Fútbol > CLAUSURA

Otro dolor de cabeza de Peñarol con Torque

Empataron 1-1 en un nuevo partido en el que el benjamín de  la categoría complicó al carbonero, cortándole su racha de triunfos

Tiempo de lectura: -'

23 de septiembre de 2018 a las 05:03

Qué tendrá Torque que Peñarol no le puede ganar? Este domingo, el líder del Clausura y la Anual lo recibió en el Campeón del Siglo y nuevamente el benjamín de la Primera división se la puso difícil al carbonero, que estuvo a minutos de quedarse con el triunfo, pero que terminó empatando 1-1.

El partido comenzó con Torque tomando el control de la pelota. Como era de esperar, el equipo del argentino Pablo Marini, que llegaba con historial positivo ante los carboneros con triunfo en los dos anteriores partidos, salió a hacer su juego, fiel a su estilo.

Y en los primeros minutos generó tres jugadas, con un remate desde media distancia que hizo intervenir a Cardozo, y con una llegada masiva que fue de izquierda a derecha y terminó con un centro que Olivera definió alto en el corazón del área chica.

Luego, Darío Pereyra hizo la personal, avanzó uno metros y cuando llegó al área pateó al área, aunque le salió muy suave.

Peñarol dejaba espacios en el fondo y parecía que Torque podía generar peligro en cualquier momento. Además, los carboneros estaban imprecisos y cuando tocaban la pelota atrás, a Cardozo, los delanteros visitantes estaban muy cerca de llegar a pellizcar el esférico y quedar mano a mano.

La primera para el equipo de Diego López fue a los 10’, con un desborde de Canobbio, de los más claros en el conjunto local en el arranque, que Viatri no pudo definir con precisión.

El conjunto aurinegro recuperaba la pelota y la perdía rápido. Le costaba comenzar las jugadas, con Guzmán Pereira confuso a la hora de pasarla y con el Cebolla Rodríguez muy marcado, sin tener momentos destacados.

A los 18’ volvió a llegar Torque con una jugada colectiva que Scotto definió mal en el área.

El Toro Fernández, la figura goleadora de Peñarol en los últimos partidos, entró en acción a los 30’, con una jugada individual en diagonal que culminó con un tiro flojo desde el borde del área.

Con sus puntas bien abiertas, el equipo de Marini hacia su juego y daba la sensación de que cuando aprovecharan un error del fondo aurinegro, que tuvo varios, podrán acercarse al gol. Tuvo una por esa vía, con otro fallo defensivo, pero Olivera remató muy mal.

Peñarol no llegaba con juego pero sí con pelotas quietas. Y en una de ellas, frontal al arco, llegó un centro, ganó por arriba, el balón quedó boyando y apareció el  Toro, de cabeza para marcar el 1-0 en el cierre del primer tiempo.

Esa jugada dejó dos lesionados: Carlos Rodríguez en los locales y Fiermarín en Torque, quienes luego fueron sustituidos. 

En el segundo tiempo, el trámite tuvo más ida y vuelta, con Torque lanzado al empate y Peñarol agazapado de contra.

La visita tuvo una buena combinación con desborde por la derecha, donde comenzó a creer el juego ofensivo de Mauricio Gómez, pero el centro al área por bajo no llegó a conectarlo nadie.
Peñarol tenía espacios y en una contra a velocidad el Cebolla se apuró para definir, intentando por arriba, pero su tiro se fue alto.

Respondió Torque con un centro al área que Rak en vez de cabecear al arco, terminó rechazando. 

Luego, Lores intentó desde afuera pero pateó mal en su última jugada, ya que en su lugar entro Estoyanoff. Iban 66’ y parecía  que Peñarol prefería cuidar el 1-0, sin desordenarse en la defensa, que ir en busca del segundo.

La visita volvió a tener una buena ocasión dentro del área, pero un pie salvó el remate que iba con rumbo de arco.

A los 77’ hubo un momento de tensión en el Campeón del Siglo porque el Toro Fernández cayó al piso y tuvo que dejar la cancha.

Y luego, Sena enmudeció el estadio mirasol al cabecear solo en el área un buen centro de Gómez y poner el 1-1 a los 82’.

El partido entraba en la recta final y la expectativa estaba en si alguno iría por el triunfo.

Peñarol quedó con 10 por una discutida expulsión del Cebolla, otro momento complicado, y poco pudo hacer ante un rival que no le tuvo respeto y que fue el que terminó más decidido a llevarse los tres puntos, sin nada que perder.

Los carboneros, que llevaban seis victorias consecutivas, dejaron dos unidades ante Torque, el rival que le hace doler la cabeza.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.