Nacional > Entrevista al líder del Partido Independiente

Pablo Mieres: hay sectores del FA que tienen "un problema serio con la democracia"

El senador dijo que quien gane en 2019 no gobernará solo y adelantó que su partido formará parte de esa coalición

Tiempo de lectura: -'

24 de junio de 2018 a las 05:00

Pablo Mieres parece tener un ojo pegado al calendario. Y en su retina se ve un mes de forma clara: octubre de 2019. El senador y líder del Partido Independiente afirma que mientras en 2014 su agrupación se ofrecía "como una opción parlamentaria" ahora es momento de mostrarse como competidores por el gobierno, que considera que será de coalición a partir de 2020. Mieres debe balancear su rol de senador de centro-izquierda y oposición. Por un lado, no duda en reconocer que el Frente Amplio "tuvo logros" en esta casi década y media al frente del gobierno, pero afirma que "ha bajado la guardia frente a los problemas de transparencia" y eso lo pone "en la vereda de enfrente de una manera muy radical". A continuación, un resumen de la entrevista con El Observador.

Las últimas encuestas sobre popularidad y simpatía lo ubican en un lugar de privilegio. ¿Qué representan esos números para el Partido Independiente?
Una oportunidad. Popularidad no es voto, eso es claro, pero es sí una posibilidad de llegar a un número de ciudadanos mucho más grande que el que nos vota y, por lo tanto, una expectativa de crecimiento. Estamos en una coyuntura muy especial. Hay un gobierno que no logra dar la talla, inerte, con problemas internos. El Frente Amplio (FA) cada vez tiene una diferencia más grande dentro de su propia fuerza, que le impide tomar decisiones. No resuelve seguridad, educación, se acabó la reforma del Estado y ni siquiera está en la agenda, no avanza en la política internacional, la apertura al mundo. Es un final de época. Ahí gana mucho peso cuál es la alternativa y el año que viene el debate va a ser ese: si se quedan o se van. Continuismo o cambio. Y nosotros somos una opción de cambio.

Pero en la campaña de 2014 también se hablaba de continuismo o cambio. ¿Cuál es la diferencia con la de 2019 y qué significa para el Partido Independiente?
Hay dos diferencias, una en el panorama nacional y otra en nosotros. En el nacional, el FA no estaba agotado en 2014. Es más, venía con la ola del crecimiento de la economía, a pesar de una gestión de José Mujica que hoy la vemos y fue-desde algunos indicadores-, muy mala. Pero en 2014 evaluábamos que el gran debate era si tenían o no mayoría parlamentaria. De hecho, nuestro discurso fue "hay que terminar con la mayoría absoluta".

Y en algo les rindió, porque si bien hubo mayoría obtuvieron una banca en el Senado por primera vez.
Exacto, crecimos. En 2014 el Partido Independiente estaba todavía en proceso de crecimiento y se ofrecía a la ciudadanía como una opción parlamentaria. Esto ha cambiado en los dos sentidos. El FA ahora sí está agotado y el resultado de la gestión de Mujica proyectó una sombra que sigue siendo imposible de levantar para este gobierno. De ese lado, ya está. Hizo cosas, porque nosotros algo que como oposición queremos señalar es que en esta casi década y media de gobierno hubo logros, pero lo que hay que hacer ya no lo hicieron y no lo va a hacer sea quien sea el candidato del FA.

"Tengo la esperanza de que el Partido Independiente tenga a otros que provengan de distintas áreas y zonas del espectro político"

¿Por qué piensa eso?
Porque cualquiera que sea (el candidato), el telón de fondo es el bloqueo. Lo dijo bien el astorismo, la estructura de decisión del FA es una en donde el poder de bloqueo de los aparatos más ideologizados y radicales es tal, que predomina y tranca todo. Entonces, el otro cambio somos nosotros. El Partido Independiente creció, maduró y está pronto para ser una opción de gobierno, no una opción parlamentaria. Vamos a pedirle a la gente el voto porque tenemos un crecimiento desde el punto de vista de la maduración, de la propuesta, de las ideas, que permite decirle que somos una opción. Les pedimos el voto para gobernar en una modalidad que va a ser nueva con respecto a los últimos 15 años, que es la coalición. El que gane no va a gobernar solo. El futuro del país es plural, no es de un partido. Se termina la época del gobierno de un solo partido.


