a desintegrar en el aire. Luego de producido el “milagro” uno de los pasajeros comentó respecto a lo realizado por la ex piloto de la Armada estadounidense: “Esa señora tiene nervios de acero. La aplaudo. Le enviaré una tarjeta de Navidad con un certificado de regalo por traerme a tierra sano y salvo. Fue increíble”.

También increíble fue lo realizado días atrás por el piloto ruso Damir Yusupov (41 años de edad) y su copiloto Georgy Murzin (23), quienes lograron aterrizar en un maizal un Airbus A-321 de Ural Airlines con 233 personas a bordo, luego de que una bandada de gaviotas impactara a la nave poco después del despegue del aeropuerto internacional de Zhukovsky, en Moscú, con destino a Simferopol en Crimea, interrumpiendo el funcionamiento de los motores y requiriendo un aterrizaje de emergencia sin el tren de aterrizaje y con el tanque lleno de combustible.

No hubo tiempo para pensar demasiado en posibles alternativas, como intentar regresar al aeropuerto. La situación fue al instante una prueba al profesionalismo y la preparación de quienes estaban al control de la nave. Con extraordinaria sangre fría, Yusupov y Murzin hicieron su trabajo a la perfección y, tal como dijeron expertos luego de lo sucedido, en su labor no cometieron un solo error, lo cual permitió que todos sobrevivieran y que solo 70 ocupantes tuvieran heridas menores.

El viernes pasado Vladimir Putin condecoró a Yusupov y Murzin con la más alta distinción estatal de su país, el Héroe de Rusia. Además, a cinco miembros de la tripulación les fue otorgada la Orden de Coraje, otro premio estatal de gran distinción. Yusupov, que se autodefine como “hombre tímido solo interesado en hacer su trabajo lo mejor posible”, dijo al periodismo luego de la ceremonia: “Hice lo que tenía que hacer: salvé el avión, los pasajeros, la tripulación. Creo que esa fue la única decisión. No creo que sea un héroe. No tenía miedo, vi el maizal frente a mí. Traté de minimizar nuestra velocidad vertical para asegurar un aterrizaje suave”.

Un elemento definitorio conecta las carreras profesionales de los capitanes Sullenberger, Shults y Yusupov, y ayuda a entender en su justo contexto la labor brillante realizada por todos ellos bajo extrema presión. Los tres fueron excelentes estudiantes en las escuelas de aviación donde realizaron su educación, graduándose con las mejores calificaciones. Por lo tanto, no se trató solamente de un acto de heroísmo y de demostración de temple, sino más bien de una prueba a sus conocimientos y de cómo aplicarlos en situaciones críticas con cero margen para el error. Nuevamente quedó de manifiesto que incluso para ser héroe hay que estar bien preparado.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...