Fútbol > TEMPORADA 2019

Pablo Bentancur compró El Tanque y en sus manos está el futuro del club

El club vendió acciones al empresario que, para volver a competir, debe aportar US$ 400 mil; negociar una deuda de US$ 1.500.000 con Danubio y pagarle US$ 100 mil al ex técnico

Tiempo de lectura: -'

09 de enero de 2019 a las 05:01

Desencajado. Al borde de un pico emocional. Fredy Varela arrancó con su discurso ante la cámara de VTV: “Yo sé que me critican, solo Dios puede contra mí”.

El Tanque Sisley se salvaba del descenso en una final para el infarto contra Sud América. “Para nosotros es el sumun”, dijo mientras se la escapaba alguna lágrima. Y concluyó: “Se me pudo dar de vuelta que pude llevar al club a mantener la categoría en Primera división”. Pletórico, el presidente de El Tanque Sisley, Varela, atravesó la cancha mientras el micrófono captaba los insultos de fondo.

Sin embargo, lo que ganó en la cancha se perdió afuera. En enero de 2018 Tenfield le retiró el apoyo a Varela y no le dio el dinero tanto veces prestado para cancelar deudas y comenzar una nueva temporada. Esta vez, el Tanque Sisley no se pudo presentar a jugar.

Un año pasó desde entonces. ¿En qué está el club? ¿Canceló las deudas? ¿Cuántos jugadores tiene? ¿Podrá volver a competir?

Víctor Della Valle, fundador y una de las figuras más representativas de la institución, reveló a Referí la situación actual del club que preside Varela.

“Hicimos un acuerdo con Pablo Bentancur al que le vendimos las acciones del club. Él ya ha pagado algo y tiene una opción. Ahora debe US$ 95 mil pero tiene opción de compra de US$ 300 mil. La puede tomar o no. Si Bentancur paga ese dinero nosotros jugamos”, comenzó diciendo Della Valle a Referí.

El fundador del club dijo que hay una serie de inconvenientes a resolver. El más grave es el que se presenta con Danubio, por la venta de Joaquín Ardaiz.

“Ese es un problema extraordinario que Bentancur nos dijo que también se podía arreglar. Con Danubio hay un reclamo de US$ 1.500.000. Ahí puede haber una fórmula y ya lo hablamos con Pablo y (el empresario Marcelo) Simonian para llegar a un acuerdo”, dijo Della Valle.

Y agregó: “Está todo en el aire pese a que tenemos el contrato firmado y garantido, pero dependemos de él (Bentancur). Si no lo hace efectivo, no jugamos. No llegamos a la cifra y no estamos en condiciones de tener el dinero. Sin apoyo de Tenfield ni de otro lado, el club no puede jugar profesionalmente”.

Otras deudas

El problema con Danubio no es el único que debe afrontar El Tanque Sisley. Existe una deuda con la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) como consecuencia del reclamo de técnicos y jugadores.

“Debemos afrontar los que están en la AUF que son unos US$ 400 mil con 10 jugadores y técnicos. Al Tola Antúnez se le deben US$ 100 mil”, dijo Della Valle.

Además, comenta: “Entonces el tema no es solo lo que debemos en la AUF, sino que es ese y un tercero más. Son tres temas los que hay que hay que solucionar para poder jugar. El primero que Bentancur ponga el dinero, el segundo la deuda con Danubio y el tercero los reclamos en la AUF”.

Della Valle reveló a Referí que intentaron comunicarse con el contratista que les respondió que en este momento está ocupado con el tema de la transferencia de Nahitan Nandez a Italia.

Armar un plantel

El club compitió el año pasado en divisiones formativas. Hasta hace poco contaba con un jugador en la selección sub 20, Mauro Brasil, que fue desafectado. “Peñarol tiene el 50% de Brasil y me dijo Fredy Varela que teníamos dos jugadores en la sub 15. Esos también les interesan a Pablo Bentancur”, reveló Della Valle.

Las juveniles del club fueron conducidas técnicamente por el Tiburón Luis Duarte.

Consultado sobre si pueden armar un plantel para competir en el fútbol del ascenso, Della Valle respondió: “Hemos armado mil planteles de la nada. Jugadores libres sobran. Y si no podemos jugar en Primera, las juveniles van a seguir compitiendo”.

La mayoría de los jugador que quedaron libres en enero 2018, tras la decisión del club, pudieron acordar su incorporación a otros equipos. Los que no lo consiguieron fueron al seguro de paro y reclamaron ante la Mutual el dinero del contrato que firmaron.

El fundador del club agregó: “El tema es que para jugar en la B hay que considerar 40 lucas (sic) por mes para tener un cuadrito. El club no las puede poner, yo no las voy a poner porque ya puse demasiado. Antes tenías las recaudaciones de los partidos contra los grandes, Tenfield nos ayudaba y siempre había tres o cuatro que nos daban algún pesito. Pero ahora se terminó Tenfield, se terminó todo y más si estamos en la B”.

Otra visión

Un socio del club, que trabajó junto a otras personas en la restauración del estadio Víctor Della Valle, reveló a Referí que el presidente Varela había convocado a una asamblea para el 20 de febrero, pero la misma fue postergada para el día 26.

El socio, que pidió mantener su nombre en reserva, reveló que el club tiene deudas, pero desconocen los montos y dijo que en una asamblea convocada hace dos años para aprobar memoria y balance, la información sobre el estado de situación del club estaba en una hoja, y uno de los pases que hizo El Tanque Sisley, de Romario Acuña a Gimnasia, no figuraba en el balance.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...