¿Eso le conviene al Partido Independiente? ¿Lo fortalece?
Sí porque seremos parte de una coalición posible. Nosotros salimos por lo menos a pelear el gobierno. Somos el que más garantiza además de cambios sustantivos sobre políticas, algo que yo le llamo "el espíritu". Además de cambiar la educación, reformar el Estado, recuperar la seguridad, abrir el país al mundo y mejorar la competitividad, hay que hacer un cambio en la ética y la transparencia de la gestión pública. La gente quiere tener garantías de que las jodas, el favoritismo y el amiguismo se terminan. Se creyeron que con el FA iba a pasar y los defraudó. Los partidos tradicionales tienen eso en el pasado y deberán demostrar que cambiaron. Nosotros le ofrecemos a la gente el compromiso de transparencia.

¿En qué aspectos es más fuerte el Partido Independiente que hace unos años?
En presencia política, en temas, en iniciativa de temas, en equipo de gobierno y programático. El equipo que tenemos es de primer nivel, en cualquier área. No solamente vamos nosotros sino que podemos tener compañeros de ruta, gente que viene del FA y que puede sumar en el partido.

"Edgardo Novick (líder del Partido de la Gente) es el resultado inesperado de un acuerdo entre blancos y colorados"

¿Hay alguien ya en mente?
Hay conversaciones. Yo tengo la esperanza de que el PI tenga a otros que provengan de otras áreas y de otras zonas del espectro político y que de alguna manera comparten estas mismas posiciones y está bueno que vayamos juntos.

¿Cómo ve lo que sucede en el Partido Colorado con Julio María Sanguinetti reapareciendo en la arena política y el economista Ernesto Talvi a punto de anunciar su precandidatura?
Hemos visto en el resurgimiento de Sanguinetti, un discurso restaurador. Por sí mismo ya representa una historia, su discurso remite al pasado, a la restauración de una coalición de los partidos tradicionales y eso no es lo que Uruguay necesita. Por eso yo hago hincapié en que hay que empezar a reconocer que en las épocas del FA hubo cosas buenas y hubo avances. Acá no es cambiar una mitad por la otra.

¿Le da la impresión de que el discurso de Sanguinetti es demasiado crítico?
Es lo que se deduce cuando habla. He escuchado cuando le piden una autocrítica y dice que eso lo hacen los comunistas. Pero los partidos tradicionales fueron desplazados del gobierno por errores propios, además de por circunstancias ajenas, como la crisis de 2002. El FA ahora genera esa misma insatisfacción. Van a ver distintas opciones de cambio y el Partido Independiente que pretende ofrecerles a los ciudadanos es una democracia integradora. El valor de la democracia hay que reivindicarlo porque en el FA no está claro el tema de la democracia. Si no, no se entiende la defensa a Maduro o la incapacidad de cuestionar un régimen corrupto y sangriento como el de Nicaragua. Para una parte del FA, la democracia es un valor instrumental, está subordinada a si el gobierno es de izquierda o derecha. Si es de izquierda, la democracia se convierte en un elemento de segundo orden. Miran para el costado y trancan adentro del FA.


Se refiere a casos regionales, ¿cree que eso puede llegar a reflejarse a nivel nacional?
Hay muchos gestos en la vida cotidiana de representantes del FA que muestran incapacidad de tolerancia. Hay un problema serio con la democracia. Y el otro que tienen es la integración. El gran fracaso de un gobierno de izquierda es no haber logrado recuperar la integración social. Se amplió la brecha en el plano educativo, del empleo y de la vivienda. Y no por no haber tenido plata sino por llevar adelante políticas equivocadas. La pobreza se mide por ingresos, pero la cultura integrada se mide por acceso a empleo, educación, vivienda y ahí el debe es brutal. El énfasis de un cambio implica un esfuerzo muy grande por la recuperación del viejo tejido social que implica que los uruguayos nos reconozcamos a nosotros mismos, que nos volvamos a sentir confiados entre nosotros. Hay una parte minoritaria de la ciudadanía que ha creado una subcultura del delito. Antes ser delincuente era motivo de vergüenza y ahora es el referente principal. Eso se creó en el transcurrir de gobiernos del FA. Y tenemos una ministra de Desarrollo Social que cree que las asignaciones familiares hay que separarlas de obligaciones como que los niños vayan a la escuela, cuando esa es la señal mínima de integración.

Constanza Moreira dijo en una entrevista en Diamante FM que un gobierno de la oposición sería un "Frankestein político" y que son "un rejunte de gente que no se pone de acuerdo más que para hacerle la vida imposible al gobierno"
Pero el FA hoy es eso: un rejunte de gente que piensan todos distintos y lo que hacen es trancar al gobierno. Y hay muchos frentistas que piensan como yo, que están decepcionados y frustrados. Yo aspiro a que esa gente pueda encontrar en el Partido Independiente y eventualmente con socios, una alternativa de cambio, que reconoce las cosas que se hicieron pero que sabe que hay que otra cosa y que el FA tiene que ir al banco de suplentes. La democracia es la alternancia del poder y el FA ya va a tener 15 años de gobierno.

