Carta Lectores

Oposición, ideología y venganza

Tiempo de lectura: -'

29 de junio de 2020 a las 05:02

En un estado de derecho se respetan las decisiones de las mayorías y quienes tienen la responsabilidad y el deber de gobernar, tanto sea desde el Poder Ejecutivo o el Legislativo en general (miembros del gobierno y oposición), lo deben hacer para todos los ciudadanos, sin distinción de partidos, posiciones, ideologías, etc.

En este sentido y en estados serios y maduros, gobierno y oposición deberían entenderse no solo para destinar decisiones al bien común de los habitantes del país sino también para conformar políticas de estado que se traduzcan en beneficios a largo plazo para toda la sociedad.

En nuestro país los dos partidos tradicionales han conformado la base política histórica desde dos vertientes filosóficas diferentes forjando la identidad y valores de este país; desde el siglo XIX y comienzos del XX zanjando diferencias en batallas y revoluciones pero seguidamente cerrando heridas y llagas por luchas sangrientas en pos de un objetivo en común, el futuro de los uruguayos.  

Hoy Uruguay está gobernado y representado por dos coaliciones, una que gobierna y la otra que es oposición.

Mas allá que los primeros meses de gobierno han estado focalizados en controlar la pandemia planetaria desatada en el mes de marzo intentando a su vez reactivar la herencia de una economía agonizante con un déficit fiscal del 5% del Producto Interno Bruto (PIB), niveles de desempleo del 10,5%, inflación del 9,8% y una desnutrida inversión extranjera; se ha intentado dialogar y encontrar acuerdos con la oposición para votar leyes que le ayudarían a encaminar los cinco años de administración, incluyendo cambios en educación, seguridad y otros aspectos que hacen a nuestra sociedad. La primer ley base del gobierno –Ley de Urgente Consideración (LUC)– finalmente fue acompañada por la oposición en el Senado, votando el 51% de sus artículos.

No obstante se ven desde la oposición y en forma constante conductas, acciones y comportamientos que van en desmedro de lo esperado por “todo uruguayo bien nacido” al decir de Wilson Ferreira Aldunate cuando se refería al éxito de gestión que debía deseársele al primer gobierno del doctor Sanguinetti.

Todo es desmerecido y criticable, nada es suficiente, cada cosa es cuestionada olvidándose que hasta hace solo cuatro meses eran ellos quienes conducían los destinos del país, después de 15 años con mayorías parlamentarias, apoyo incondicional de los sindicatos y el respaldo de su masa de simpatizantes.

Se busca lo mínimo que justifique la reacción inmediata, como lo fue en el ultimo caso hasta el cierre de este artículo la llamada telefónica particular de la vicepresidente que viralizó malintencionadamente un empresario de poca monta y que la bancada del Frente Amplio elevó a la Fiscalía para que investigue su contenido, ya que consideran que su contenido puede comprometer la investidura de la vicepresidente.

A nivel de los sindicatos el PIT-CNT ya viene coordinando sus “ataques” a realizar contra una ley que aún no ha sido aprobada en Diputados, pero que ya rechazan totalmente. Fenapes ha intentado violar la laicidad (una vez mas) repartiendo barbijos a sus asociados con la leyenda “EducarNOLUCrar” frente a lo cual el Codicen tuvo que hacer valer los artículos de la Constitución de la República que prohíben este tipo de acciones.

El 21 de junio el Comité Central del Partido Comunista se reunió para debatir la situación internacional y nacional adoptando una resolución que comprende 12 artículos en los que se incluye su llamado a la unidad y la lucha para la emancipación del capitalismo; los eternos ataques a Estados Unidos y solidaridades con lo que ellos llaman pueblos hermanos (Cuba, Venezuela); las culpas al gobierno por crear una situación económica deficiente siguiendo lineamientos neoliberales y sin aprovechar todo lo bueno dejado por los gobiernos del Frente Amplio; su desaprobación a lo que ellos llaman reglamentación de los sindicatos a través de la LUC; las denuncias realizadas en el Mides y ASSE por la actual administración; los llamados desde ya a la movilización y la participación popular para enfrentar toda restauración conservadora y su ajuste neoliberal, incluyendo la LUC y que el camino, según ellos, es el de la acumulación de fuerzas, levantando perspectiva programática y revolucionaria, con una línea unitaria y de masas.

Eso implicaría defender la unidad de las herramientas del pueblo; impulsar y organizar la lucha social por las reivindicaciones inmediatas, y, a la vez, lograr que el Frente Amplio exprese políticamente esas luchas.

Espero que aquellos que adopten posiciones radicales entiendan que la tolerancia hoy en día es propuesta dentro del debate político como la virtud propia de las sociedades pluralistas modernas. Cuando nos referimos a la tolerancia hablamos del acercamiento al otro, su reconocimiento y el respeto a su dignidad.

Para lograr esa sociedad justa, libre e igualitaria que la democracia enuncia, se deben afianzar sus pilares sobre virtudes fundamentales como la tolerancia, la solidaridad y la responsabilidad ya que estas inciden de manera directa en la colectividad al estar dirigidas hacia los otros, dado que no existe ni verdad ni razón absoluta, tal como lo ha demostrado el gobierno en todo el proceso de la LUC.

Sin dudas hay dos perfiles de país totalmente diferentes: por un lado el que eligió la ciudadanía y por el que trabaja y trabajará el gobierno; y por el otro el que pretende la oposición.

Se puede entender, entonces, que el camino será de poco diálogo, poca tolerancia, mucha ideología, poco razonamiento y mucha venganza por no haber obtenido el resultado deseado en noviembre último.

Daniel Hosman Benedetti

 

 

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...