Personajes > AUTOBIOGRAFÍA

Michelle Obama reveló que sus hijas nacieron por fecundación in vitro

La ex primera dama escribió una autobiografía en la que cuenta intimidades de la pareja; algunas de las más sorprendentes son el nacimiento por fecundación in vitro de sus hijas y un aborto espontáneo 

Tiempo de lectura: -'

09 de noviembre de 2018 a las 19:23

“Me has llenado de orgullo. Has llenado de orgullo al país”, le dijo Barack Obama a su esposa Michelle y no pudo contener las lágrimas. Más de 24 millones de televidentes veían el último discurso público del cuadragésimo cuarto presidente de Estados Unidos esa noche del 10 de enero de 2017, pero él solo tenía ojos para la mujer que había estado a su lado durante los últimos 28 años. 

En ese tiempo hubo momentos en los que se sintió “perdida y sola”, reconoció quien es ahora una de las mujeres más famosas del mundo en una entrevista al programa Good Morning America de la cadena ABC, en la que adelantó detalles de su autobiografía, Becoming, que se publicará este martes en Estados Unidos. 

A través de 426 páginas, la ex primera dama narró cómo llegó a ser quien es hoy. Contó desde su infancia en la zona sur de Chicago hasta su estadía en la Casa Blanca, pasando por los tiempos en que supervisaba a Barack Obama cuando él era un pasante de la firma de abogados en que se conocieron. 

Tal vez una de las confesiones más reveladoras fue que la pareja recurrió a la fertilización in vitro para el nacimiento de sus hijas Malia y Sasha, de 20 y 17 años, ya que luego de sufrir un aborto espontáneo no podían concebir un hijo pese a intentarlo.  

De hecho, los Obama se sometieron a terapia marital para superar este suceso. “Sentía que había fracasado porque no sabía cuán comunes eran los abortos espontáneos, porque es algo de lo que no se habla. Nos encerramos en nuestro dolor, pensando que de algún modo fallamos”, confesó Michelle en la entrevista que concedió a ABC este viernes. 

“El reloj biológico es real. Cuando tendría 34, 35 años me di cuenta de que teníamos que recurrir a la fecundación in vitro. Creo que de las peores cosas que podemos hacer como mujeres es no compartir la verdad acerca de nuestros cuerpos y cómo funcionan”, agregó. 

En las sesiones con el terapeuta descubrió que está “más a cargo” de su felicidad de lo que creía al principio, escribe en su autobiografía. Uno de los motivos por los que más discutía la pareja entonces era que ella tuviera que inyectarse las dosis del tratamiento sola, cuando Barack asumió como senador por el decimotercer distrito de Illinois en 1997. 
 
“La terapia marital fue una de las maneras que encontramos para subsanar nuestras diferencias. Conozco demasiadas parejas jóvenes que sufren y piensan que hay algo malo con ellas. Pero quiero que sepan que Michelle y Barack Obama, quienes tienen un matrimonio excepcional y se aman, también trabajan su matrimonio y piden ayuda cuando la necesitan”, aseguró la ex primera dama en Good Morning America

“Cuando ellos caen bajo, nosotros vamos por lo alto”

Uno de los discursos más recordados de Michelle Obama como primera dama fue el que dio durante la convención del Partido Demócrata en Filadelfia, en 2016, cuando invitó a los militantes a no responder a las provocaciones de los republicanos. “Cuando ellos caen bajo, nosotros vamos por lo alto”, exclamó, seguida de aplausos y alaridos.  

La presidencia de Donald Trump ocupa varios párrafos de Becoming. Algo que no le perdonará jamás al actual mandatario es haber cuestionado los orígenes de su esposo y de ese modo, “poner en peligro” a su familia. "Todo aquello fue una locura llena de mala intención, bajo la que había intolerancia, fanatismo y mucha xenofobia escondida. Era muy peligroso porque estaba dirigido a aumentar el odio de todo tipo de locos”, escribe.

Su cuerpo se paralizó cuando se enteró quién sería el sucesor de su esposo, dice en el libro, pero trató de “bloquear” ese estado. Es que para Michelle Obama, el mensaje de Trump es uno solo y no le tiembla el pulso al perpetuarlo en tinta y papel: “Puedo lastimarte y quedar exento de culpa”. 

Aunque los rumores sobre su posible candidatura a la presidencia cobran peso con el correr de los días, Michelle Obama insistió en que no se presentará a las elecciones presidenciales estadounidenses, que serán en noviembre de 2020. “Nunca he sido fanática de la política y mi experiencia en los últimos diez años no ha cambiado eso. Me desencanta el juego sucio”, reconoció en su autobiografía.

De momento está embarcada en la gira para promocionar el libro, que se espera recaude varias decenas de millones de dólares. Este dinero será donado a varias organizaciones sin fines de lucro, entre ellas la Fundación Obama. 
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...