¿Y si Moreira tiene razón sobre un posible próximo gobierno?
No sé cómo se arma el próximo gobierno, va a depender del resultado. Cuanto más peso tengamos nosotros, más chance hay de que la nueva coalición sea de centro-izquierda, sensata, de integración social y de reafirmación de los cambios que hay que hacer. A la corta o a la larga, y más bien a la corta, es un requisito indispensable de una sociedad diferente: la educación. Ahí el libreto está escrito, es EDUY 21. Lo que hacen es demostrar en negro contra blanco el fracaso de la política educativa del gobierno del FA. Yo dije el día que se lanzó el libro, que firmaba al pie.

¿Cómo podría el Partido Independiente aprovechar a EDUY 21?
Es que si nosotros gobernamos, EDUY 21 va a ser la política educativa. En seguridad, refortaleceríamos las seccionales para recuperar el poder policial en los barrios. Hemos dejado los territorios vacíos. Hay que volver al territorio. Las políticas sociales serían promocionales y no asistencialistas y el cambio en las condiciones penitenciarias serían una prioridad. Si no construyo las condiciones de la rehabilitación, no hay seguridad futura, como dice el comisionado parlamentario, Juan Miguel Petit. Y queremos ofrecerle a Uruguay apertura al mundo.

"La gente quiere tener garantías de que las jodas, el favoritismo y el amiguismo se terminan. Se creyeron que con el Frente Amplio iba a pasar y los defraudó"

¿Cómo es el diálogo con EDUY 21? ¿Es asiduo?
Muy fluido. Saben que hemos estado siempre al firme.

Ellos no quieren politizarlo.
No, por supuesto. Y está bueno eso, el Partido Colorado también ha dicho que apoya a EDUY 21, Pablo Da Silveira en nombre del Partido Nacional dijo lo mismo. Me parece bárbaro. En la presentación también estuvo José Carlos Mahía, del FA. Eso es buenísimo.

¿Cómo se está parando como oposición? ¿No se está tirando más hacia la derecha? No me refiero a sus propuestas, sino a su rol como oposición.
El FA lo ha hecho tan difícil. Por ejemplo, pensé que íbamos a tener socios (de ese partido) cuando saltaron los líos de ANCAP, pensé que iban a haber sectores que iban a levantar la voz, que iban a decir que era una barbaridad y sin embargo cerraron filas y defienden todo. Ese es el gran tema, ha bajado la guardia frente a los problemas de transparencia y eso me pone en la vereda de enfrente de una manera muy radical. Eso es una distancia y la democracia leída en términos de "no condena a gobiernos que son de izquierda, por ser de izquierda". El FA tiene una lógica, de "unidos vamos a ganar, si nos dividimos perdemos", entonces vale la pena sostener cualquier cosa. Se tragan cualquier sapo por la unidad, porque creen que los va a mantener en el poder. Pero creo que la unidad los está llevando al fracaso. Están bancando cualquier cosa. Eso me distancia enormemente.

Una característica de esta época preelectoral es que hay mucho movimiento dentro de los partidos. ¿Cómo le juega eso al Partido Independiente?
Nosotros estamos consolidados, tenemos esa ventaja y la estamos aprovechando. Estamos trabajando ya pensando en la campaña del 2019 y el objetivo del 2018 es tener el candidato y el programa de gobierno.

Las encuestas no les vienen dando mucho crecimiento. ¿Confían en que mejoren?
Las encuestas nos dan cosas variadas. Promediándolas todas, el partido hoy está marcando un promedio de 4%, que es tres veces más de lo que teníamos en 2013 a esta altura. Es muy auspicioso. En dos semanas hubo una encuesta que nos dio 2% y otra 6%. Las posibilidades del PI son muy auspiciosas y con la posibilidad de sumar adhesiones y ser una opción de cambio.

¿Edgardo Novick (líder del Partido de la Gente) puede ser un competidor fuerte para ustedes?
Yo creo que no. Mi impresión es que Novick compite con el conglomerado de blancos y colorados. Ahí es donde está el debate. Incluso me parece que el ingreso de Sanguinetti a la política es un problema para Novick más que para nosotros.

¿Por qué?
Porque Sanguinetti recupera la esperanza del voto colorado tradicional que creo que es el mayor componente de apoyo a Norvick. Es hijo del Partido de la Concertación, que es una concepción de blancos y colorados. Por eso es un elemento ajeno al espacio político nuestro, es el resultado inesperado de un acuerdo entre blancos y colorados.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...