Nacional > investigación administrativa

Para el Ministerio de Defensa, el robo de combustible fue "tan grave como sorpresivo"

La cartera se enteró del robo de combustible en una base aeronaval el viernes, poco antes de que cinco militares y un civil fueran detenidos en el marco de una investigación iniciada en julio de 2019  

Tiempo de lectura: -'

13 de enero de 2020 a las 12:13

La Armada Nacional inició una investigación administrativa para determinar responsabilidades sobre el robo de miles de litros de combustible de la base aeronaval capitán Carlos Curbelo, en Maldonado, por el que este domingo la Justicia dio 30 días de prisión preventiva a tres funcionarios del Comando de la Aviación Naval y determinó el arresto domiciliario de un cuarto funcionario acusado.

La investigación estará liderada por el comandante de Infantería Marina, Marcos Saralegui, anunció este lunes en conferencia de prensa el ministro de Defensa interino, Andrés Berterreche. Allí se buscará "determinar las responsabilidades administrativas del personal involucrado ante estos hechos delictivos", señala un comunicado divulgado por la Armada. 

La cartera liderada por el ministro José Bayardi se enteró de lo que pasó en la base aeronaval recién el viernes, poco antes de que la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas resolviera detener a cinco militares y a un civil a partir de la información recabada en el marco de una investigación iniciada en julio de 2019. "Es tan grave como sorpresivo que haya pasado esto y nos enteremos después", afirmó Berterreche. 

El Ministerio de Defensa pedirá a la fiscal de Maldonado Ana Dean, quien tomó el caso, y a la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas que faciliten la información de la que disponen para que eventualmente poder encontrar responsabilidades administrativas en la interna de la Armada a partir de la investigación. La secretaría de Estado espera concluir con las averiguaciones antes del 29 de febrero, cuando terminará este período de gobierno, y para ello está previsto que declaren oficiales y personal subalterno en una comisión investigadora creada para este fin. 

En concreto, el Ministerio de Defensa quiere dirimir si el robo de combustible fue producto de que "los controles (previstos) no son suficientes" o si hubo gente que los evadió con la complicidad del personal de la Armada, según dijo Berterreche. No hay indicios de que haya oficiales implicados, en principio, pero si los hubiera serían sancionados.

Los cuatro militares formalizados este domingo, además de estar sujetos a lo que resuelva la Justicia, recibirán sanciones por parte del ministerio del que dependen. "Se va a tomar recaudos de analizar la información previa y se citará a declarar a cada uno de los que se considera que tienen responsabilidad", adelantó el ministro interino, que también dijo que lo investigado hasta ahora tan solo es "la punta de la madeja". 

Desde julio de 2019 miles de litros de combustible fueron robados de la base aeronaval, según la investigación de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas, que este domingo detuvo a cinco militares y a un civil. Cuando inició la investigación, se presumía que los funcionarios entregaban el combustible a organizaciones vinculadas con el narcotráfico, pero la Justicia entendió que no había pruebas suficientes para ello. 

Después de que los militares declararan, la fiscal Dean solicitó que tres de ellos fueran formalizados con prisión preventiva por 90 días.

La jueza a cargo del caso, en cambio, concedió la prisión preventiva por 30 días para los militares investigados por el delito de asociación para delinquir en concurrencia fuera de la reiteración y el delito continuado de peculado. El otro militar, acusado de un delito continuado de peculado, tendrá arresto domiciliario nocturno. El civil fue formalizado por el delito de receptación.

Dean indicó este domingo en rueda de prensa que la investigación “es compleja” y que aunque no se pudo determinar la conexión de los militares con las organizaciones, sí se pudo comprobar la sustracción y comercialización del combustible. Además, agregó que no hay ninguna evidencia de una relación directa entre los funcionarios de la Armada y el narcotráfico, aunque sí con intermediarios. 

La investigación por parte de la Brigada de Drogas empezó en julio de 2019 y todas las pruebas parecen indicar que las maniobras venían con anterioridad, incluso que el negocio fue heredado de un militar fallecido, explicó la fiscal del caso.

Dean explicó que fueron miles los litros de combustible robados, dentro de los cuales hubo robo de nafta, gasoil y también de nafta para aeronaves. A su vez, agregó que pueden llegar a pasar unas 40 personas pertenecientes a la base naval a declarar.

La fiscal aclaró que no hay mandos superiores involucrados, pero sí intermedios, entre los cuales hay un suboficial. Las actuaciones intentarán determinar el destino a los particulares del combustible robado.  

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...