Nacional > ENTREVISTA

Manini Ríos: "Uruguay hasta fines de los años ochenta fue relativamente seguro"

El general retirado y candidato a la presidencia por Cabildo Abierto dijo en diálogo con EFE que en el Uruguay del siglo XX "se podía dormir con las puertas abiertas"

Tiempo de lectura: -'

15 de junio de 2019 a las 11:33

El general retirado y candidato a la Presidencia de Uruguay por Cabildo Abierto (CA), Guido Manini Ríos, explicó en entrevista con Efe que quiere ayudar a que su país vuelva a los niveles "históricos" de seguridad que había entre los años cincuenta y hasta principios de los noventa del siglo XX.

Según el que fue comandante en jefe del Ejército hasta que la Presidencia le cesó este año por graves cuestionamientos al Poder Judicial, en aquella época del siglo XX -que incluye el período de la dictadura cívico-militar (1973-1985)-, en Uruguay "se podía dormir con las puertas abiertas".

"Uruguay, hasta fines de los años ochenta, fue relativamente seguro, más allá de que en los años sesenta y setenta hubo una guerrilla irracional que irrumpió", dijo en su despacho situado en el centro de Montevideo en referencia a los Tupamaros, movimiento al que perteneció José Mujica, quien presidiría después el país entre 2010 y 2015.

En tanto, para Manini Ríos, haciendo una "excepción" del período dictatorial, en el que la seguridad estaba "muy controlada", durante la segunda mitad del siglo existía un "Uruguay sin miedo" y la inseguridad se activó a inicios del siglo XXI con las crisis económicas y las "políticas cerradas" del izquierdista Frente Amplio (FA) a partir de 2005.

"(Uruguay) se agravó en estos últimos quince años de gobiernos del FA porque se partió de otra concepción: el delincuente ya no era un agresor, sino que era un agredido por la sociedad", resaltó el observador en misiones uruguayas a Irán, Irak y Mozambique.

Por lo tanto, la corrupción y el narcotráfico son los mayores enemigos de CA, partido que no se etiqueta de izquierda, centro o derecha ni de militar, sino como artiguista, en honor al prócer José Gervasio Artigas, quien lideró la independencia del Río de la Plata.

"Hay que dar una batalla sin cuartel, frontal, firme, sin corrupción al narcotráfico, hay que hacer desaparecer la oferta de droga en el mercado", apostilló el general, quien añadió que sin el narcotráfico la mitad del problema de la seguridad quedaría resuelto.

Por ello, otro de sus frentes es mejorar el sistema carcelario en Uruguay, ya que piensa que en la actualidad es "una vergüenza nacional".

"Las cárceles hoy son depósitos de seres humanos, en los cuales siguen operando bandas, donde muchas veces el que ingresa a la cárcel tiene que pagar por su seguridad, si no puede ser víctima de una banda y puede terminar asesinado", subrayó.

Son tres las medidas que Manini Ríos quiere implantar para cambiar esta realidad: que los guardias vuelvan a tener el control de las prisiones -pues dijo que algunas son controlados por presidiarios-, rehabilitar a los encarcelados mediante el trabajo y crear una prisión de "alta seguridad operada por militares".

"Esa cárcel es donde van a estar los presos más peligrosos y los narcotraficantes, a los cuales pensamos sacar de circulación rápidamente", recalcó.

En esta batalla contra las drogas también entraría el cannabis recreativo, que fue legalizado por el Gobierno de Mujica en 2013.

"Hablamos de derogar la ley que autoriza la marihuana recreativa, no así la medicinal, porque entendemos que la legalización hace bajar la percepción en la juventud, principalmente, de lo dañino, de lo malo que es la droga en la salud de la gente", declaró.

El descendiente de políticos de derecha señaló que no le parece correcto que este tipo de droga que "envenena" se venda en las farmacias junto a medicinas que usan para "curar".

Asimismo, defendió que no existe ningún estudio que demuestre que desde la legalidad del cannabis haya bajado el narcotráfico y que, en su opinión, si ha bajado lo ha hecho de forma "irrelevante".

