Estilo de vida > Comportamiento

No digo que mi perro sea Cupido, pero...

Una historia de amor cuyos protagonistas, desde el primer día, fueron sus mascotas

Tiempo de lectura: -'

30 de mayo de 2020 a las 05:02

Se puede saber mucho sobre un hombre por la manera en que trata a sus perros. Mi exesposo llamaba a Tilly, nuestra labrador mestizo “pequeño monstruo”. La corría de nuestra cama (mientras le daba la bienvenida a nuestro otro perro) porque ella era muy cariñosa conmigo, o al menos eso supuse, y, al hacerlo, lograba castigarnos a ambas.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...