Mundo > Pandemia

Melbourne impone toque de queda nocturno por seis semanas

La segunda ciudad australiana cerrará a partir del jueves los negocios esenciales para contener el rebrote del coronavirus

Tiempo de lectura: -'

03 de agosto de 2020 a las 10:52

Australia ha introducido nuevas restricciones en el estado de Victoria, a pesar de las duras consecuencias económicas que esto conlleva. Las medidas incluyen un toque de queda nocturno en Melbourne durante las próximas seis semanas, y el cierre de los negocios y empresas no esenciales, así como una prohibición de bodas.

El anuncio tuvo lugar luego que el estado de Victoria registrara 429 contagios y 13 muertes por el virus.

"Es duro, especialmente sabiendo que en otras partes del país la gente es bastante libre de salir y [disfrutar] de una vida prácticamente normal", declaró Tracy Skilling, de 42 años, que administra un café en Melbourne.

El domingo las autoridades impusieron el toque de queda nocturno en Melbourne, donde los habitantes no tienen derecho a desplazarse a más de cinco kilómetros de sus casas.

Los habitantes de la ciudad deben quedarse en casa de las 20h00 a las 05h00 hasta el 13 de septiembre.

Sólo las personas que ejercen funciones esenciales, el personal sanitario y las personas que van a los hospitales pueden salir de su domicilio durante la noche.

Los que no respetan el toque de queda pueden ser multados con hasta 1.652 dólares australianos (unos 1.175 dólares).

Las tiendas no esenciales de Melbourne, la segunda ciudad más grande de Australia, deberán cerrar a partir del próximo jueves para frenar el desarrollo del nuevo coronavirus.

El primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews, dijo que la mayoría de los negocios y empresas deberán cerrar a partir de la medianoche del miércoles.

Supermercados, farmacias y despachos de bebidas sin embargo podrán permanecer abiertos.

"Es desgarrador tener que cerrar los lugares de trabajo" pero "es lo que hay que hacer para frenar el avance de este virus salvajemente contagioso, de este virus mortal", declaró Andrews en una conferencia de prensa.

"Estas seis semanas son absolutamente críticas", agregó.

Algunos sectores, como el de producción cárnica o el de la construcción, deberán reducir sus operaciones a partir del viernes.

Las oficinas públicas también cerrarán sus puertas, se indicó.

El gobierno estima que esas medidas evitarán que un millón de personas concurran a sus puestos de trabajos.

Estas drásticas medidas aíslan aún más Melbourne dentro de Australia, que logró contener la pandemia.

Desde el comienzo de la pandemia, Australia, de 25 millones de habitantes, registró 18.000 casos de covid-19, de los cuales 221 mortales.

AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...