Economía y Empresas > ENTREVISTA

Murara: "Premisa tendría que ser preservar el empleo sobre el salario"

Para el nuevo presidente de los industriales, esa debe ser la guía para próxima negociación salarial

Tiempo de lectura: -'

20 de diciembre de 2017 a las 05:00

Gabriel Murara es empresario del acero y asumió la presidencia de la Cámara de Industrias (CIU) el mes pasado luego de la renuncia de Washington Corallo. Integra la gremial desde la década de 1990 y fue dos veces vicepresidente. Sostiene que el principal problema de la industria uruguaya es la pérdida de competitividad. Murara afirmó en entrevista con El Observador que el nivel de actividad del sector está en el mismo nivel que hace 10 años atrás y que ese estancamiento se produjo en un escenario de crecimiento salarial. El año próximo se realizará la última ronda de Consejos de Salarios con la mayor cantidad de grupos negociando remuneraciones y condiciones de trabajo. Para esa instancia, Murara entiende que todos los actores que participen de ese ámbito deberán hacerlo con la premisa de mantener los puestos de trabajo.

¿Cómo observó el comportamiento de la industria en los últimos años?
La realidad es que desde 2010 en adelante hemos venido perdiendo competitividad. Hasta 2014 no se notó tanto porque los precios en el mundo de los commodities eran más altos, entonces dentro lo caro que producíamos no nos dábamos cuenta de lo que iba a pasar. En 2014, 2015 y 2016 la industria tuvo una gran caída, sobre todo en 2015 de alrededor de 4% o 5%. Hoy la tendencia es de un 1% o 2% por encima de 2016, pero estamos midiendo con años muy bajos. Si comparamos con 2007 o 2008 estamos en el mismo volumen físico, es como si no se hubiera crecido nada en 10 años. A su vez, si medimos el empleo con 2007 hay un 20% menos aproximadamente. En los últimos tres años hubo unos 16 mil puestos menos de trabajo. La producción cayó y el salario siguió creciendo.

En 2018 se efectuará la última ronda de Consejos de Salarios. ¿Cómo prevé que se desarrollará?
Percibimos y lo deberían percibir todos los actores, que la premisa tendría que ser preservar el empleo. Creo estar diciendo bastante con eso. Ya han habido aumentos muy importantes de salarios todos estos años. Muchos los siguieron cobrando, muchos quedaron por el camino.

Cuál ha sido su relacionamiento con el PIT-CNT?
He ido a la sede de la calle Jackson. Nunca interactúe mucho en el tema laboral porque , tenemos una Comisión de Asuntos Laborales en la cámara que trabaja muy fuerte. Me acuerdo de reuniones en el PIT-CNT. He estado con (el secretario general) Marcelo Abdala o con (el presidente) Fernando Pereira.

Porque este año va a tener que hablar bastante con ellos.
Capaz que ellos tiene que hablar bastante con nosotros para ver cómo hacemos para mantener el empleo. ¿La óptica cual es? Si siguen subiendo los salarios sin productividad se van a perder más empleos. Si prefieren mantener el empleo habrá que hacer ajustes diferentes.

Las cámaras empresariales ya han mostrado su molestia con el aumento de las tarifas públicas. ¿Piensa desde la presidencia de la CIU mantener ese reclamo?
Si ya arrancamos 2018 con aumentos energéticos y otros anunciados seguimos perdiendo competitividad. Antes de la suba la Confederación de Cámaras Empresariales (que reúne a principales gremiales de la actividad productiva) pidió una rebaja en el gasoil de 30% y en la energía de 10%, algo que estaba alineado con los precios de la región. Acá hubo promesas de gobernantes de la administración pasada que se refirieron a un 20% de rebajas de tarifas. Se pide mucho menos de lo que se prometió en aquel momento. No se cumplió. La realidad es que el costo energético bajó. Hoy, por el cambio de la matriz energética y por algunas inversiones en proyectos eólicos, se genera energía muy barata para UTE.

¿Y por qué, entonces, entiende que esa mejora no se traslada a los precios?
Es que ninguno nos beneficiamos de todas esas mejoras. De la matriz energética, de la baja del precio del petróleo de US$ 110 a US$ 50 o a US$ 60. ¿Por qué? Porque evidentemente hay un problema en el gasto que supera todo esto. Lo que digo es que las tarifas tienen que estar relacionadas a su costo. Si hay un gasto en otro lado, evidentemente el gobierno tiene que cubrir sus obligaciones, pero no puede ser que se cargue todo a la producción o a los servicios, que son los que después dan trabajo.

¿Cuál es el principal objetivo industrial para 2018?
Recuperar competitividad y para eso necesitamos varias cosas. Los precios administrados son un problema, la productividad es otro. Es en varios frentes que hay que atacar la competitividad. El dólar también; hasta el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que había atraso cambiario en Uruguay.

Comentarios