Bolsonaro-Manini Ríos: Las comparaciones son odiosas

Por su bagaje militar, Manini Ríos ha sido comparado con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, algo con lo que el general uruguayo no coincide.

"No corresponde ese paralelismo que hacen con mi figura y Bolsonaro, más allá de que los dos seamos militares y paracaidistas; creo que después, a partir de ahí, hay un montón de diferencias, incluso los países son totalmente diferentes", declaró.

Tampoco quiso calificar las políticas del brasileño -aunque señaló que no coincide con muchas de sus ideas-, ya que explicó que todos los gobiernos tienen que velar por "sus intereses".

"Acá no hay amistades, en el tema de la política internacional hay intereses de países", añadió y explicó que para él el bloque del Mercosur es una "buena herramienta", siempre y cuando sea "bien utilizada".

También quiso alejarse de la imagen xenófoba que reflejó la prensa tras decir en un mitin que el Gobierno de Uruguay da beneficios a los inmigrantes que muchas veces no tienen los uruguayos.

"Se distorsionó lo que yo dije, se me llevó hacia una xenofobia que no hubo", declaró el militar, quien explicó que desde la audiencia le preguntaron por qué se permite que haya empresas que solo den trabajo a extranjeros.

Ante ello contestó que en Uruguay todos son descendientes de inmigrantes (sobre todo europeos) y que la gente que llega a Uruguay en la actualidad es mayormente venezolana y cubana que huye "de los infiernos que viven en sus países" y que el pueblo uruguayo siempre los recibe "con los brazos abiertos".

"Después dije que yo entiendo que no debe haber beneficios a la hora de dar empleo para un extranjero sobre un uruguayo; todo aquel beneficio que se le dé a un extranjero antes hay que dárselo a un uruguayo, de ahí se sacó que es una frase xenófoba", añadió.


Los desaparecidos y crímenes de la dictadura son temas del pasado

Pese a que no cree que las investigaciones sobre los desaparecidos durante la dictadura -varias organizaciones estiman que son unas 200 las personas que se esfumaron durante el régimen- sean un tema que haya que olvidar, el exjefe del Ejército cree que hay que mirar "para el Uruguay del futuro".

"En el cargo que yo ocupé hasta hace poco, jamás puse un obstáculo en ese tema, siempre que hubo una información, siempre que hubo una denuncia en algún lugar, se fue, se excavó, se buscó", agregó.

No obstante, dijo que "la realidad" señala que 40 años después, "prácticamente no existe ningún documento de relevancia que ayude a encontrar nada" y que los implicados ya son muy ancianos.

"Yo puedo hablar del Ejército en la actualidad, me consta que nadie sabe nada", dijo tras ser preguntado por un posible pacto de silencio.

La posibilidad de un hermetismo en las élites de la milicia uruguaya salió a la luz este año cuando se filtró que un exmilitar confesó haber tirado a un río el cadáver de un guerrillero tupamaro ante el Tribunal de Honor del Ejército y esta información no fue presentada a la justicia inmediatamente.

Manini Ríos -que ya no encabezaba las Fuerzas Armadas cuando este caso se hizo público, pero sí era comandante cuando se dio la confesión- justificó que no se alertó al Poder Judicial inmediatamente porque al exmilitar José Nino Gavazzo se le estaba interrogando por otro caso y que la muerte de Roberto Gomensoro ya se había investigado sin éxito años atrás.

"Se consideró en su momento que eso (las declaraciones de Gavazzo) era una chicana, chicana quiere decir una jugada para desviar la atención e irse por otro tema lateral", comentó y señaló que pese a no dar la alerta a la Justicia, sí se le entregó toda la documentación al Ministerio de Interior, quien luego la pasó a Presidencia.

En ese sentido, Manini Ríos apuntó que Gavazzo ya estaba preso (aunque por otros delitos) y que Gomensoro ya "había muerto hace medio siglo" y que si la Justicia lo llama para declarar lo hará.

Sarah Yáñez-Richards- EFE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...