Agro > AGROINDUSTRIA CÁRNICA

Ocho semanas al hilo con suba de precio en el ganado gordo; crece la preocupación industrial

Industriales se manifestaron preocupados por la salud de las plantas frigoríficas, que han procesado un 21% menos que en 2019

Tiempo de lectura: -'

21 de julio de 2020 a las 16:49

La combinación de una oferta que destaca por la escasez y una demanda importante desde la industria frigorífica, el precio de la hacienda gorda subió por octava semana consecutiva.

La falta de ganado para el campo es la respuesta a la valorización de la oferta y eso se debe a dos factores: a la sequía y a la incertidumbre que generó la pandemia de covid-19 (coronavirus) en la entrada del otoño, que hizo que los productores no invirtieran tanto en encierres de corral.

En ese marco, la salud de la industria frigorífica preocupa mucho a los industriales, que han procesado un 20% menos de ganado que a la misma altura de 2019.

Eso, sumado a una baja en las exportaciones, han ocasionado cierres parciales de algunas plantas y el panorama es incierto para el futuro, para la gran mayoría de las empresas.

Precios al alza

El mercado de haciendas gordas con destino a faena aumentó por octava semana consecutiva los precios de las principales categorías.

Los novillos especiales de exportación se valorizaron US$ 4 centavos, hasta US$ 3,43 el kilo; las vacas lo hicieron en US$ 3 centavos, a US$ 3,25; al igual que las vaquillonas que cotizan actualmente US$ 3,35 las mejores.

Esos valores surgieron de la reunión semanal de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), donde el comentario general fue: “Con reducción de faena por escasa oferta, se tonifican los valores”.

Alejandro Zambrano, director de Zambrano & Cía, opinó que esto es netamente un tema de oferta. Desde su punto de vista, la menor oferta de ganado gordo que hay en el mercado responde a varios factores.

Entre ellos enumeró una menor preparación de los productores por la falta de verdeos, “una constante en todo el país”, producto también de un pronunciado déficit hídrico que pegó muy fuerte en gran parte de la zona este, sureste y noreste del país.

Por otro lado, el rematador expresó que la incertidumbre que provocó el coronavirus también tuvo indició en el mercado, dado que la gente no encerró animales ni invirtió “como en un año normal”, explicó.

“Estos factores hacen que hoy haya una menor oferta de ganado gordo y, por ende, que los precios empujen para arriba hace casi dos meses”, concluyó.

Pueden darse nuevas subas

Juan Andrés Dutra, director de Dutra Hermanos, coincidió en que falta ganado preparado de pradera y por eso los valores aumentan.

El consignatario señaló que “hasta entrada la primavera no va a haber ganado de pradera porque no tuvimos otoño” y todo lo que es comida se demoró mucho. Además, señaló que con los fríos intensos el crecimiento de las pasturas está detenido.

“Va a demorar en aparecer la oferta y si la industria pretende faenar va tener que, al menos, mantener los precios y quizás pagar algún centavo más”, explicó.

No obstante, señaló que cuando se comience nuevamente con la faena de ganado de corral, -“el fusible de la industria”, según dijo- cabe la posibilidad de que se compre ganado más barato que lo actual. De todas formas, hizo referencia a que eso tiene una duración no mayor a 15 días. Cuando eso suceda sugirió seguir acomodando los ganados en el campo y esperar a que los valores vuelvan a su línea de aumento.

Preocupación industrial

Daniel Belerati, presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), se mostró muy preocupado por la salud de las plantas industriales, dado que hay industrias que están parando por una significativa baja en la faena (de 21% según dijo) además de una caída en las exportaciones (que supera el 20%).

“No hay oferta y eso ha llevado a que el precio suba. Para adelante desconocemos lo que pueda pasar. Está todo muy complicado. Vamos a ver dónde termina”, señaló el industrial a El Observador.  

Con medio día menos de trabajo por el feriado del 18 de julio, la faena ajustó a la baja respecto a la semana anterior a algo más de 31.000 cabezas, en donde se destacó un incremento de los novillos y vaquillonas, y una baja de la actividad de vacas.

En la semana cerrada el 18 de julio se faenaron 31.252 animales, un 12% menos que los 35.496 de la semana anterior y un 4% más que los 30.015 de un año atrás.

En el acumulado anual la brecha se acorta a 20% por debajo que en el mismo período del año pasado. En lo que va de 2020 se van faenando 1.033.296 cabezas frente a 1.296.223 de reses en 2019.

Reactivación internacional

Según la consultora Blasina y Asociados, la demanda internacional muestra señales de reactivación desde Europa, con incrementos tanto los precios como el volumen de compra de carne vacuna en las últimas semanas. En los principales países de la Unión Europea (UE) a los que Uruguay exporta –Holanda y Alemania– el precio de exportación aumentó significativamente en las últimas dos semanas pasando de US$ 7.857 la tonelada peso embarque a US$ 9.880 en el caso de Alemania y de US$ 8.756 a US$ 10.100 en el caso de Holanda. También se está registrando una mejora en los precios de la carne en China.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...