Nacional > HISTORIA

Método Abrigo, el proyecto de un uruguayo que quiere "cambiar la forma de vacunación" a niños

Javier Martínez es el creador del procedimiento que busca "inmunizar con amor" y quiere que su uso se extienda a todo el país: "Se lo regalo al Ministerio de Salud Pública", dijo

Javier Martínez creó un método que lo convenció de no dejar de ser vacunador.

Tiempo de lectura: -'

10 de mayo de 2021 a las 05:01

Por Gonzalo Martínez, especial para El Observador.

A Javier Martínez no le gustaba vacunar niños. Sufría solo de ver cómo los bebés, los pequeños y muchas madres primerizas lloraban ante el dolor ocasionado por las jeringas. "O dejo de hacerlo, o veo la forma de hacerlo diferente", se dijo. Y logró el cambio.

En 2017 creó "Método Abrigo", un procedimiento que en los últimos meses logró el aval de la Sociedad Uruguaya de Pediatría (SUP).y que, en pocas palabras, busca evitar que los más chicos sufran a la hora de ser inmunizados. "Lo que hacemos es usar un conjunto de estrategias que nivelan el dolor, básicamente porque cuando aumentamos la calidad de la experiencia (de la vacunación), baja el dolor", contó Martínez a El Observador.

En otras palabras, en Abrigo, que el año pasado comenzó a funcionar en la policlínica Caute-Antel en el barrio de la Aguada, lo importante es generar un ambiente donde el que va a ser vacunado se distraiga y se sienta cómodo. El nombre, de hecho, surgió de una madre que le preguntó a Martínez cómo se llamaba la idea y, ante la respuesta de que aún no tenía una denominación, esta le agradeció por "abrigar" a su hijo con la dedicación de su proyecto.

El método se ha extendido en ese centro para nivelar el dolor en otras circunstancias, por lo que se está aplicando en algunos procedimientos médicos invasivos. "Ahora se está empezando con las extracciones de sangre en bebés, por ejemplo", contó Martínez.

Javier Martínez en el lugar donde funciona Método Abrigo.

El creador del proyecto es enfermero desde hace 24 años y vacunador desde 2014. Para lanzar el método participó de congresos, estudió la medición del dolor y se capacitó en hipnosis pediátrica. Su inquietud le costó tiempo y el despido de una mutualista de Montevideo, que le recriminaba el ritmo y los recursos que gastaba en vacunar de un modo diferente. "Pinchalos y que se vayan", contó que le decían.

En la actualidad en el centro donde funciona Abrigo se inoculan de forma gratuita entre 600 y 800 niños de distintas edades cada mes. Y también a algunos adultos con fobia a las jeringas. Las técnicas diseñadas por Martínez son diversas, y varían su aplicación según el tipo de paciente. El objetivo: "inmunizar con amor".

Florencia Mareco, la mamá de Ailén, una beba de cuatro meses y de un niño de tres años, contó que con su hijo mayor nunca entraba a los vacunatorios porque "sufría" y que la última vez sintió "que estaban vacunando a un cachorro en vez de un bebé". Por eso aprecia de un modo particular la "tranquilidad" que se le transmite en Abrigo a la hora de la inoculación. "Se te explica el proceso y vos entendés", comentó a El Observador.

En los niños chicos, por ejemplo, el procedimiento estimula los diferentes sentidos con música, juguetes, cascabeles y más objetos. Otros, más grandes, pueden elegir un "guante mágico" que "lo protegerá del dolor mientras recibe el pinchazo".

Asimismo, si es un niño mayor, un adolescente o un adulto se le da la posibilidad de elegir cuál es la mejor posición para recibir la vacuna. Si es más chico, se recomienda que sea en la falda del acompañante y si es un bebé, que sea durante la lactancia. Este último caso se conoce como "tetanalgesia" y es uno de los métodos más utilizados porque, en el pecho materno, el niño se siente seguro.

Javier Martínez junto a las vacunas.

María Eugenia Langoni, una madre de una niña de cinco meses que vacunó a su hija en Abrigo mientras amamantaba, contó a El Observador que la experiencia fue "muy positiva". Recordó, además, que la primera vez que la vacunó en una mutualista, la nena "pasó horrible". "Pasaron tres días y no la podía ni tocar porque lloraba", contó, y agregó que "fue una tortura". Sin embargo, en su opinión, la inoculación con este singular método "no tiene nada que ver".

El lenguaje tiene un papel importante. No se habla de "dolor", sino de molestia; no es una "vacuna", sino una inmunización. Para Martínez, en Uruguay las inoculaciones se hacen "como al ganado", y el gran sueño que tiene es "cambiar la forma de vacunación".

Su gran objetivo es que Abrigo, que es el primer método avalado por una sociedad pediátrica en Latinoamérica, se aplique en todo el país. "Quiero que sea de todos los niños. Se lo regalo al Ministerio de Salud Pública (MSP)", dijo a El Observador.

Y el primer paso en ese rumbo lo logró el mes pasado cuando, junto a las pediatras Marcela Pizarro y Alejandra Sención, realizó una primera experiencia de capacitación del Método Abrigo al personal de la salud. Además repetirán una nueva edición el 31 de julio y se llevará adelante un curso a través de la SUP.

Lo único que quiere a cambio, contó, es que el día de mañana sus hijos recuerden que su padre ayudó a crear un método donde la vacunación dejó de ser "un sufrimiento". "Lo que es de salud no es de nadie, es de todos", agregó.

¿Cómo agendarse?

Para obtener día y hora de vacunación en Método Abrigo se debe solicitar acceso al grupo de Facebook "Abrigo: inmunizar con amor" y, luego de ser aceptado, solicitar un lugar en la agenda. El propio Martínez es el encargado de coordinar los lugares a través de una llamada telefónica previa donde, además, se prepara al paciente para la inmunización.
REPORTAR ERROR

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...