Estilo de vida > Artes plásticas

Picasso en Montevideo

Cerca de 40 obras llegan desde París

Tiempo de lectura: -'

21 de julio de 2018 a las 05:05

Picasso-Mundo es el programa que surgió desde el Museo Picasso de París con el fin de llevar distintas obras del pintor y escultor español, Pablo Picasso, a lugares donde se expuso poco o nada de él. Uno de esos lugares es Uruguay que, además de estar entre los siete países elegidos para llevar adelante el programa, será la primera parada con la muestra que inaugura el 29 de marzo de 2019.

Dentro del Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV), 600 metros cuadrados de la sala 5 serán abrazados por casi 40 pinturas de Picasso; la más grande roza los dos metros de largo. Al lado, en la sala 4, convivirán junto con documentos, videos y una línea del tiempo que contextualizarán la creación del artista obras del uruguayo Joaquín Torres García.

La exposición atravesará los trabajos de Picasso desde comienzos del siglo XX hasta los años 70 y si bien la pintura será la protagonista, hay posibilidad de que haya algún dibujo y alguna escultura, según adelantó a El Observador, Enrique Aguerre, director del MNAV.

La selección de cuadros –que aún no está cerrada– está a cargo de Emmanuel Guigón, director del Museo Picasso de Barcelona y curador de la muestra en Uruguay. La mayoría de estas piezas vendrán desde el museo parisino y dos o tres, serán del barcelonense.

Por lo general, cuando llegan grandes muestras de arte a Uruguay lo hacen como parte de un recorrido itinerante. Pero esta vez, los cuadros vendrán desde Francia especialmente al MNAV y desde aquí, se irán directo a su lugar de orígen. Es una muestra única y planificada para este país.

Aunque hace años llegó una exposición de grabados de Picasso, está será la primera vez que se expondrán pinturas, lo que implica acercar al ojo uruguayo, la exquisitez de trazos y pinceladas en tamaño real de quien participó y trascendió varios de los movimientos de vanguardia de las artes plásticas del siglo XX.

El director del MNAV contó que los primeros diálogos en torno a esta muestra comenzaron en octubre de 2017 y que gracias a la voluntad política de ambos Estados, y a los diálogos establecidos entre el embajador francés en Uruguay, Hugues Moret, y el embajador uruguayo en Francia, Guillermo Dighiero, fue posible la materialización de este anhelo.

Más allá de las negociaciones, la situación actual del MNAV hace que el espacio del museo sea el propicio para recibir una muestra internacional; la magnitud de la exposición de Picasso exige varios requisitos en materia de seguridad, iluminación, dimensiones y logística. En ese sentido, Aguerre manifestó que el museo cuenta con lo necesario pero que, de todas formas, con la certeza de que la exhibición será visitada por multitudes, desde el MNAV tendrán que trabajar sobre cuestiones de logística internas que van desde el accionar del personal, los horarios, la comunicación y la seguridad hasta cuestiones externas como el transporte y la consideración de la cantidad de turistas que llegarán.

Traer estas pinturas y exhibirlas supone costos muy elevados de publicaciones, concesión de derechos y funcionamiento del mismo museo, por lo que se maneja la posibilidad de cobrar la entrada para ingresar a la sala que albergue las piezas del artista. No así al resto del museo que, en esos días, también recibirá una gran exposición de Pedro Figari, pintor uruguayo.

Aguerre destacó la dirección de Lauren Le Bon en el Museo Picasso de París y opinó que la apertura de la colección a otros lugares a través de Picasso-Mundo es, además de un acto de generosidad, un hecho cultural fundamental, porque no todas las personas tienen la posibilidad de viajar. Para el director del museo compartir patrimonio es una de las formas de democratizar el arte.

Desde artistas hasta escolares

Desde artistas que pueden apreciar minuciosa y técnicamente la obra de Picasso, hasta niños que carecen de los filtros que tienen los adultos y pasan directo a la forma y color, desde el MNAV se espera que esta sea una experiencia enriquecedora para un público diverso.

"La llegada de este artista marcará la ciudad y será de gran aporte para la cultura visual, que pese a ser la que manejamos todo el día, nos hace mucha falta trabajar. Las imágenes no son inocentes, son construidas y tienen un por qué. Con Picasso se puede ver eso claramente", concluyó Aguerre.

Torres García, Picasso y una relación tensa

Radicado en Barcelona, el pintor, escultor, y teórico de arte, Joaquín Torres García, fue contemporáneo de Pablo Picasso, por eso tendrá un lugar en la sala próxima a donde se exhibirán las pinturas del español.

Pero sus pinturas no entrarán en diálogo ya que, según explicó Aguerre, a nivel personal, la relación fue tensa por las fuertes personalidades de ambos.

Entre los documentos que se exhibirán, se podrán ver algunas cartas dirigidas a Torres García que, entre otras, cuentan con la firma de Picasso.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...