Ciencia > INVESTIGACIÓN

Los humanos también son culpables de la desviación del eje de la Tierra

La acción del hombre en la naturaleza es una de las tres causantes del fenómeno por el que se desplaza más de 10 metros cada año 

Tiempo de lectura: -'

27 de septiembre de 2018 a las 14:26

La Tierra, además de no ser una esfera perfecta ya que se encuentra achatada por los polos (norte y sur), gira sobre un eje que va de polo a polo pero que tampoco es perfecto. Cálculos y observaciones de las estrellas a lo largo del último siglo han servido para determinar que el eje de la Tierra se desplaza más de diez metros cada año.

Un grupo de investigaciones de la NASA realizaron una serie de investigaciones y publicaron sus resultados en la revista Earth and Planetary Science Letters. Allí explican que existen tres factores como causas principales para desviación del eje de la Tierra y uno de ellos es el accionar del ser humano en la naturaleza. Estos expusieron como primer factor la pérdida de masa en Groenlandia. Sucede que el aumento significativo de las temperaturas en el último siglo provocó que las grandes masas de hielo de esa región disminuyen considerablemente. “Las aproximadamente 7.500 toneladas de hielo menos provocaron un aumento en esa desviación del eje”, explican.

A pesar de que hay muchas zonas donde también hubo un deshielo masivo, la posición de Groenlandia es estratégica ya que se encuentre a 45 grados del Polo Norte. El grupo de investigadores adjudicó este problema al ser humano, ya que se considera que es el principal causante del cambio climático y la suba de temperaturas. “Si el cambio climático sigue aumentando, la desviación del eje será cada vez mayor”, detallan.

Como segundo factor aparece el rebote glacial también provocado por el deshielo de los polos. La forma achatada del planeta se debe a que el peso de las grandes masas de hielo de los polos hundió la superficie terrestre. Sin embargo, esas áreas ahora se están derritiendo y la forma de la Tierra está volviendo a su posición inicial. Este rebote sería otro factor que estaría provocando la desviación del eje en el que gira nuestro planeta.

Según los investigadores de la NASA, el tercer factor es la convección del manto terrestre, es decir, el movimiento de las placas tectónicas sobre la superficie de la Tierra. El calor del centro del planeta genera la circulación del manto como un líquido en ebullición. Estos movimientos que suben y bajan dentro del planeta provocan ese movimiento irregular.



 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.