Tool box > aplicaciones

Pagos online: con un click o un celular, sin moverse de casa

Ahora podemos pagar casi todo por Internet, con algunas limitaciones y un universo atomizado de servicios. Pero llegó Paganza, una aplicación que convierte tu celular en escáner. El banco móvil

Tiempo de lectura: -'

07 de febrero de 2013 a las 00:00

Cada vez que me dan ganas de protestar porque tengo que ir a pagar alguna cuenta recuerdo la época (¿cinco o seis años atrás?) en que había que ir a cada ente para pagar la factura del mes. A UTE para pagar UTE, a Antel para pagar Antel, a OSE para pagar OSE, a cada banco para pagar la tarjeta de crédito. Y así…Entonces se me van las ganas de quejarme, al menos a viva voz, pero me queda la molestia de sentir que los mecanismos de pago online que tenemos son los mismos que en países desarrollados se usaban en 2003.

La buena noticia: en esto últimos meses mucho ha cambiado de la mano de los servicios públicos y privados, de los bancos, de algunas redes y sobre todo, de la mano de una nueva aplicación que permite pagar una cuenta desde tu teléfono usando la cámara de fotos como escáner de código de barras.

Cuando leen sobre mi protesta muchos estarán pensando que es injusta; el débito automático –ya sea directo de la cuenta de banco o desde una tarjeta de crédito- es una gran herramienta que existe desde hace bastante tiempo y que nos ha traído una gran cuota de comodidad en esto de pagar las molestas facturas mensuales. Pero es una de las herramientas posibles dentro de un universo de servicios que hoy en día ofrece Internet y que no siempre están disponibles en Uruguay. Y como todas tiene sus limitaciones, como por ejemplo que no siempre se puede elegir el momento exacto en que el cliente quiere pagar la factura (según su fecha de cobro).

El mercado evolucionó enormemente: ahora podemos pagar en las cadenas de pagos (Abitab, Redpagos), en los supermercados y hasta en los cajeros automáticos. Pero qué lindo que es –para mí al menos- pagar sin moverme ni un centímetro y con el esfuerzo "enorme" de hacer click sobre un botón virtual. De estas opciones hay cada vez más, aunque en la mayoría de los casos está atomizadas: hay que ir a diferentes sitios web para pagar el BPS o la DGI, por ejemplo. Desde hace pocos días se puede pagar una patente de cualquier parte del país en la página del Sucive (¿recuerdan las colas que había que hacer para pagar la patente?).

De estos ejemplos, por suerte cada vez hay más. Pero cada sitio web en el que se puede pagar tiene sus propias reglas y sus propios “socios” para efectuar el pago (bancos, tarjetas, etc), algo que lógicamente comenzará a ampliarse en los próximos meses. Por dar solo un ejemplo, la patente se puede pagar directamente por Internet si el usuario tiene cuenta en el Banco República, Santander, BBVA o Lloyds TSB. El sistema conecta directamente con los sitios web de esos bancos y quien paga utiliza su usuario y contraseña (datos que quedan encriptados y a los que el Sucive no tiene acceso) de su cuenta de bancaria. Algo similar sucede con el resto de los servicios. A nivel público casi todo se puede pagar online (excepto OSE).

Una nueva aplicación desarrollada en Uruguay permite pagar (casi) todas las cuentas imaginables utilizando solamente el smartphone y una cuenta bancaria. Paganza fue pensada originalmente para iPhone, pero ya está también disponible para Android. Luego de que se descarga la app tu celular se convierte en un escáner, casi casi como el que usa la cajera del super. La cámara de fotos es la encargada de “leer” los códigos de barra que se incluyen en las facturas, tanto públicas como de servicios privados. El sistema funciona en aparatos que tengan cámara con autofoco, lo que incluye los iPhone del 3G en adelante, así como los iPod Touch y el iPad 3. Lo mismo en el caso de muchos celulares con Android.

Por ahora el sistema permite pagar más de 100 servicios, entre ellos Antel, Ute, OSE, BSE, Impuesto Primaria, BPS y la Intendencia de Montevideo, además de casi todas las tarjeta de crédito, mutualistas, servicios de cable y de telefonía móvil (y hasta El Observador si te suscribís). No tiene ningún costo para quien usa la app. Solo hay que apuntar la cámara al código de barras y seguir las instrucciones para pagar una cuenta en segundos.

Antes de comenzar a usar el sistema el usuario debe registrarse e indicar cuáles son las cuentas bancarias de las cuales se debitará el dinero a pagar, para lo cual es posible elegir una en pesos y una en dólares. Por ahora el sistema solo funciona con Itaú, pero Paganza está punto de habilitar otros tres bancos y seguramente pronto incluirá al resto. Una vez seteado el sistema ya no hay que ingresar más datos. Paganza se conecta con la institución bancaria pero no toma los datos que el usuario usa para acceder a sus cuentas, por lo cual no “ve”ningún detalle de lo que hay en esas cuentas.

La factura a escanear puede estar impresa pero Paganza incluso capta el código de barras desde una pantalla: por ejemplo si tenés una cuenta en PDF y la abrís en tu computadora o tableta también podés pagarla sin imprimirla. En los cuatro meses que llevo usando esa aplicación me siento cada vez más aliviada; es de uso sencillo y lo único a lo que hay que estar atento al principio tiene que ver con las fechas de vencimiento. Paganza necesita que la mayoría de las facturas se programen para ser pagadas un día antes de su fecha de vencimiento, para así procesar el débito de la cuenta bancario. En algunos casos se necesita algún día más (con las facturas de BPS, por ejemplo). El sistema envía siempre un mail al usuario en el que cual confirma qué día será pagada la cuenta y otro cuando esta efectivamente quedó paga.

En algunos pocos casos el sistema no lee correctamente el código de barras de la empresa, pero el usuario siempre puede optar por ingresar el código numérico, un proceso más trabajoso –porque suelen ser largos- pero que también permite efectuar el pago sin moverse de casa o de la oficina.Bonus track

Bonus track

Si sos de los que no confiás en Internet o en el celular para pagar tus cuentas, pero ya te entendés bien el cajero automático, la aplicación para iPhone ¿Dónde está el cajero? ubica los que están más cerca de tu posición actual, usando el sistema GPS del celular. El usuasio puede ajustar el sistema para que le muestre los que están a menos de 500 metros, a 1 o 2 kilómetros. Todavía no hay app conocida que te diga si cuando llegás habrá plata o será hora de recargar al bendito cajero. Funciona para todo Uruguay y lista los cajeros tanto de Banred como de RedBrou.

Bonus track II

Otro sistema que utiliza celulares -aunque sólo los de Antel- es Bit$, un servicio que permite hacer giros (para eso hay que tener cuenta en el Brou), recargar minutos o pagar el estacionamiento municipal en Montevideo (además del Brou se puede asociar el teléfono a Visa). Seguramente seguirá creciendo para incorporar otros servicios y tipos de pago.

Comentarios