Cargando...

Opinión > EDITORIAL

Los médicos cubanos

Tiempo de lectura: -'

11 de diciembre de 2019 a las 05:02

La controversia en torno a la idoneidad profesional de los médicos cubanos que realizan intervenciones oftalmológicas en el Hospital de Ojos, en el marco de un convenio entre Uruguay y Cuba, esconde un problema mucho más profundo de lo que parece y, por ello, creemos que el acuerdo en cuestión debería ser cuidadosamente examinado en el próximo período de gobierno, sin prejuicios ideológicos.

Seis de nueve oftalmólogos cubanos que dieron un examen para revalidar su título en Uruguay perdieron la prueba aunque habían trabajado durante dos años en el Hospital de Ojos, en el marco de la denominada Operación Milagro, informó El País el domingo 8.

Es un grupo menor, de entre 60 galenos cubanos que han participado en el programa, que decidieron revalidar su título universitario para asentarse en Uruguay, desconociéndose los motivos de una decisión que los alejó del Hospital de Ojos, donde estaban autorizados a ejercer con su diploma extranjero. 

El Ministerio de Salud Pública defendió la pericia médica de todos los oftalmólogos cubanos que han pasado por un programa que, según las autoridades, no han tenido “una sola denuncia por mala praxis”  o vinculadas a problemas asistenciales por parte de los 95 mil pacientes atendidos desde 2007.

Son varios los motivos que en nuestra opinión justifican una investigación profunda para disponer de más información que contribuya a mantener el acuerdo, realizar ajustes o ponerle fin como han hecho varios países de América Latina.

Es por lo menos insólito que un profesional universitario tenga un título que es válido para desempeñarse únicamente en un hospital. Además, ¿qué ocurriría ante una denuncia por mala praxis a un médico cubano, cuyo título no fue revalidado en el país? Y, por otro lado, no parece muy justo  que existan médicos extranjeros en actividad sin haber cumplido con las exigencias legales para el ejercicio liberal de la profesión.

No menos relevante, por cierto, es que es necesario conocer los contratos de trabajo de los médicos cubanos que se desempeñan en territorio uruguayo, sobre lo que nadie dice nada.

El caso de Uruguay es parte de un programa internacional más general y emblemático del régimen cubano que se inició en 1963 y que ha involucrado a más de 400 mil personas en 164 países.

Según datos oficiales de Cuba, en 2018 más de 34 mil profesionales de la salud cubanos trabajaban en 66 países, lo que le permitió obtener ingresos por servicios de salud en el extranjero por US$  6.398 millones, según información recogida por la Agence France-Presse.

En mayo pasado, la asociación española Cuban Prisoners Defenders (CPD) y la ONG cubana Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) presentaron una denuncia contra gobernantes de Cuba ante la Corte Penal Internacional por “crímenes de lesa humanidad de esclavitud, persecución y otros actos inhumanos”. El documento describe severas condiciones de trabajo de los médicos que participan de las “misiones de internacionalización”.

Este mismo año, los gobiernos de Bolivia, Brasil, Ecuador y El Salvador cancelaron sus contratos con Cuba por diferentes motivos.

Sería una medida de transparencia, y que a todos nos daría más tranquilidad, iniciar una investigación para saber a fondo la realidad de un programa del que nos falta información.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...