Economía y Empresas > DOBLE VOUCHER

Ópticas cobraron al menos US$ 7.000 de más por prestación del BPS, según nueva auditoría

Son 19 las empresas que deberán devolver el dinero al Banco de Previsión Social y hay otras siete sospechosas 

Tiempo de lectura: -'

24 de septiembre de 2020 a las 05:04

Una auditoría del Banco de Previsión Social (BPS) detectó que 19 ópticas tuvieron irregularidades y cobraron de más $ 292.618 pesos (cerca de US$ 6.900), que deberán devolver al banco, según el informe al que accedió El Observador. A su vez, hay otras siete en las que en principio se constataron irregularidades, pero que siguen siendo investigadas. 

La auditoría se realizó para verificar que las recetas indicadas por los oftalmólogos a beneficiarios y la facturación de los ópticas era la que correspondía. Sin embargo, los resultados muestran que 130 veces se otorgaron doble voucher en lentes bifocales, 67 en lentes comunes y una receta sin timbre profesional.

El período auditado fue entre el 1° de octubre de 2019 y el 31 de marzo de este año. 

El Directorio del banco recibió este miércoles –en su sesión semanal– un informe preliminar, detalló a El Observador la directora Daniela Barindelli. La jerarca indicó que fue solicitada más información.

"Sentimos que nos estaban faltando datos" para "sacar conclusiones más certeras", explicó Barindelli. "Hay que profundizar mucho", agregó.

La directora explicó que una vez que se conozcan los resultados finales de la auditoría se tomarán medidas. Pero, en principio, el dinero de más que facturaron las ópticas deberá ser reembolsado. 

"No se definió nada aún. Lo que sí surge del informe preliminar es que existieron pagos en demasía", subrayó Barindelli. 

La contribución que realizó el BPS es una prestación económica a la que acceden trabajadores de la industria y comercio, construcción, trabajo doméstico y rurales; quienes reciben subsidio por desempleo, enfermedad, complementos del Banco de Seguros del Estado (BSE) o maternidad; trabajadores monotributistas, patrones unipersonales de la industria y comercio y rurales) y cónyuges con hasta cinco trabajadores dependientes; trabajadores del Ministerio de Transporte; docentes del colegio y liceo Elbio Fernández y funcionarios públicos. 

El control se sustenta en la ley 14.407 –que tiene el cometido de propiciar un servicio de medicina y rehabilitación a los trabajadores– y un reglamento de 2015 que regula el otorgamiento de prestaciones sanitarias ortoprotésicas. Este reglamento, firmado por el expresidente del organismo, Ernesto Murro, establece que el BPS otorgará una prestación económica para reducir el costo de la compra de prótesis, ortesis, lentes y asistencias especiales que están incluidas en el catálogo del banco. 

Certificaciones, otra auditoría

Los directores del BPS han realizado varios pedidos de información sobre las prestaciones que brinda el banco, dijo Barindelli. "Los servicios están trabajando para eso, se están acelerando mucho los tiempos de respuesta hacia el Directorio", precisó. 

Otra de las auditorías que efectuó el BPS fue sobre las certificaciones médicas de los afiliados que hubo entre 2018 y 2019. De los 1.119.000 cotizantes que hubo en promedio en ese período, se certificaron 522.618 afiliados activos, concluyó el informe que presentó el presidente Hugo Odizzio en Telenoche

Este dato no implica que todas esas personas certificadas hayan cobrado un subsidio por enfermedad, porque este beneficio se abona a partir del tercer día, explicó Odizzio en ese programa. 

Sin embargo, la auditoría confirmó que hubo afiliados que tenían entre uno y tres días entre dos períodos certificados y que cobraron los días trabajados.

En esos dos años hubo 21 millones de días de certificación. El 17,2% no accedió al cobro de subsidios por enfermedad y el restante 82,8% lo hizo. "Probablemente la mayor parte de esos casos sean trabajadores que sí estuvieron en una situación de enfermedad", dijo el jerarca, aunque comentó que hay "unos cuantos casos" de trabajadores que "burlaron los controles del sistema".

Las patologías que tienen mayores certificaciones son lumbago, diarrea o gastroenteritis, infección aguda de las vías respiratorias, episodios depresivos, causas de morbilidad, colitis y gastroenteritis, influencia y convalecencia consecutiva a cirugía.

En la auditoría se detectaron certificaciones a personas muertas, a menores de 12 años, retroactivas y otras en las que figura que los médicos certificadores son los directores técnicos de los prestadores. "Cuando son menores de edad o son personas fallecidas pueden ser errores de los controles, o de la fecha de nacimiento mal ingresada, o que la certificación se ingresó después del fallecimiento de una persona que estaba internada. Los casos no los hemos visto uno a uno", explicó Odizzio. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...