Mundo > REPERCUSIONES

Los incrédulos y los creyentes ante el acuerdo de desnuclearización de Donald Trump y Kim Jong Un

Moon Jae-in, presidente de Corea del Sur, celebró la cumbre entre los presidentes estadounidense y coreano como el "fin a la Guerra Fría"

Tiempo de lectura: -'

13 de junio de 2018 a las 05:00

En un histórico apretón de manos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el de Corea del Norte, Kim Jong-un, acordaron la desnuclearización de la península coreana y provocaron, en resumen, dos tipos de reacciones: las positivas y las prudentes.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, celebró la cumbre como "un acontecimiento que puso fin a la Guerra Fría", y rindió homenaje a los dos mandatarios por su "coraje y resolución".

Soldados norcoreanos desplegados en la zona desmilitarizada entre las dos coreas mostraron su entusiasmo por la inédita reunión celebrada el martes en Singapur entre su comandante en jefe, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"En el pasado tuvimos sentimientos negativos hacia las tropas del otro lado", explica a la AFP el teniente coronel Hwang Myong Jin. "Pero debemos ser amigos de quienes nos tratan con buena voluntad y quieren mejorar las relaciones, y emprender el mismo camino tomados de la mano, a pesar de nuestra historia".

En China, el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, fue consultado por la prensa al finalizar la cumbre, acerca de si su país se sentía marginado por el acercamiento entre Washington y Pionyang. "Se trata de un objetivo que esperábamos y por el que trabajamos", dijo.

El ministro evaluó la cumbre como "el comienzo de una nueva historia". "Hoy, el hecho de que los principales dirigentes de los dos países se sienten juntos para negociaciones de igual a igual tiene un significado importante", dijo, y añadió que China brindaría su apoyo al acercamiento entre Corea del Norte y Estados Unidos.

Wang abogó, además, por una "desnuclearización total", tal como exige Estados Unidos.

Irán aconseja "precaución" a Corea del Norte"

El gobierno iraní advirtió este martes a Corea del Norte de que el presidente estadounidense, Donald Trump, puede "cancelar el acuerdo antes de regresar a casa", tras la histórica cumbre de Singapur.

"No sabemos con qué tipo de persona está negociando el líder norcoreano. No está claro que él (Trump) no vaya a cancelar el acuerdo antes de regresar a casa", dijo el portavoz del gobierno iraní, Mohamad Baqer Nobajt.

Lea también: Kim Jong-un se compromete a desnuclearizar la península coreana en cumbre con Trump

Nobajt cuestionó la credibilidad de Trump un mes después de su decisión de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 alcanzado con el país persa y de volver a imponer sanciones contra Teherán, y afirmó que "en algunos países algunas personas han asumido cargos que no merecen".

En la misma línea, el portavoz iraní de Exteriores, Bahram Qasemí, instó ayer a Corea del Norte a actuar con "precaución" ante el incumplimiento de EEUU de sus compromisos internacionales.

"Un importante hito" hacia la desnuclearización, según la ONU

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, calificó el martes la cumbre como "un importante hito" hacia la desnuclearización de la península de Corea.

Guterres instó ​​a "aprovechar esta oportunidad trascendental" y ofreció nuevamente la ayuda de la ONU para lograr el objetivo de desmantelar el programa de armas nucleares de Corea del Norte.

La cumbre celebrada en Singapur fue "un importante hito en el avance de la paz sostenible y la desnuclearización completa y verificable en la península de Corea", dijo en un comunicado.

"Paso crucial", según la Unión Europea

La Unión Europea también calificó el evento como un "paso crucial" que envía una "clara señal" hacia la desnuclearización de la península de Corea.

"Esta cumbre fue un paso crucial y necesario para aprovechar los avances positivos logrados en las relaciones intercoreanas" hasta la fecha, indicó en una declaración la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, quien alabó también el papel de Corea del Sur.

"El objetivo final, compartido por toda la comunidad internacional y expresado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, sigue siendo la desnuclearización completa, verificable e irreversible de la península de Corea", recordó Mogherini.

Lea también: Tres lecciones de la Guerra Fría para la histórica reunión entre EEUU y Corea del Norte

Para la responsable europea, "la Declaración Conjunta firmada por los líderes de Estados Unidos y la República Popular Democrática de Corea [Corea del Norte, NDLR] da una clara señal de que este objetivo puede lograrse".

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, celebró la "histórica cumbre" y expresó su apoyo al objetivo de una península de Corea sin armas nucleares que "contribuirá a la seguridad de los aliados" de la Alianza, de sus "socios en la región" y de "toda la comunidad internacional".

Una sorpresa para el pentágono

Al finalizar la cumbre en Singapur, Trump anunció que podría fin a las maniobras conjuntas entre Estados Unidos y Corea del Sur. Estos dichos fuera de libreto tomaron por sorpresa al Pentágono.

"Vamos a parar las maniobras militares, lo que nos ahorrará mucho dinero, salvo que comprobemos que las futuras negociaciones no transcurran como deberían", dijo el presidente estadounidense durante una conferencia de prensa en Singapur luego de su histórico encuentro con el líder norcoreano.

Trump no dijo cuándo se concretará el cese de las maniobras y esa promesa, que modificaría por completo la postura militar estadounidense en la región, no figura en la declaración común firmada por los dos dirigentes.

Los mandos militares del país norteamericano se vieron visiblemente sorprendidos por el anuncio.

El comando de las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur (USFK) "no recibió instrucción alguna sobre la implementación o el cese de las maniobras, incluido el ejercicio Ulchi Freedom Guardian" , previsto para el fin del verano boreal, dijo un portavoz de la USFK en un comunicado.

"Mantendremos nuestra postura militar mientras no recibamos nuevas instrucciones del departamento de Defensa y/o del Comando Indo-Pacífico (IndoPacom)", precisó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...